Despliega el menú
Internacional

Europa se marca como meta un continente sin tabaco en veinte años

El nuevo y ambicioso plan contra el cáncer de la UE financiará medidas para extender a todos los países las terapias más innovadoras y avanzadas.

El Ministerio de Sanidad cifra en un 32,3% el porcentaje de fumadores en la población española (32,8 % en 2005).
Europa se marca como meta un continente sin tabaco en veinte años
Freepik.

"El compromiso de la UE es no dejar piedra sin remover en la lucha contra el cáncer". Con esta ambición resume la Comisión el futuro Plan Europeo para Vencer al Cáncer que tiene casi acabado y que ahora deberá enriquecer con sus aportaciones el comité especial creado en septiembre a tal efecto en el Parlamento de Estrasburgo.

El plan, respaldado por los miles de millones de euros que recibirá de los fondos europeos de salud, investigación, reconstrucción y cohesión, describe medidas legislativas y acciones concretas para apoyar, coordinar o complementar los esfuerzos de los Veintisiete en todos los estadios de lucha contra esta enfermedad: prevención, diagnóstico precoz y cribados, tratamiento, y calidad de vida para pacientes, supervivientes y cuidadores.

Es la respuesta más potente de Bruselas en tres décadas contra un mal que cada año mata a 1,3 millones de europeos y provoca 2,6 millones de nuevos enfermos. Si el continente no toma nuevas medidas, habrá un 25% más de casos en 2035 -cuando sería ya la primera causa de muerte-, y lo sufrirá hasta el 40% de la población. Una predicción que puede agravarse, pues el colapso por la covid ha reducido los diagnósticos precoces.

«El plan definitivo debe acelerar la investigación y permitir el acceso igualitario a los tratamientos en todos los estados, pero también ser la estrategia común de toda la UE para la próxima década», ambiciona Nicolás González Casares, eurodiputado socialista y ponente en el comité 'Vencer al Cáncer'. "Además de buena atención, debe incluir medidas fiscales, sociales y laborales para mejorar la vida de pacientes y familiares", añade Dolors Montserrat, europarlamentaria popular y también una de los 33 miembros de este comité especial.

La estrategia, de la que ya existe un borrador casi definitivo, contempla una fuerte batería de acciones preventivas. No es de extrañar si se tiene en cuenta que el 40% de los cánceres son evitables con hábitos de vida saludables. Una de las acciones más llamativas es la que pretende reducir los fumadores casi a la nada (a menos del 5%) para 2040. Para lograr "una generación sin tabaco" -causante del 27% de cánceres y del 90% de los de pulmón- prevé incrementar los impuestos y extender las zonas sin humo a espacios públicos al aire libre, tanto para pitillos como para cigarrillos electrónicos.

Cerco a la contaminación

Con el mismo fin, propone subir los impuestos al alcohol -15% de las muertes por cáncer en hombres y 30% en mujeres-, dejar de estimular su consumo con el programa de promoción de productos agrícolas, y aumentar las intervenciones sobre bebedores excesivos en centros de salud, de trabajo, y sociales.

Para mejorar la dieta y reducir la obesidad propone bajar el IVA a alimentos saludables y subirlo a azúcares y refrescos, y retirar los apoyos comunitarios a la carne roja y las carnes procesadas. También quiere reducir desde 2022 la tasas máximas de micropartículas PM2,5 -procedentes del tráfico y la quema de petróleo y carbón- a casi un tercio, y vacunar en esta década contra el virus del papiloma humano, que provoca cáncer de cuello de útero y de faringe, al 90% de los ciudadanos en riesgo.

Como medida estrella de detección precoz, cofinanciará en toda la UE la extensión al 90% de la población de riesgo de los cribados frente a tumores de mama, colorrectales y de cuello de útero. Contribuirá a esta tarea, y a mejorar los tratamientos, la iniciativa que pretende llevar el diagnóstico por imagen de alta precisión y fiabilidad a todos los rincones del continente. Esta medida, como el resto de las siguientes acciones, busca extender a todos los países los análisis y terapias más avanzadas contra los tumores (biopsias líquidas, genómica, inmunoterapia, medicina personalizada).

A la interconexión y generación de sinergias entre investigadores y profesionales de todos los territorios contribuirá la creación de un centro europeo coordinador de conocimientos sobre el cáncer; la implantación de una red continental de centros oncológicos integrales -debe haber uno por cada 5 millones de habitantes y en 2030 atender al 90% de los pacientes- que acerque el mejor diagnóstico y tratamiento -incluidas enfermedades raras y metástasis- a cada casa; la puesta en marcha de una plataforma médica que compartirá los perfiles de cáncer de millones de europeos para fijar modelos de tratamiento exitosos y válidos para casos similares; y un paquete de reformas que persigue el acceso general a fármacos novedosos y efectivos, con precios asequibles.

Etiquetas
Comentarios