Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

¿Qué vacuna covid de refuerzo genera más anticuerpos? Un estudio lo desvela

La respuesta de los anticuerpos es esencial para la protección contra las enfermedades infecciosas víricas, ya que sólo los anticuerpos neutralizantes pueden impedir eficazmente la penetración inicial de un patógeno.

La vacuna frente a la covid-19 de Pfizer
La vacuna frente a la covid-19 de Pfizer
José Miguel Marco

La conveniencia de vacunarse frente a la covid-19 ha sido objeto de múltiples estudios desde el inicio de la pandemia, y la generalización de la pauta completa se extendió de manera mayoritaria al primer refuerzo; actualmente, mucha gente que no se había administrado el segundo lo ha hecho, en el convencimiento de que las vacunas bivalentes son eficaces para pelear contra la variante ómicron y la mayoría de las subvariantes identificadas de la ómicron. Uno de los argumentos más refrendados es la eficacia acumulada en la generación de anticuerpos para quienes han optado por al menos un refuerzo.  

Un equipo de investigadores de la Friedrich-Alexander-Universität Erlangen-Nürnberg y de la Universitätsklinikum Erlangen (Alemania) han realizado nuevos hallazgos sobre la maduración de anticuerpos específicos contra el virus del SARS-CoV-2 tras múltiples vacunaciones con la vacuna de Pfizer. La respuesta de los anticuerpos es esencial para la protección contra las enfermedades infecciosas víricas, ya que sólo los anticuerpos neutralizantes pueden impedir eficazmente la penetración inicial de un patógeno.

Estos anticuerpos bloquean los sitios de unión en la proteína de superficie del virus que son necesarios para el acoplamiento al receptor celular y, por tanto, para la captación en la célula. Además, los anticuerpos pueden limitar la propagación del virus en el organismo mediante funciones adicionales. Estas funciones dependen en gran medida de la subclase correspondiente de la molécula de anticuerpo.

En la investigación, publicada en la revista científica 'Science Immunology', los investigadores han demostrado que se forma un mayor número de anticuerpos de la subclase IgG4 tras repetidas vacunaciones con la vacuna de Pfizer.

Hasta ahora, en el contexto de las enfermedades infecciosas víricas sólo se había investigado un número reducido de estos anticuerpos, que suelen considerarse antiinflamatorios por ser bastante escasos. Este apasionante descubrimiento en el campo de la inmunología plantea nuevas cuestiones sobre la maduración de los anticuerpos.

La capacidad de los anticuerpos IgG4 para neutralizar con éxito el virus del SARS-CoV-2 y su variante sigue siendo la misma, una capacidad que no diferencia a esta clase de anticuerpos de la subclase IgG1, que son los que se forman con más frecuencia.

La vacunación sigue siendo eficaz y ofrece una muy buena protección frente a los casos graves, como se ha demostrado en los ensayos clínicos. Además, no hay pruebas de efectos adversos en el curso clínico de una infección por el SARS-CoV-2 tras varias vacunaciones con ARNm.

Sin embargo, en el contexto del enorme potencial de las vacunas de ARNm para su uso en enfermedades infecciosas, así como para tumores y enfermedades autoinmunes, es aún más importante que se comprendan plenamente las respuestas inmunitarias desencadenadas.

Los investigadores puntualizan que se necesitan más estudios para averiguar qué mecanismos inmunológicos son responsables de la inusual producción de anticuerpos IgG4. Durante estos estudios, será interesante investigar si este tipo de anticuerpo se forma con otras vacunas de ARNm y si podrían ser significativas para la progresión de las infecciones víricas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión