Despliega el menú
Ocio y Cultura

entrevista

Patricia Esteban Erlés: "Una columna es un micrófono que graba mis pensamientos"

La escritora presenta este martes a las 20.00, en el Principal de Zaragoza, su libro ‘Fondo de armario’ (Contraseña), de artículos de HERALDO, en colaboración con Antígona.

La escritora Patricia Esteban Erlés.
La escritora Patricia Esteban Erlés.
Guillermo Mestre

¿Qué pensó cuando Picos Laguna la invitó a colaborar?

Me hizo mucha ilusión pensar que muchos aragoneses se encontrarían con mis textos en HERALDO ese domingo en que me toca publicar, un día que yo misma reservo para el café infinito y la lectura de la prensa.

¿Solo eso?

Al mismo tiempo pensé en la responsabilidad que entraña opinar, mostrarte al hablar de un tema concreto. Procuro dialogar mucho conmigo misma antes de plasmar esa toma de postura por escrito, darle solvencia desde el punto de vista estético y desde luego procurando huir de obviedades si atendemos al contenido. 

¿Como entiende la columna?

La columna es un micrófono. Un espacio que suena, que graba mis pensamientos. Creo que es una suerte disponer de ese lugar, de ese foro en el que puedo ordenarme por escrito, recoger quién soy, cómo afronto la relación con el mundo que me rodea, un mundo complejo, que me fascina y me horroriza. Puedo refugiarme en mi columna manifestando mi emoción cuando hablo de un gesto noble o mi espanto ante el triunfo frecuente del mal.

¿Tiene una poética, una idea estructural de la columna?

Admiro mucho a Truman Capote, que inoculó el lenguaje literario en el periodismo y que, desgraciadamente, encontró la idea de lo que debe ser una columna antes que yo. Cito sus palabras: me gustaría que tuviera la credibilidad de los hechos, la inmediatez del cine, la hondura y libertad de la prosa, y la precisión de la poesía. Casi nada. Defiendo como él que cada autor, cada autora, es su estilo.

¿Se parece en algo a un microrrelato, en el que es maestra?

Para mí desde luego que sí. Concibo mis textos literarios breves y mis columnas como un desafío, como el reto que supone luchar contra el espacio que ambos pueden ocupar. No puedo escribir un microcuento de tres páginas ni una columna que exceda los 1.750 caracteres. Esa limitación tan prosaica, sin embargo, conlleva un beneficio. Quiero golpear al lector y que se acaricie la mejilla dañada pensando en lo bonita que ha quedado esa herida.

La imagen es tan bonita como cruel, casi...

Además, el concepto de tensión es fundamental en estas dos tipologías. Yo imagino cada texto como un goma negra muy tensa, de la que alguien tira a ambos lados. Si se suelta por una de las dos partes el texto pierde interés, ritmo. Hay que lograr que los recupere. 

¿Cuál sería el vínculo de tus textos con la actualidad?

Me manifiesto sin ambages ante cuestiones como el feminismo, la defensa de los animales, apuesto  por un gobierno que defienda la educación y la sanidad pública... Suelo ceñirme a ejemplos concretos relacionados con estos  temas, nombro a sus protagonistas para que nadie los confunda con una fría cifra estadística.

¿Sus columnistas femeninas de referencia?

Sí. Admiro a Leila Guerriero, a Marta Sanz, a Cristina Grande, a Irene Vallejo, entre otras. Me gusta leerlas porque son ellas en sus columnas y no se esconden ni asumen máscaras.

¿Cómo es su ‘Fondo de armario’?

Es un libro lleno de amor por las palabras. El lenguaje es un arma, como puede serlo la ropa. Elegimos prendas que nos protejan de la desnudez, que abriguen cuando sopla el maldito cierzo, que aligeren el bochorno del verano. 

¿Es la columna su autorretrato?

Todo lo que soy aparece en las columnas porque el arte me ha enseñado que la belleza está en el mundo y disfrutarla es una buena razón para seguir viva. La literatura y el cine, también la fotografía, aparecen en muchos de mis textos como sustancia vital. Son argumentos irrefutables.

¿Cuál es su columna favorita?

La que dediqué a Marilyn Monroe, una breve semblanza biográfica donde intenté contar la ternura que siempre me ha producido una mujer tan despampanante y frágil como ella, la protagonista de una novela

Etiquetas
Comentarios