Despliega el menú
Sociedad

Jordi Évole, Brad Pitt y otros famosos con enfermedades raras

Varios famosos que sufren dolencias que tienen una baja prevalencia en la población ayudan a dar visibilidad a estas alteraciones de la salud.

Jordi Évole, Brad Pitt y otros famosos con enfermedades raras
Jordi Évole, Brad Pitt y otros famosos con enfermedades raras
HA

El ataque de cataplexia de Jordi Évole en directo en 'El Intermedio' ha puesto el foco en una enfermedad que el periodista padece desde hace dos años. Évole quiso aprovechar el momento para dar visibilidad a esta dolencia. "Es una enfermedad que sufre mucha gente y no me gustaría frivolizar, pero aprovecho para contar que esta enfermedad existe y es jodida. Pero en mi caso no lo es tanto, es un grado medio" explicaba en el programa de La Sexta.

No es el único personaje famoso que padece una enfermedad rara o poco frecuente. Este tipo de dolencias son aquellas que tienen una baja prevalencia en la población. Para ser considerada como rara, cada enfermedad específica sólo puede afectar a un número limitado de personas (a menos de 5 de cada 10.000 habitantes). No obstante, las poco frecuentes afectan a un gran número de personas, ya que según la Organización Mundial de la Salud existen cerca de 7.000 enfermedades raras que afectan al 7% de la población mundial. En España existen más de 3 millones de personas con enfermedades poco frecuentes.

Entre los famosos hay varios ejemplos: el actor estadounidense Brad Pitt padece desde hace años prosopagnosia, una enfermedad que consiste en la imposibilidad de reconocer los rostros de las personas. Él mismo lo reveló en una entrevista publicada en ‘Esquire’ en 2013, en la que mencionó que en su caso podría haber aparecido a causa del consumo de drogas. Este trastorno se produce por una especie de desconexión entre la vista y el cerebro.

Angelina Jolie, ex de Pitt, hizo público en 2017 que sufre una enfermedad que le afecta a los músculos de la cara. Su nombre es Parálisis de Bell y habría empezado a sufrir sus síntomas a raíz de su divorcio. Esta enfermedad provoca que los músculos de la cara se debiliten y se paralicen. Suele afectar a un lado del rostro, impidiendo también cerrar el ojo.

En 2020, el presentador de televisión Jorge Fernández decidió sincerarse sobre la enfermedad que padeció. Perdió 10 kilos y causó la alarma entre sus seguidores por su notable cambio físico. El presentador explicó entonces que se trataba de la enfermedad de Lyme, causada por la picadura de una garrapata. La cantante canadiense Avril Lavigne sufrió la misma enfermedad en 2014.

El humorista y también presentador Juan y Medio reveló en 2019 que había perdido su tan contagiosa sonrisa a causa de una enfermedad crónica en la piel muy poco conocida: vitíligo. Esta enfermedad causa manchas blancas en la piel por la falta de pigmentación y, por el momento, no tiene cura. Se desconoce qué es lo que la causa, aunque gracias a casos como el del actor Jon Hamm (‘Mad Men’), se sabe que las personas que la tienen pueden desarrollarla a raíz del estrés.

El actor de ‘Stranger Things’ Gaten Matarazzo fue operado por cuarta vez en 2002 debido a la displasia cleidocraneal, una rara enfermedad que sufre y que, entre otros efectos, provoca alteraciones en el proceso de formación de los dientes. El joven intérprete, quien interpreta a Dustin en la popular serie, nació con un trastorno raro cuyos rasgos más destacados son un crecimiento óseo ausente o anormal de las clavículas y los dientes, y su personaje ficticio protagoniza escenas en la serie educando a sus amigos al respecto e informándoles en qué consiste.

La estrella televisiva Kim Kardashian se derrumbó en 2019 al conocer que dio positivo en lupus tras practicarse un test de anticuerpos, un momento que fue retransmitido en su ‘reality show’. Karsahian había revelado anteriormente que desde hace un tiempo sufría varios síntomas relacionados con la artritis, unos de las consecuencias más comunes de la enfermedad causada por el lupus.

La presentadora Carme Chaparro reveló en 2017 que padece el síndrome de Ménière, una enfermedad rara que a afecta a 3 de cada 1.000 adultos entre 25 y 65 años. Esta enfermedad provoca síntomas como vértigos, zumbidos, silbidos, dolor o presión en uno de los oídos. Se origina por un aumento del líquido endolinfático en el oído interno afectado por este trastorno y es una de las causas habituales de pérdida de audición. “Yo vivo así. Con un pitido constante, como una emisión en alta frecuencia. De día es soportable. De noche no tanto. Por el oído derecho casi no tengo audición. Y no hay más remedio que acostumbrarse”, explicaba la periodista en sus redes sociales cuando dio a conocer su dolencia.

Etiquetas
Comentarios