Salud

Heraldo Saludable

medicamentos

Paracetamol e ibuprofeno (con y sin receta): los riesgos de automedicarse

La ley dice que se podrán imponer sanciones de entre 3.000 y 6.000 euros a los farmacéuticos que la incumplan. Los profesionales sanitarios se ponen firmes para advertir de este problema: "no más vista gorda".

Varias cajetillas de paracetamol e ibuprofeno en una farmacia de Zaragoza. El círculo en la parte superior de estas indica la prohibición de dispensarlas sin receta.
Varias cajetillas de paracetamol e ibuprofeno en una farmacia de Zaragoza. El círculo en la parte superior de estas indica la prohibición de dispensarlas sin receta.
P. B. P.

"La dosis de paracetamol de 400 mg sería más que suficiente para un adulto y en caso de que se amplíe esta cantidad debe hacerse bajo prescripción médica". Lo dicen fuentes oficiales del Colegio Oficial de Farmacéuticos y lo corroboran los profesionales sanitarios consultados por la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos, que fija los límites de una práctica extendida entre la población: automedicarse. La normativa establece que los profesionales "dispensarán con receta aquellos medicamentos que la requieran", y eso incluye fármacos tan socorridos como el paracetamol (1g), Ibuprofeno (600 mg), Omeprazol, algunos jarabes o antihistamínicos para las alergias.

Según datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, existen "suficientes medicamentos (con y sin prescripción médica)" que contienen ibuprofeno (108 con receta y 55 sin receta) o paracetamol (143 con receta y 98 sin receta), como para que "no haya problema en atender una u otra parte de la demanda por parte de las farmacias". La normativa a este respecto -aseguran- no es nueva. "Respecto a la venta de ibuprofeno o paracetamol con receta no ha habido ningún cambio reciente por parte de la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). El último cambio fue el paso a receta del paracetamol de 1 gramo hace unos dos años y medio (excepto presentaciones con pocos comprimidos). La Agencia confía en las actuaciones de todos los profesionales sanitarios y en su capacidad para solucionar las situaciones excepcionales desde el criterio de un agente formado para ello", puntualizan desde el Ministerio.

Farmacéuticos y médicos advierten del riesgo de automedicarse

La ley establece que se impondrán multas de entre 3.000 y 6.000 euros a los farmacéuticos que se salten la normativa, y estos piden campañas de concienciación para evitar encontronazos con el paciente, quien desconoce los riesgos de automedicarse con fármacos tan extendidos en las casas para tratar síntomas puntuales como puedan ser el catarro, la gripe, el dolor de cabeza o el dolor menstrual. "Hay gente que lo usa de diario y para todo, y es una problemática muy grande. Tenemos que luchar muchas veces con ellos porque nos parece que el paracetamol o el ibuprofeno son cosa de botiquín, que no causan problemas, y este arraigo en las casas hace que se tomen como gominolas, y no es así", advierten desde una farmacia de Zaragoza.

"Hay que luchar con la gente porque es una práctica extendida en las casas. El paracetamol y el ibuprofeno se toman como gominolas"

Desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos reconocen que la normativa está muy presente en todas las farmacias y aseguran cumplirla a rajatabla, aunque no siempre es fácil por la insistencia de algunos pacientes. "Está perfectamente estipulada la sanción. La población tiene que saber que no es que no queramos; no podemos darlos. La ley nos lo impide y está velando y protegiendo la salud de las personas", subraya Mercedes Arias, vocal de Atención Farmacéutica del COFZ

A juicio de esta profesional sanitaria, existe un gran desconocimiento en este tema en cuanto a los riesgos que entraña. Por eso, aconseja preguntar siempre al farmacéutico o al médico. "La automedicación nunca es buena. Tiene riesgos tanto a nivel de tensión arterial como renal, etc. Los profesionales sanitarios queremos que nos pregunten. En lugar de 'dame este fármaco', lo deseable es que se informen sobre lo más adecuado. Y a partir de ahí valoramos si podemos dar un producto de indicación farmacéutica o si hay que derivar a esa persona al médico", añade esta profesional, quien reconoce que a veces toca lidiar con algunos pacientes. "Ante casos violentos tenemos que estar firmes y sobre todo dar educación y formación. La clave está en que la población tenga conocimiento de que los medicamentos son algo son algo muy efectivo y que solucionan problemas muchas veces, pero en un momento dado también pueden ser perjudiciales si no se toman de manera adecuada", advierte esta farmacéutica al hablar de las contraindicaciones e interacciones que pueden causar ciertos fármacos convirtiéndose en un "problema adicional de efectos secundarios" para el paciente.

La dosis de paracetamol "adecuada" para un adulto es la de 400 mg

Dolores de cabeza, menstruales, gripes y catarros disparan la demanda de estos medicamentos que, según indican en las farmacias, se piden siempre para "procesos agudos y síntomas menores" que son autolimitados y puntuales. "La dosis de paracetamol en adultos es de 400 mg cada 8 horas, que se puede dar sin prescripción y sería más que suficiente. El paracetamol con receta se prescribe sobre todo a personas mayores, con artrosis, para controlar un dolor crónico, pero cambia la indicación", explican.

El círculo en la parte superior de las cajetillas indica la prohibición de dispensar estos medicamentos sin receta médica.
El círculo en la parte superior de las cajetillas indica la prohibición de dispensar estos medicamentos sin receta.
P. B. P.

Para no confundirlos, las cajetillas de medicamentos que requieren prescripción medica van señalizadas con un pequeño círculo en la parte superior de estas, y las farmacias -según la normativa- no pueden dispensar ningún fármaco sin receta que lleve ese símbolo. "Cualquier automedicación por un síntoma menor, que es un proceso autolimitado, no tendría que superar lo que es un proceso agudo. Si tengo un dolor generalizado o estoy enfriada, hay que tomar el de 400 mg e igualmente no más de 7 días, en tiempo limitado", insiste esta farmacéutica que pone otro ejemplo cercano: las visitas al dentista. "Una cosa es tomar algo de manera puntual -si ha habido una intervención dental o una inflamación que durante un tiempo se puede tomar y está contemplado con prescripción médica de ibuprofeno 600 cada ocho horas-, y otra hacerlo a diario. No se puede ir a las farmacias pidiendo un omeprazol sin receta o un paracetamol de 1 gr en cajas o envases grandes. Estos medicamentos deben tomarse siempre en un tiempo limitado y bajo prescripción médica", sentencia. A Mercedes Arias, como al resto de farmacias consultas, les gustaría que hubiera una mayor sensibilización con este tema. "Hay que evitar la automedicación sin una indicación farmacéutica o una prescripción médica. La normativa ya estaba, y se cumple. Pero de eso se tiene que concienciar la gente", subraya. 

"Tenemos la idea errónea de que tomando más dosis va a ser más efectivo y lo que aumenta en ese caso son efectos secundarios"

A juicio de la farmacéutica Raquel García, secretaria del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, existe la idea "errónea" de pensar que tomando más dosis de un medicamento este va a ser más efectivo; y lo que aumenta en estos casos -advierte esta profesional- son los efectos secundarios. "El paracetamol y el ibuprofeno tienen un uso muy generalizado y estábamos siendo más laxos y flexibles hasta ahora porque eran de los fármacos más prescritos. Pero hay que diferenciar varias cosas", alerta esta farmacéutica, quien precisa que el hecho de que ciertos envases no necesiten prescripción no quiere decir que sean inocuos. "El paciente debe hacer un uso racional de los mismos y no pasar de la dosis diaria recomendada; utilizar siempre la dosis mínima que necesite y durante el mínimo tiempo posible. No hay que tomárselo 'por si acaso'", añade.

Interacciones y contraindicaciones del paracetamol y el ibuprofeno

En este sentido, la doctora Belén Lomba, vocal de Atención Primaria del Colegio de Médicos, hace hincapié en la necesidad de acudir al médico para tener acceso a los medicamentos de forma segura. "No se pueden tomar de cualquier manera: hay que tener una pauta y un seguimiento, que tiene que especificar en la receta un médico. Si aumentamos la dosis de paracetamol al día podríamos tener problemas hepáticos. La gente intenta banalizar la sanidad y no se debe actuar así ni con fármacos ni con patologías", puntualiza esta doctora al señalar algunas de las contraindicaciones y efectos secundarios que se producen por un uso inadecuado de estos fármacos. "Se adquieren muchas veces porque las consultas están llenas o porque se tiene acceso, pero sea lo que sea debe haber un diagnóstico, un seguimiento y una prescripción adecuadaParece que son medicamentos que no tienen importancia y la tienen, por el riesgo de lesiones gástricas que pueden ocasionar incluso en pacientes que toman antiagregantes. No se puede abusar de ellos y no hablemos ya de hipertensos... Sobre todo ello tiene conocimiento el profesional médico que prescribe y conoce al paciente y el farmacéutico que los dispensa", destaca esta médica. 

Los profesionales sanitarios precisan que suelen prescribir ambos fármacos cuando hay fiebre y en patologías determinadas. "El paracetamol es analgésico y el ibuprofeno es también antiinfalamatorio. Hay que prescribirlos con un control médico porque puede ser que no pase nada o que ese medicamento -que tienen efectos secundarios- interactúe mal con lo que ese paciente está tomando. Puede haber alergias, patologías hepáticas, renales... En el caso del ibuprofeno potencia la tensión", advierte Lomba. 

Los farmacéuticos alertan también de otro mito muy extendido: el pensar que el omeprazol -otro de los genéricos más demandados- es un "protector" gástrico. "Hay una falsa creencia de tomarlo porque sirve para si un día salgo y hago una comida más copiosa, y no es así", puntualizan. "El omeprazol tiene una indicación para la cual tiene que estar prescrito y para tomarlo de manera puntual hay otros fármacos como los antiácidos que se pueden comprar sin receta", apostillan desde el COFZ.

Paracetamol e ibuprofeno con receta: ¿están financiados?

La duda reside muchas veces en qué fármacos están financiados por la Seguridad Social y cuáles no. En principio, desde el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza informan de que un ibuprofeno y un paracetamol con receta están incluidos en casi todas las presentaciones y formatos; de modo que el paciente pagará según su copago (jubilados, pensionistas, etc.) lo que corresponda. Ahora bien, que necesite receta médica no quiere decir que vaya a estar financiado. "Puedes necesitar un medicamento con receta y pagar el 100%. Un jarabe de codeína, por ejemplo, necesita prescripción médica pero no tiene subvención por parte del Ministerio. El hecho de que no tenga receta tampoco quiere decir que no tenga efectos secundarios o que sea más inocuo. Es un tipo de regulación que es diferente a efectos de la financiación", concluyen desde el COFZ.

Etiquetas
Comentarios