Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Sexo desde la perspectiva femenina: el nuevo caladero de audiencia de las series

De Netflix a HBO, los canales se llenan de producciones de alto voltaje sexual orientadas a un público formado por mujeres.

De arriba a abajo y de izquierda a derecha: 'Lus', 'Minx', 'Sex/Life' y 'Los Bridgerton 2'.
De arriba a abajo y de izquierda a derecha: 'Lus', 'Minx', 'Sex/Life' y 'Los Bridgerton 2'.
Heraldo.es

Ha llovido mucho desde que en el año 90 una mujer, Elena Ochoa, revolucionara al país con su programa televisivo 'Hablemos de sexo'. Y, sin embargo, es ahora, 32 años después, cuando las mujeres comienzan de verdad a ser no solo el sujeto, sino el principal objetivo como público de producciones de alto voltaje sexual. Algo en lo que la literatura lleva a la tele cierto ventaja, con fenómenos como el de '50 sombras de Grey' y, más tarde, las novelas de Megan Maxwell. Dos ejemplos que empezaron a poner negro sobre blanco que el gusto por el erotismo no era solo cosa de hombres.

Recientemente, han sido las plataformas en 'streaming' las que, en parte guiadas por las nuevas sensibilidades feministas -y la entrada de mujeres a la escritura de guiones- y en parte por las evidencias de los algoritmos, se han inclinado por esta temática que, por otro lado, se traduce en variadísimos formatos, con el humor presidiendo la mayor parte de las propuestas.

En este terreno, abundan aquellas producciones en las que las mujeres hablan de sexo pero, sobre todo, se ríen de él (aunque sea para conjurar sus propias miserias al respecto). La sueca 'Lust' ('Lujuria', HBO Max) sería un ejemplo. En ella, Sofia Helin (a la que muchos recordarán por la magnífica 'El puente') es una funcionaria del gobierno encargada de hacer un estudio sobre la vida sexual de sus compatriotas en torno a los 40. Desde la comedia, la serie escanea los esfuerzos de todas ellas por mantener viva su libido en medio de unas vidas estresantes y, a menudo, frustrantes.

Por esa misma senda camina otra serie nórdica, en este caso noruega, 'Perni' (Filmin). Menos explícita y más costumbrista, igualmente aborda los quebraderos de cabeza que el sexo o la falta de él genera en su protagonista (que da nombre a la serie), una madre de familia, divorciada y perimenopáusica. Sin dejar la península escandinava la danesa 'Rita' (Netflix) está también centrada en una mujer madura, maestra de escuela. Es más segura de sí misma que las protagonistas de las series antes nombradas, pero eso no quiere decir que su vida amorosa y sexual (que no siempre son la misma) no sean capaces de haber dado ya historias para cinco temporadas.

España también tiene su propia serie de mujeres atribuladas en la vida y en la cama. En 'Vida perfecta' (Movistar), Leticia Dolera escribe, protagoniza y dirige una historia sobre tres mujeres que, superados los 30, se enfrentan a variadas crisis vitales. También en tono de humor, en ocasiones descacharrante, la serie abunda en destellos naturalistas: vamos, que no se evita casi nada a la hora de describir lo que de épico pero también de patético puede tener el sexo.

Más allá de perspectivas de género, de crisis vitales y miserias cotidianas, últimamente proliferan también las producciones cuyo objetivo no es otro que elevar la temperatura ambiental. En la cumbre de este 'nuevo' género está sentada Shonda Rhimes. Sus series plagadas de hombres y mujeres guapísimos, sufriendo por amor pero a la par (y sobre todo) acostándose unos con otros, tienen encandiladas a mujeres de todo el mundo y a ella convertida en la Reina Midas de la televisión actual. 

Su ojo eligiendo galanes es proverbial. Descubrió a Patrick Dempsey, el galán de 'Anatomía de Grey'. Y más recientemente a Regé-Jean Page, capaz de producir un enamoramiento planetario como el Duque en la exitosísima 'Los Bridgerton'. En esta segunda temporada, la responsabilidad de enamorarlas a todas ha recaído en Jonathan Bailey. Si bien las críticas dan cuenta de un cierto fracaso. No por él, pobre, sino justamente por el hecho de que la nueva entrega es mucho más parca en escenas eróticas que su predecesora.

Las que se quejan, no obstante, tienen opciones. Muy explícita es 'Sexo/Vida' cuyo título no engaña a nadie. En ella, Sarah Sahi no se debate entre dos hombres porque directamente no renuncia a ninguno. Un triángulo amoroso que ahora mismo está rodando su segunda temporada. Subiditas de tono son también 'Outlander' (con protas bellísimos) o 'Harlots', ambas de época.

Al pasado, si bien mucho más reciente, viaja también otra curiosa serie que acaba de estrenarse: 'Minx'. Con humo, se ocupa de un hecho real: la creación en los años 70 de la primera revista pornográfica para mujeres.

Quizá entre sus lectoras estuvieron Lily Tomlin y Jane Fonda. Ambas pioneras de la lucha feminista y míticas activistas, dan vida en la ficción a 'Frankie y Grace', dos mujeres maduras que demuestran que lo picante no es solo cosa de hombres... ni de jóvenes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión