Despliega el menú
Ocio y Cultura

Heraldo Joven

curiosidades

Don Pardino, el héroe de cómic que lucha contra las faltas de ortografía con humor

Su silueta recuerda a los personajes de los cómics de Bruguera, pero su objetivo va más allá del entretenimiento: dar un repaso (ortográfico) a todos los lectores.

¿Es un influencer? ¿Es un héroe del siglo XXI? Sí, es... ¡el profesor don Pardino! Este entrañable personaje de barba blanca lleva una década pululando por la red, aunque no fue hasta hace cinco años cuando comenzó su altruista misión actual: librar a sus lectores de la mala ortografía. Lo hace desde su blog, desde las redes sociales, en especial Instagram (donde acumula 13.100 seguidores) y, desde agosto, desde su novela gráfica 'El profesor don Pardino contra los titis: Una odisea ortográfica'.

"Las viñetas de don Pardino son cosa de dos: un maestro y una médica", explican sus creadores, quienes prefieren mantener su anonimato. "Lo del maestro tiene sentido", prosiguen, "ya que crea materiales para que cualquier colega pueda usarlos en sus clases y, de una forma más general, para ayudar a cualquiera que esté interesado en aprender sobre estos temas. Lo de la médica también tiene sentido, ya que intentamos velar por la buena salud de nuestra gramática y nuestra ortografía. Los dos pensamos los temas y la forma de pasarlos a viñetas. El maestro es el encargado del dibujo". Sobre el cambio vocacional de don Pardino hace cinco años explican que les ocurrió lo de mezclar temas lingüísticos y viñetas y se pusieron a ello. "Como tenía barba blanca, pajarita y gafas, daba el perfil, así que lo sacamos del cajón y lo pusimos a ejercer de filólogo comiquero".

No hace falta aguzar mucho la vista para ver que el profesor don Pardino bien podría formar parte del catálogo de personajes de los tebeos de Bruguera: un agente de la T.I.A. junto a Mortadelo y Filemón, algún vecino de la famosa '13 Rue del Percebe' o el mismísimo profesor de Zipi y Zape. Y, tal y como explican sus creadores, no es casualidad. "Se ven trazos de Ibáñez, Vázquez, Escobar, Raf... Crecimos leyendo los tebeos de Bruguera y eso se nota muchísimo en el dibujo y también en el guion. Don Pardino se siente heredero de ellos y, por lo tanto, sí que es un homenaje a todos en general y a Ibáñez en particular, porque sigue en activo y porque lo adoramos y admiramos. Por otra parte, este estilo tan basado en gags visuales nos ha funcionado muy bien a la hora de casar dos cosas que suenan tan distintas: el humor y la ortografía. Otro estilo no daría el mismo resultado".

"Es un homenaje a todos los autores de tebeos de Bruguera en general y a Ibáñez en particular, porque sigue en activo y porque lo adoramos y admiramos"

Para este profesor, hay errores especialmente productivos a la hora de idear chistes: "el prefijo 'super-', que mucha gente escribe separado de la palabra cuando debe ir pegado; 'ti', que nunca lleva tilde aunque muchos se empeñen en ponérsela; los signos de apertura, que nadie pone al inicio de preguntas y exclamaciones; y la coma del vocativo". Por ejemplo, explican, "no es lo mismo '¡A cabalgar, jinetes!' que '¡A cabalgar jinetes!', ya que, en el segundo ejemplo, los jinetes son cabalgados", bromean los autores.

Además, don Pardino es "defensor acérrimo" de poner tildes en las etiquetas. "Hay quien piensa que el hecho de poner tildes afecta a las búsquedas y disminuye el público al que llega un tuit, pero no es así. De hecho, Twitter y Fundéu llegaron hace tiempo a un acuerdo para promover el uso de tildes en las etiquetas y hasta crearon una a propósito: #acentúate".

'El profesor Don Pardino contra los titis: Una odisea ortográfica'

Desde agosto de 2020, sus viñetas han dado el salto al cómic, donde don Pardino aparece acompañado de unos pequeños seres de aspecto incierto, los titis. ¿De dónde sale la idea?

"En la Edad Media, los monjes escribanos culpaban a un diablillo llamado Titivillus de introducir errores en sus manuscritos. Cuando conocimos de su existencia a través de un familiar interesado en la paleografía, pensamos que era el villano perfecto para un tebeo donde don Pardino sería el superhéroe", recuerdan. "Tuvimos que actualizarlo un poco. Ahora, más que un diablillo, parece un extraterrestre y, además, tiene una banda que son los titis. Cada titi se encarga de un error concreto. El tebeo es una aventura episódica en la que don Pardino tiene que vivir aventuras y situaciones cómicas para poder cazarlos con su boli supercorrector".

Aunque te adelantamos algunas de sus viñetas en la galería de imágenes, si quieres saber más de las aventuras ortográficas del entrañable docente puedes conseguir el libro en Amazon, en La Casa del Libro o en Fnac por 17 euros. Y, por 7,59, si prefieres la versión Kindle.

¡Únete a nuestra newsletter!

Apúntate a la newsletter de Heraldo Joven y recibe cada semana en tu correo recomendaciones de libros, series, acertijos... y otras propuestas que no te dejarán indiferente.

Etiquetas
Comentarios