Despliega el menú
Comunicación

Jordi Évole sufre un ataque de cataplexia en directo en 'El Intermedio'

El periodista pasó de la risa a casi el desfallecimiento, ante la atónita mirada del Gran Wyoming 

Évole sobre la mesa del plató de El Intermedio
Évole sobre la mesa del plató de El Intermedio
HA

"¿Pero qué le pasa a este hombre?". Así reaccionaba el Gran Wyoming este jueves en el programa 'El Intermedio' al ver a su invitado, Jordi Évole, apoyado sobre la mesa, incapaz de incorporarse. El periodista catalán hablaba sobre su documental 'Eso que tú me das', protagonizado por el fallecido cantante Pau Donés, que se estrenará el próximo domingo en La Sexta tras su paso por las salas de cine. Tras compartir bromas y piques con Wyoming, Évole pasó de la risa a casi el desfallecimiento, ante la atónita mirada del presentador. Enseguida se recuperó y explicó lo que le había sucedido. "Sufro cataplexia. Es una enfermedad que cuando te ríes a veces pierdes el tono muscular. Yo me medico y todo eso, pero es que tú me haces mucha gracia", dijo.

El exconductor de 'Salvados' ya había explicado este problema de salud durante una entrevista con Pablo Motos en El Hormiguero, donde también sufrió una pequeña crisis en pleno directo.

Este jueves, Évole quiso aprovechar el momento para volver a dar visibilidad a esta dolencia neurológica. "Es una enfermedad que sufre mucha gente y no me gustaría frivolizar, pero aprovecho para contar que esta enfermedad existe y es jodida. Pero en mi caso no lo es tanto, es un grado medio" explicó, asegurando que él la lleva bien. 

Ante una nueva carcajada de Évole, Wyoming continuó bromeando sobre el tema: "Se nos va a caer este... Seguridad, ponga unos cojincillos", pidió divertido.

La cataplexia o cataplejía es un trastorno neurológico asociado con la narcolepsia. Se manifiesta al experimentar una fuerte emoción, en este caso la risa (aunque puede estar también vinculado al llanto, la ira o la vergüenza), y produce una pérdida repentina de tono muscular que puede durar pocos segundos y varios minutos, y en los casos más graves puede causar desmayos. 

Se asocia a un déficit en el hipotálamo de neuronas productoras de hipocretina, un neurotrasmisor que se influye en problemas de sueño.

Aunque es una enfermedad rara que no tiene cura, se controla con medicación.

Etiquetas
Comentarios