Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

¿Qué es la cataplexia, enfermedad que padece Jordi Évole? ¿Tiene cura?

Este padecimiento sobreviene con las emociones fuertes en aquellas personas que lo sufren.

Jordi Évole sufre un ataque de cataplexia en directo en 'El Intermedio'
Jordi Évole sufre un ataque de cataplexia en directo en 'El Intermedio'
La Sexta

La revelación del periodista Jordi Évole acerca de su cataplexia desató hace dos años un interés sobre este trastorno de salud, consistente en la debilidad repentina de los músculos generada por una emoción fuerte, normalmente la risa o el llanto, aunque la ira o el miedo también pueden causarlo. Évole, popular por sus años en el programa ‘Salvados’ en La Sexta, desveló su padecimiento hace dos años en una entrevista con su colega de profesión Pablo Motos en ‘El Hormiguero’ de Antena 3; un año después, en el mismo espacio, sufrió un leve episodio de cataplexia en directo. Este jueves 18 le volvió a ocurrir en ‘El intermedio’, de la Sexta, mientras hablaba con el conductor del espacio, El Gran Wyoming.

Qué es la cataplexia o cataplejía

La cataplexia o cataplejía está en el umbral de los trastornos del sueño, ya que dependiendo de la virulencia de los ataques puede derivar en desmayo, aunque normalmente no se llega a perder el conocimiento. Es algo súbito, e incontrolable hasta que la emoción que lo dispara se templa. De hecho, es literalmente una entrada brusca en el llamado sueño paradójico o de movimiento ocular rápido, conocido como REM (Rapid Eye Movement) por sus siglas en inglés. Normalmente los episodios no superan el minuto y medio, y los más leves se pasan en apenas unos segundos. También pueden causar problemas transitorios en el habla y la visión. Es fundamental que los pacientes aprendan a identificar los síntomas previos al episodio para tratar de estar sentados o echados, y no encontrarse realizando actividades que puedan ser peligrosas cuando llegue un ataque, como conducir un vehículo.

Causas y tratamiento de la cataplexia

La cataplexia se debe al déficit de la hormona orexina o hipocretina en el líquido cefalorraquídeo. Los episodios llegan por la inhibición de las neuronas motoras en la médula espinal, que causan la pérdida del control muscular. En cuanto al origen, no está claro, ya que puede ser genética, pero también derivar de lesiones, tumores, infecciones o incluso la temida ELA. La cataplexia no se puede curar, pero sí tratar; lo más habitual es emplear el oxibato de sodio, además de dosis controladas de estimulantes. El sueño ordenado y las siestas también ayudan a controlar mejor el problema.

Etiquetas
Comentarios