Salud
Suscríbete por 1€

Heraldo Saludable

salud

Uno de cada cinco pacientes con cáncer no está siendo diagnosticado 

La Sociedad Española de Oncología Médica alerta de que la covid se comporta como un "agujero negro que absorbe recursos".

Pruebas de diagnóstico de cáncer, en el laboratorio
Pruebas de diagnóstico de cáncer, en el laboratorio

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) estima que el año pasado se dejaron de diagnosticar uno de cada cinco casos de cáncer en España debido a la saturación sanitaria producida por la covid. Todo ello representa "un impacto negativo en la supervivencia y paliación", en palabras del presidente de la organización, Álvaro Rodríguez-Lescure. Con motivo de la presentación del informe 'Las cifras del cáncer en España 2021', el presidente de la sociedad científica sostuvo que los datos de dicho descenso obedecen a los meses de la primera ola del coronavirus. Como nada hace pensar que la situación se haya revertido y los centros sanitarios siguen sufriendo la presión asistencial del SARS-Cov-2, Rodríguez-Lescure adujo que los infradiagnósticos se siguen produciendo.

Para el dirigente de la SEOM, si la incidencia del cáncer en España se eleva a 276.000 nuevos casos al año, y la tendencia en la caída de diagnóstico se cifra en un 21%, se puede decir que el número de personas que no han sido diagnosticadas oscila en torno a las 60.000 personas. A Rodríguez-Lescure le preocupa que con los retrasos que se están sufriendo haya un aumento de casos de cáncer en estadios avanzados. "La covid se comporta como un agujero negro que absorbe los recursos humanos, terapéuticos, diagnósticos y técnicos; por todo ello, la actividad diagnóstica del cáncer, en cuestión de biopsias, radiologías, colonoscopias y citologías, entre otras, se ha visto disminuida", alegó.

Los oncólogos están persuadidos de que el estrés del sistema, sobre todo en atención primaria, provoca que exista un muro entre los pacientes y la sanidad. Pese a las dificultades para obtener cita, la SEOM dice que no hay que darse por vencido y exigir la atención a que se tiene derecho. "Que no sea el miedo, al menos, lo que te paralice, ya que se han establecido circuitos en todos los ámbitos. Hay que tener paciencia e insistencia, no podemos decir otra cosa", remachó el presidente de la SEOM.

En 2021 habrá 276.239 nuevos casos (158.867 nuevos en hombres y 117.372 en mujeres). Una de las principales razones de este continuado incremento de la incidencia en mujeres, como ya se vio reflejado en el informe de 2019, es la subida del número de casos de cáncer de pulmón, motivada por la extensión del hábito tabáquico. No por casualidad el cáncer de pulmón es el tercer tumor con mayor afectación de mujeres, después del de mama y colorrectal.

A la vista de esta situación, lo previsible es que otros cánceres relacionados con el consumo de tabaco, como el de vejiga urinaria y cavidad oral y faringe, experimenten un ascenso. Estos datos no difieren de los que se registran en países de nuestro entorno, si bien en Europa las estimaciones indican que la mortalidad femenina por cáncer de pulmón en mujeres es superior a la de cáncer de mama desde 2016. Por eso la UE se plantea en un plan estratégico que en 20 años haya una Europa sin tabaco.

Incidencia por sexos

Los cánceres más frecuentes en 2021 en los españoles serán los de próstata (35.764 nuevos casos), colorrectal (25.678), pulmón (21.578) y vejiga (16.578). A mucha distancia, les siguen los cánceres de cavidad oral y faringe (5.725), hígado (5.039), riñón (5.003), los linfomas no Hodgkin (4,897) y los cánceres de páncreas (4.571) y estómago (4.506).

En mujeres, los más diagnosticados serán los de mama (33.375) y colorrectal (17.903) y en tercer lugar se sitúa ya el de pulmón (7.971), seguido del cáncer de cuello uterino (6.923). El envejecimiento de la población o la exposición a factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, la obesidad y el sedentarismo explican el crecimiento sostenido de este tipo de enfermedades.

"No existe un nivel seguro de alcohol, sustancia que incrementa el riesgo de cáncer incluso con ingestas bajas. Además, se produce un efecto sinérgico con el hábito tabáquico: al combinarse el consumo de alcohol con el tabaco, el riesgo de desarrollar carcinomas orales, de orofaringe o de esófago se multiplica por 30", advirtió Rodríguez-Lescure.

Por lo demás, la supervivencia neta a cinco años de los pacientes diagnosticados en el periodo 2008-2013 en España fue del 55,3% en hombres y del 61,7% en mujeres. Pero también el cáncer fue responsable de 113.000 defunciones el año pasado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión