Despliega el menú
Ocio y Cultura

jardinería

Consejos para crear un jardín en tu terraza

El éxito de flores y plantas durante el confinamiento se mantiene en Aragón. Algunos de los principales viveros aseguran haberse quedado sin existencias o “bajo mínimos” en cuanto a existencias.

Sandra Rebollo, frente al jardin vertical de Viveros Aznar
Sandra Rebollo, frente al jardin vertical de Viveros Aznar
QTZ Marketing

Cocinar, limpiar y ordenar o las manualidades han sido algunas de las actividades que han cobrado más fuerza durante los últimos meses debido al confinamiento. Sin embargo, el cuidado de flores y plantas en pleno apogeo de la primavera no se ha quedado atrás, tanto es así que desde algunos de los principales viveros de Aragón aseguran haberse quedado sin existencias o “bajo mínimos” de algunas flores típicas de esta época del año.

Pero una cosa es comprar y otra bien distinta saber cuidar estas macetas o plantas. Por eso hemos hablando con algunos expertos en la materia para que nos den algunos consejos básicos para tener un jardín en la terraza. Comenzamos desmontando mitos. ¿Quién no ha escuchado alguna vez frases del tipo: “Yo no tengo flores en casa, no tengo mano” o “a mí no me aguantan nada”?

Como explica Sandra Rebollo, encargada de la tienda on line de viveros Aznar de Zaragoza, “cualquier persona puede tener flores en su hogar, tan solo hay que tener en cuenta el lugar donde se colocan y controlar el riego y el abono según la época del año”, afirma la profesional.

Por eso, es imprescindible elegir las plantas y flores más adecuadas para cada espacio, pues éste determinará en gran parte su viabilidad. Otro dato importante es decantarse por flores de temporada o anuales. “Ahora las que han tenido más éxito han sido las primeras, sobre todo se han vendido flores como geranios, petunias y la surfinias, pero también begonias o fuchsias, comúnmente denominadas pendientes de la reina”, añade Rebollo.

“Cualquier persona puede tener flores en su hogar, tan solo hay que tener en cuenta el lugar donde se colocan y controlar el riego y el abono" 

Junto a otras especies como los cóleos, las dalias o las alegrías, este tipo de plantas de temporada sacan las flores en primavera y verano, lo que las convierte en la elección idónea para alegrar cualquier terraza o espacio. En cuanto a su precio, oscila entre el 1.20 y los 2.70 euros.

En cuanto a las flores anuales, nos encontramos con las aromáticas -como romero, tomillo, lavanda o hierbabuena, y, sobre todo, con la selección de plantas culinarias como perejil, estevia, ruda, melisa y orégano. “Ha sido sorprendente pero muchas personas se han decantado por estas plantas para tenerlas en casa y darles un toque personal y diferente a sus platos”, asegura Rebollo.

Para personas que se inician en este mundillo, lo ideal es decantarse por un cactus o una planta crasa, como por ejemplo el aloe vera. Son bonitas, resistentes y fáciles de cuidar. “Con regarlas cada 15 días es suficiente y son muy agradecidas. Tenemos cactus desde 1,60 euros hasta lo que te quieras gastar”, explica Rebollo.

En cuanto a las novedades, en Flores Aznar han aprovechado el periodo de confinamiento para crear un enorme jardín vertical que luce en la fachada principal de sus instalaciones en la carretera de Villamayor de Gállego: “Instalado sobre una tela especial capaz de mantener la humedad, cuenta con un sistema de riego por goteo”. Su extensión es de 8 metros de largo por 5 de alto y cuenta con todo tipo de plantas y flores como arbustos, cintas, plantas crasas e incluso algún elemento típico de la huerta aragonesa. Además, han lanzado su web y comercio online, el cuál ha sido todo un éxito sobre todo en el apartado de dudas y consultas que han puesto a disposición de los internautas. “A lo largo de estas semanas hemos recibido cientos de mensajes. Entre las consultas más habituales están las relacionadas con los cuidados de las flores de temporada, semillas y planteros”, explica Antonio Polo, gerente QTZ Marketing.

Vivero de Flores Aznar
Vivero de Flores Aznar
Heraldo.es
“No habíamos vendido nunca tanto como lo que se está vendiendo ahora, está siendo una auténtica locura”

En viveros Ordovás, en el número 11 de la carretera de Montañana, tampoco ha habido descanso desde finales de marzo. Además del ‘boom’ de las plantas y flores de temporada, asegura que muchos aragoneses se han decantado por lanzarse al mundo de la huerta o, al menos, perfeccionar estos espacios. Una alternativa para tener tu propio cultivo en casa en tiempos de incertidumbre. “Había, y sigue habiendo, mucha incertidumbre con respecto a qué va a pasar este verano y la gente se ha preparado para quedarse en casa, como ha ocurrido con el césped artificial o las piscinas”, explica Ana Ordovás, gerente de los viveros.

Un fenómeno social

No habíamos vendido nunca tanto como lo que se está vendiendo ahora, está siendo una auténtica locura”, admite. Además asegura que durante estos meses han recibido la llegada de clientes “mucho más jóvenes que antes”. Además del éxito de las aromáticas y las plantas florales, asegura que muchos clientes han aprovechado para plantar sus propias huertas en casa, incluso en jardineras de grandes dimensiones, cuya temporada va de marzo a junio. “Ahora comenzarán a dar sus frutos”, añade. Entre lo más vendido se encuentran, sobre todo, el tomate, también el tomate cherry, así como lechugas, pimientos o calabacines.

“Venía gente y se llevaba el pack completo, con la tierra, las herramientas y todo incluido. Era más la ilusión de tener un tomate que ha criado uno mismo que otra cosa, ha sido todo un fenómeno social”, asevera, aunque admite que ya empieza a notarse el bajón.

Ana Ordovás, en Viveros Ordovás
Ana Ordovás, en Viveros Ordovás
Heraldo.es

5 trucos para lucir tus plantas

Como explica Ordovás, tan solo hay que tener en cuenta cinco puntos fundamentales a la hora de iniciarse en el mundo de las plantas, empezando desde el momento de la compra: “Lo primero que hay que hacer nada más llegar a casa es trasplantar la maceta pues nosotros las vendemos en macetas de producción en las que la planta no se puede desarrollar en condiciones óptimas”, explica. Se trata, asegura, de uno de los errores más habituales.

Otro de los elementos fundamentales es elegir un lugar idóneo para su desarrollo, atendiendo a si se trata de una planta de interior o de exterior, si requiere más o menos horas de sol, etc. En cuanto al riego, otro de los grandes quebraderos de cabeza de quienes se inician en este mundillo, asegura que “como norma general, la planta que tiene mucha flor necesita mucha agua”. “En julio y agosto en Zaragoza, por ejemplo, el riego debería ser diario y evitar que la planta sufra estrés hídrico ya que luego es más difícil recuperarla”, asevera Ordovás.

En cuanto a los abonos, es importante saber que también existe un calendario. “Lo primero es elegir un buen abono y un buen sustrato, y luego, saber que durante el verano no se debe abonar por las altas temperaturas. Los meses más importantes de tratamiento van de febrero a mayo”, afirma.

Además, es importante contar con las herramientas necesarias para llevar a cabo estos trabajos de exterior, entre las que se encuentran abonos y sustratos, palas, tijeras y guantes de jardinero, etc. “Todo dependerá del espacio en el que trabaje cada uno”, concluye.

Etiquetas
Comentarios