Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

LITERATURA

La editorial zaragozana Contraseña cumple diez años

Alfonso Castán y Francisco Muñiz crearon en marzo de 2010 un sello de libros cuidados y bellos que ya lleva 40 títulos

La editorial Contraseña cumple diez años.
Tres de los grandes éxitos de Contraseña: Irene Vallejo, Edith Wharton y Emilia Pardo Bazán.
Archivo Contraseña.

Imagino a una clienta de Coco Chanel, en una habitación del hotel Ritz de París, leyendo una novela. Observo a Dorothy Parker en su apartamento del Upper West Side neoyorquino, junto a Robinson, su perro, bebiendo un whisky mientras lee un relato que no es suyo. Veo a la baronesa Blixen en un atardecer donde todo se ha remansado, junto a las colinas de Ngong, envuelta en una lectura. Hay posibilidades de que el libro que ellas tuvieran en las manos haya sido publicado por la editorial Contraseña, que en sus diez años de vida ha construido un catálogo que muchas lectoras sienten como propio; lectoras y también lectores, ojo, que yo soy uno de ellos.

Existen editores a quienes el embotellamiento de tráfico en las mesas de novedades termina desilusionando. Otros se crecen y son fieles al entusiasmo que siempre caracteriza los inicios. Y es aquí donde situamos a los editores de Contraseña, Alfonso Castán y Francisco Muñiz, que mantienen su idea primera de publicar esos libros que ellos mismos, como lectores, querrían encontrar en cualquier librería, hechos en una edición hermosa, cuidada, convirtiendo cada libro en una caricia para el lector.

En marzo de 2010 este proyecto comenzó su andadura con un texto de Anatole France, 'El procurador de Judea', relato corto del que Leonardo Sciascia dijo que era uno de los más perfectos del género, donde Ignacio Martínez de Pisón, en el prólogo al mismo, detalla que ante la pregunta de Sciascia acerca de “¿qué es la verdad?” debemos contestar que la literatura.

Contraseña, Alfonso Castán
Alfonso Castán y Francisco Muñiz son los creadores de Contraseña con 'Eugene Pickering', de Henry James, que recibió el premio al libro mejor editado de Aragón en 2011..
Asier Alcorta/Heraldo.

Varias cosas han llamado siempre mi atención sobre esta editorial. La primera, el mimo y esmero con el que publican sus libros, identificados ya con unos espléndidos trabajos de ilustración que contienen sus cubiertas. 

Importantes creadores (podemos citar, entre otros, a Alberto Gamón, Elisa Arguilé, Isidro Ferrer, Alberto Aragón, Sara Morante, Jesús Cisneros o Ana Juan) se han empleado a fondo y ninguno ha hecho faenas de aliño. La segunda, una evidente apuesta por traducir obras de autores extranjeros, muchos de ellos inéditos en España, como Nella Larsen, Dorothy Baker, Marquesa Colombi, John Collier o Brigitte Giraud, y otros suficientemente conocidos como Charles Dickens o Henry James, contando con algunos de los mejores traductores puesto que Pepa Linares, Mercedes Corral, María Teresa Gallego Urrutia, Daniel Gascón, Ismael Attrache, Monika Zgustova, Marta Rebón o Elena Gallego han estado aquí.

En todo editor hay algo de apostolado. Y eso no es malo. Porque ofrece señas de identidad y evita equívocos. El catálogo de la editorial Contraseña acaba de alcanzar cuarenta títulos. Buena cifra. Y si detallamos un poco más es necesario precisar que su 'Eugene Pickering', de Henry James, con ilustraciones de Jesús Cisneros, obtuvo en su día los premios al libro mejor editado en Aragón y al libro mejor editado en España (en el capítulo de Obras generales y de divulgación). No tuvo ningún premio 'Xingú', de Edith Wharton, con ilustraciones de Sara Morante, pero también lo merecía.

Contraseña tiene sus 'best sellers'. 'El silbido del arquero', de Irene Vallejo, goza ya de seis ediciones. ¡Casi nada! 'Las hermanas Bunner', de Wharton, ha tenido cinco,

Un editor no puede perder la calma si saca títulos que no se venden como él desea. Tiene que asumirlo, sin fingimientos. Pero también debe aspirar a que su complicidad con la escritura tenga una recompensa y dé con libros que le proporcionen la felicidad de unas ventas favorables. Contraseña tiene sus 'best sellers'. 'El silbido del arquero', de Irene Vallejo, goza ya de seis ediciones. ¡Casi nada! 'Las hermanas Bunner', de Wharton, ha tenido cinco, y en ventas le siguen 'Un matrimonio de provincias', de la Marquesa Colombi, y 'El encaje roto', de Emilia Pardo Bazán.

Pero la vida continúa. Y Contraseña refuerza su rumbo, fortalece más si cabe la escritura femenina ( en su catálogo ya están, entre otras, Ana Alcolea y Patricia Esteban Erlés), impulsa sus traducciones y, tras publicar 'La piedra de toque', de Edith Wharton, saca en pocos días 'El futuro recordado', un nuevo título de Irene Vallejo, autora a la que su libro 'El infinito en un junco' le está dando una proyección enorme, libro además que pronto veremos traducido a varios idiomas.

La historia de una editorial es mucho más que la historia de un lanzamiento de dados. Miro los libros que Contraseña ha publicado. Cumplen diez años y lo han hecho bien. Hay razones suficientes para que mantengan y aumenten sus lectores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión