Salud

Heraldo Saludable

SALUD 

Esta es la razón por la que deberías estar a oscuras cuando vas al baño

Los efectos negativos de las pantallas llegan también al cuarto de aseo. Conviene desterrar cualquier impacto negativo sobre esta necesidad fisiológica en la que se liberan endorfinas, las hormonas de la felicidad. 

Baño
Un ritmo intestinal normal se sitúa en un máximo de tres deposiciones al día o un mínimo de tres deposiciones semanales.
Freepik

Aunque en los baños públicos no es igual que en casa (a no ser que compartas piso), las necesidades fisiológicas aparecen cuando menos te lo esperas. Sin embargo, sí hay algo que se puede hacer en cualquier lugar (a menos que el cuarto de baño tenga sensor de luz) y que resulta muy beneficioso para el organismo: ir al baño a oscuras. Así lo asegura el periodista Zak Jason de la revista estadounidense 'Wired'. 

El redactor ha llegado a esa conclusión después de sentir una necesidad tan urgente de ir al baño que no le permitió siquiera encender la luz. Tras analizar esta situación, Jason culpa a las pantallas de su (hasta ahora) mal tránsito. ¿Por qué? Ahora, la mayoría de personas acuden al retrete acompañados de sus teléfonos móviles. Esto anima a estar más rato sobre la taza del váter, lo que multiplica las posibilidades de contraer enfermedades gastrointestinales. Además, hay estudios que aseguran que esta moda de pasar por el retrete teléfono en mano supone una gran exposición a las bacterias (y no solo gastrointestinales), ya que aseguraron que el 16% de los móviles contenían material fecal. Y no, el remedio no es lavarse las manos después, aunque sean el foco de contagio del 80% de las enfermedades

¿Cómo mejorar el tránsito intestinal? 

Ya sea con la luz apagada o encendida, ir al baño es beneficioso para el organismo. Además de favorecer el correcto funcionamiento del tránsito intestinal, durante el proceso se liberan endorfinas, las hormonas de la felicidad. De ahí que muchas personas sientan la sensación de placer y liberación tras pasar por el baño. Sin embargo, los ritmos intestinales no siempre son tan regulados como deberían y menos en verano, época en la que la rutina y los hábitos cambian y afectan a la actividad del cuerpo. Pero, ¿cómo se puede favorecer su actividad? 

1

Con la alimentación 

La fibra es uno de los nutrientes esenciales que promueven una correcta actividad intestinal, además de ayudar a controlar el peso. Por ello, es fundamental incluirla en la dieta a través de alimentos como las almendras o el chocolate negro. La piel de frutas y verduras y el café (en su justa medida) también pueden contribuir en este aspecto. 

2

Con la rutina 

Entre las recomendaciones para llevar una vida saludable, beber agua y practicar ejercicio son dos de las premisas constantes. También lo son con todo lo relacionado con favorecer el tránsito intestinal. Además, y aunque en verano resulte más complicado, lo adecuado es establecer rutinas y horarios regulares. 

3

Con la lista de la compra 

Cuando se trata de dietas o de intolerancias hacer la compra no es sencillo. Sin embargo, merece la pena invertir tiempo en escoger los alimentos más adecuados para cada situación. En este caso, es recomendable decantarse por las versiones integrales de los alimentos. 

Etiquetas
Comentarios