Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

cine. ocio y cultura

Pilar Palomero: "En el colegio y en casa no se habla de sexo de manera natural"

Protagonizada por Carla Quílez y Ángela Cervantes, se estrena la segunda película, ‘La maternal’, de la realizadora en el Festival de San Sebastián

Pilar Palomero (Zaragoza,1980) está muy feliz con 'La maternal'.
Pilar Palomero (Zaragoza,1980) está muy feliz con 'La maternal'.
Toni Galán.

¿Cómo ha sido la experiencia de la segunda película? ¿Le pesó la responsabilidad y el deseo de hacerlo aún mejor?

No es algo que me haya condicionado mucho porque como durante la promoción de ‘Las niñas’ yo ya estaba desarrollando el proyecto y casi en preproducción; mentalmente yo no hacía esta comparación. Ni tenía la sensación de reto por delante. Así que me lo he tomado con bastante calma.

¿Cómo vivió el rodaje?

El rodaje en Aragón y Cataluña ha sido muy bonito. Todo lo que tiene que ver con la humanidad del proyecto porque hemos trabajado con jóvenes que tienen problemáticas adolescentes, y sus historias han tenido un peso muy importante en la película. Y luego, a nivel humano por parte de todo el equipo, ha sido algo precioso: he sentido en todo momento que estábamos todos remando en la misma dirección, que había una confianza absoluta, algo que agradecí muy sinceramente. Sí que ha sido muy diferente de ‘Las niñas’…

¿En qué sentido?

En ‘Las niñas’ me sentí como una niña más en el rodaje y aquí el rodaje ha sido igualmente divertido, pero más serio.

También quizá por el tema, ¿no? Se enfrenta a adolescentes con problemas, con riesgos de exclusión y con el conflicto, siendo tan jóvenes, del embarazo.

Tenía muy claro que quería enfrentarme a este tema con mucho respeto, y por eso desde el primer momento me rodeé de personas que me pudieran contar esta realidad tal cual es, más grave y frecuente de lo que nos pudiera parecer. No he querido imaginar nada ni inventar nada ni llegar a ningún tipo de conclusión, sino mostrarla tal cual la he visto y me la han contado.

Ha dicho que es un tema social grave, social y con mucha repercusión. ¿Es así?

Sí… Esto fue una de las cosas que me impulsaron a desarrollar el proyecto. La productora Valérie Delpierre me sugirió una película sobre adolescentes embarazadas porque ella tiene una amiga que es educadora social y le habló de esto. Yo me acerqué con prejuicios. A raíz de conocer a chicas que habían sido madres muy jóvenes, con 14, 15, 16 años, me di cuenta del tabú que hay sobre el tema, de los prejuicios que existen, y luego te metes en unas historias asombrosas. Al final un embarazo en la adolescencia es responsabilidad de todos como sociedad. Hay situaciones muy extremas que no conocemos y que suceden cada día.

¿Qué historias la han conmovido?

A mí lo que más me ha conmovido es la parte luminosa de todo esto: en las mujeres que he conocido, que fueron madres jóvenes, he visto en ellas a unas mujeres superfuertes, un ejemplo a seguir de lucha, fortaleza y superación. Y también he sido consciente de lo importante que es la terapia. Es importante que existan estos servicios y que podamos acceder a ellos.

‘La maternal’ está conectada con ‘Las niñas’. Trata la maternidad y la relación de madre e hija, las actrices Ángela Cervantes y Carla Quílez. ¿Por qué le obsesiona? ¿Tiene buena relación con su madre?

Ja ja. Mi madre ha sido clave en mi vida, nos llevamos de maravilla y he pasado un verano increíble con ella. Solo les tengo cosas que agradecer a mi madre y a mi padre, ya fallecido. Me lo ha indicado más gente. No he hecho de manera consciente eso de reflexionar sobre las relaciones madre e hija, pero sí es cierto que las dos películas abordan temas complejos, un poco dolorosos. ‘La maternal’ acaba con un final ambiguo, sin respuestas a lo que se plantea en la película. Sin mensaje.

En la otra película abordaba la revelación del sexo. Y aquí aún más. En España tenemos información, píldoras y, sin embargo, hay embarazos tan pronto.

Todo esto está en la película. No es el eje central, también está el uso de las redes sociales, como muchos jóvenes están inmersos en internet, pero no lo he hecho para dar una opinión, sino más bien como un punto de partida para una reflexión. En el proceso de castin, me decían lo mismo que me decía la gente de mi generación cuando documenté ‘Las niñas’ y es que en el colegio y en las familias se sigue sin hablar de sexo de manera natural. Sin tabús. Y es cierto. ¿Qué está pasando? ¿Por qué no hablamos claro de sexo y evitamos vivencias tan extremas como esta?

¿Cómo vive la dirección y qué busca?

En ‘La maternal’ he podido centrarme más en las actrices y he vuelto a trabajar de la misma manera que en ‘Las niñas’. La mayoría del reparto no había leído el guión, y trabajamos en función de improvisaciones muy guiadas, yo les daba la réplica y lo hecho casi como un método, como forma de acercarme a la dirección. He tenido una productora que también me ha dado tiempo. He intentado que todo el mundo se lo pase bien porque no quiero que un rodaje se asocie a la idea de sufrimiento.

"He tenido una productora que también me ha dado tiempo. He intentado que todo el mundo se lo pase bien porque no quiero que un rodaje se asocie a la idea de sufrimiento"

Mañana se estrena ‘La maternal’ en San Sebastián, en la sección oficial, y se pasará también miércoles y jueves. ¿Está intranquila, nerviosa, pensando en San Sebastián?

Estoy expectante. Con ganas de que llegue el día, y llega mañana, con ganas de compartirla, también ha sido un año muy intenso. Eso que dicen los jóvenes. 24.7. Veinticuatro horas siete días a la semana. Ha sido un proyecto muy exigente, todos lo son, aquí lo he sentido especialmente, no sé si por la carga que tiene la película o que porque aborda un desastre emocional. Tengo ganas de compartirla y además con la tranquilidad de que está hecha con muchísimo cariño, mucho respeto, y lo mejor que hemos sabido y hemos podido. Al llegar a San Sebastián ya va a estar en las manos del público.

¿Va a pelear por la Concha de Oro?

Bueno, ahí estaremos.. Este año está carísima. Estoy alucinando. Tengo ganas de ir al certamen, sobre todo, no tanto para competir sino para ver películas.

Usted es una narradora secreta. Cuando escribe el guión pide consejo, habla con la gente. ¿Cómo escribe sus guiones?

Es un momento muy bonito. La parte que más me gusta es la de la documentación. Cuando empiezas a estar con gente y a conocer historias, me interesan mucho las anécdotas personales, ahí está la enjundia. Sí que soy mucho de compartir, es importante tener espectadores que te puedan ir avisando, uno está metido dentro del proceso y a lo mejor no es consciente donde puede fallar. Y luego sí es verdad que esta es una cuestión de reescribir, reescribir y reescribir.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión