Ocio y Cultura
Suscríbete

literatura

"El Premio Planeta 2021 ha conseguido que se hable de libros en los bares"

Los flamantes ganadores y la finalista del galardón han firmado ejemplares y recibido el cariño del público en Zaragoza este jueves. 

Agustín Martínez, Jorge Díaz, Antonio Mercero y Paloma Sánchez-Garnica,este jueves, en Zaragoza.
Agustín Martínez, Jorge Díaz, Antonio Mercero y Paloma Sánchez-Garnica, este jueves, en Zaragoza.
Oliver Duch

El gran impacto del Premio Planeta 2021 ha sido, por un lado, el descubrimiento de las identidades de los tres autores que se escondían tras la escritora Carmen Mola. Por otro, el hecho de que haya sido en esta edición cuando se ha elevado a un millón de euros la dotación del galardón (hasta este año era de 600.000 euros). Ambas circunstancias han motivado que "se hable de una novela y de literatura en los bares y cafeterías, en las tiendas y en los mercados. Eso ha propiciado también que mucha gente que no acude habitualmente a actos literarios como firma de libros, sí vayan en muchas de las ciudades que estamos visitando en la gira de promoción para que les firmes la novela", recalcaron al unísono los ganadores del premio con ‘La Bestia’: Antonio Mercero, Jorge Díaz y Agustín Martínez.

Eso ha ocurrido este jueves también en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Zaragoza, donde estuvieron firmando los ganadores y la autora de la novela finalista, ‘Últimos días en Berlín’, Paloma Sánchez-Garnica, quien se embolsó un premio de 200.000 euros. "Vienen con mucho interés y con cariño, personas de muchos ámbitos, trabajadores de todos los sectores, para que les dediquemos el libro, y eso es muy satisfactorio. También son buenas las reacciones de los pocos lectores que han terminado la novela, pues es un libro que no se lee en dos horas", comentaba con satisfacción Jorge Díaz.

"Hemos hecho un favor al del año que viene, que se va llevar todo el millón", bromeaba Agustín Martínez, quien ratificaba que el Planeta "es un escaparate impresionante para libros y autores ganadores, con un impacto increíble en periódicos y medios informativos de todo el mundo, tanto por la cuantía del premio como por la polémica que se ha creado en torno al hecho de saberse quién estaba detrás de Carmen Mola".

En cuanto a la trama de la novela, Antonio Mercero señalaba que el propio título ya marca los derroteros por los que transcurre, pues ‘La Bestia’ "alude al asesino de la novela, pero también a la ignorancia, al miedo, a la pobreza, la indiferencia de los poderes hacia los necesitados". "Todo eso se puede trasladar al siglo XXI porque la modernidad no ha suprimido la ignorancia ni la barbarie. La lección de esperanza que se extrae del libro es que en tiempos tan convulsos como en los que se desarrolla la acción sí que hay personas que ven a los desfavorecidos y empatizan con ellos, eso habla de esperanza y de solidaridad", agregó.

"Hay una cosa en ‘La Bestia’, que también está en la novela de Paloma: es que la mejor manera de entender el presente es ir al pasado. Aunque ahora creamos que somos únicos, que la pandemia es algo nunca visto, lo cierto es que les ha pasado a muchas generaciones anteriores. Por ejemplo, en 1834, la gente que vivió esa epidemia de cólera experimentaron las mismas cosas y una situación médica mucho peor que la nuestra. Por encima de todo lo que pueda haber, lo que termina ganando son los sentimientos y la humanidad, y eso también es lo mejor que hemos sacado de la pandemia: la gente que iba a ayudar a los ancianos que no podían salir de casa, los sanitarios trabajando sin parar… Eso es lo mejor que ha salido de todo esto", afirmaron.

Por su parte, Paloma Sánchez-Garnica recibió el calor de muchos familiares, amigos y conocidos de una ciudad que siente "como territorio propio", pues en Zaragoza vivió desde los 4 a los 19 años. Resumió el contenido de su novela señalando que trata sobre las consecuencias de los totalitarismos en la vida cotidiana, de cómo influye la historia en los individuos, pero sobre todo "es una novela de amor y amistad, de esa pasión que otorga la fuerza suficiente para sobrevivir y la valentía necesaria para enfrentar todas esas circunstancias". 

"Por tanto hay amor, hay amistad, hay miedo, hay culpa, hay resignación, hay responsabiidad diluida en la mayoría, hay complicidad femenina, está la vida, de cómo gestiona gente como cualquiera de nosotros su capacidad de actuar en esos tiempos, con esas leyes y esas costumbres, con esos principios morales, en esa sociedad en la que estabas dentro o estabas excluído, incluso con probabilidad de ser aniquilado. Cómo gestionaron sus sentimientos y su vida. El lector entenderá mejor cómo ocurrió y por qué ocurrieron los acontecimientos de esa época", que va desde el 30 de enero de 1933, cuando Hitler es nombrado canciller, al 30 de abril 1945, cuando el Ejército Rojo entra en Berlín.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión