Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

salud

El uso de benzodiacepinas, relacionado con un mayor riesgo de embarazo ectópico

En un embarazo ectópico, el embrión comienza a desarrollarse fuera del útero, generalmente en una trompa de Falopio.

Embarazo
Entre las semanas 24 y 32: ese es el mejor momento para una ecografía 5D.
Unsplash

Las mujeres que usan una clase de tranquilizantes llamados benzodiacepinas antes de quedar embarazadas tienen un mayor riesgo de embarazos ectópicos, según un estudio sobre casi 1,7 millones de mujeres que publica 'Human Reproduction', una de las principales revistas de medicina reproductiva del mundo.

La investigación encontró que el riesgo de un embarazo ectópico, donde el embrión comienza a desarrollarse fuera del útero, generalmente en una trompa de Falopio, fue 50% más alto en mujeres que habían completado una receta de benzodiacepinas en los 90 días anteriores a la concepción.

Los embarazos ectópicos ocurren en uno o dos por ciento de los embarazos cada año y son una emergencia de salud grave para las mujeres. Son responsables del 6-13% de las muertes relacionadas con el embarazo. También pueden provocar complicaciones graves e infertilidad.

Aunque se sabe que las infecciones pélvicas, el uso de tecnología reproductiva, los dispositivos intrauterinos, el tabaquismo y el aumento de la edad son factores de riesgo para embarazos ectópicos, aproximadamente la mitad de las mujeres que tienen un embarazo ectópico no tienen un factor de riesgo conocido.

La doctora Elizabeth Wall-Wieler, investigadora postdoctoral de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, que dirigió la investigación, señala que "la mayoría de los estudios que estudian el uso de medicamentos como las benzodiacepinas en el embarazo se centran en el efecto sobre el niño".

"A mí me interesa el impacto que tienen estos medicamentos en la salud de la mujer, y descubrí que aunque el uso de medicamentos específicos en torno a la concepción podría estar afectando al sistema reproductivo, no había ninguna investigación sobre el uso de medicamentos psicotrópicos en el riesgo de un embarazo ectópico --añade--. Ello a pesar de que se ha comprobado que el uso de benzodiacepinas en el embarazo está asociado con el aborto espontáneo, resultados adversos del nacimiento y el desarrollo del niño".

La doctora Wall-Wieler y sus colegas analizaron datos de reclamaciones de seguros de salud de Estados Unidos sobre 1.665.446 embarazos en mujeres de entre 15 y 44 años entre el 1 de noviembre de 2008 y el 30 de septiembre de 2015. De estos, el uno por ciento de las mujeres completaron al menos dos recetas de benzodiazepinas por un total de suministro mínimo de diez días en los 90 días anteriores a la concepción.

Un total de 30.046 (2%) embarazos fueron ectópicos y 17.990 (1%) fueron para mujeres que tenían una prescripción de benzodiacepinas antes de la concepción. "Esto se traduce en 80 embarazos ectópicos de más por cada 10.000 embarazos entre las mujeres expuestas a la benzodiazepina en comparación con aquellas que no estuvieron expuestas a la benzodiacepina antes de la concepción", explica la doctora Wall-Wieler.

Para verificar si el uso de benzodiacepinas o la afección médica que se está tratando puede estar involucrado en el riesgo de embarazo ectópico, los investigadores realizaron dos análisis separados en mujeres diagnosticadas con ansiedad o insomnio.

Los investigadores enfatizan que sus hallazgos muestran solo que el uso de benzodiacepinas está asociado con un mayor riesgo de embarazo ectópico y no que causen la afección. "Para las mujeres con condiciones de salud específicas, como ansiedad o insomnio, las benzodiacepinas pueden ser una parte importante de su tratamiento; sin embargo, se desconoce mucho acerca de lo seguro que es usar estos medicamentos para las mujeres que quedan embarazadas --recuerda--. Este estudio muestra que las que usan las benzodiacepinas cuando quedan embarazadas tienen un mayor riesgo de tener un embarazo ectópico".

"Al identificar las opciones de tratamiento, las mujeres y sus proveedores de atención deben comprender los beneficios y riesgos asociados con las opciones de tratamiento, y deben estar disponibles más opciones que hayan demostrado ser seguras para usar antes y durante el embarazo ", continúa la doctora Wall-Wieler.

Los investigadores sugieren que los proveedores de atención médica podrían considerar la realización de una ecografía pélvica temprana para las mujeres que han usado benzodiacepinas antes de la concepción, particularmente si tienen otros factores de riesgo para la afección. Sin embargo, muchas mujeres no saben que tienen un embarazo ectópico hasta que comienzan a experimentar dolor u otras complicaciones.

El coautor, doctor Deirdre Lyell, profesor de Obstetricia y Ginecología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, apunta que "para las mujeres que usan benzodiacepinas, es importante que los proveedores estén al tanto del riesgo potencialmente pequeño de un embarazo ectópico, y se debe aconsejar a las mujeres sobre los posibles síntomas del embarazo ectópico, como la aparición temprana de manchas de sangre y el dolor en la parte baja del abdomen. La ecografía temprana y los análisis de sangre con hormonas del embarazo pueden ayudar a identificar si un embarazo es ectópico o no".

Ver otras noticias de salud

Etiquetas
Comentarios