Despliega el menú
Ocio y Cultura

música

Joaquín Carbonell, más fresco e intenso que nunca en su 50 aniversario musical

El cantautor aragonés ha llenado este lunes el Teatro Principal donde ha ofrecido un concierto conmemorativo de sus bodas de oro sobre los escenarios.

El cantautor aragonés Joaquín Carbonell ha vivido con intensidad el último mes. Este lunes, 2 de diciembre, ha celebrado sus 50 años sobre los escenarios en el Teatro Principal de Zaragoza, pero como él mismo reconoce, todavía está lejos de "jugar en la Primera División de la música", así que se lo ha tenido que trabajar, y mucho, para poner el foco en esta cita y llamar la atención del respetable.

En el lugar de los hechos, poco antes de las ocho de la tarde, se comprobó que la misión había sido un éxito: lleno en el patio de butacas, salvo algunas localidades en el gallinero. Además, con primeros espadas de testigos. Asistieron, por ejemplo, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán; el vicepresidente Arturo Aliaga; la consejera de Presidencia Mayte Pérez, y el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

No fueron los únicos políticos, ya que tampoco se quisieron perder la cita los presidentes de las tres diputaciones provinciales aragonesas Juan Antonio Sánchez Quero, Miguel Gracia y Manuel Rando.

Javier Lambán confirmó en el hall que el cantautor forma parte de su banda sonora: “Llegué a la vida política y a la madurez cantando canciones suyas y yendo a sus conciertos; además, tengo una buena relación personal con él”. También confesó que una de sus canciones preferidas es 'La beata'. “Espero que la cante”, dijo. Su deseo se hizo realidad.

El concierto conmemorativo se grabó y en breve se editará un disco-libro que narrará la trayectoria de Joaquín Carbonell desde 1969, cuando actuó por primera vez en Teruel junto a José Antonio Labordeta. También asistió Pere Camps, director del festival Barnasants, el más importante de la música de autor de España, donde Carbonell va a ser la figura principal en enero coincidiendo con el 25 aniversario.

No faltaron a la cita jóvenes artistas como Álvaro Lafuente, más conocido como 'Guitarricadelafuente', que lo vio actuar por primera vez en su pueblo, Las Cuevas de Cañart. Tampoco se la perdieron la fotógrafa Judith Prat; la responsable de eventos Gema Pérez, o la especialista en cine de la Transición, Ana Asión.

Lo dicho, un buen envoltorio para una velada cuya puesta de largo apenas se demoró pasadas las ocho de la tarde. Salió Joaquín al escenario, se arrodilló y de esta forma dio las gracias al público. Junto a él estuvieron Richi Martínez al teclado y la dirección musical; José Luis Arrazola a la guitarra; Coco Balasch tocando el bajo y Kalina Fernández el violín, para completar el equipo con Roberto Artigas al ukelele y el banjo, y Quique Casanova con la batería.

Para abrir boca sonaron 'Canción del olivo' y, a continuación, 'Con la ayuda de todos', del primer disco. Sus primeras palabras fueron de agradecimiento –especialmente cariñoso estuvo con Javier Lambán– y a todos los políticos, en general, les pidió que cuiden la cultura.

Sus canciones se escucharon frescas y divertidas, como si por algunas ellas no hubieran pasado más de 40 años. De su primer trabajo también incluyó en el repertorio 'Me gustaría darte el mar' y la divertida y entusiasta 'La beata' como festivo y animado colofón.

En total, 26 temas de los 150 que ha grabado a lo largo de su carrera. 

Etiquetas
Comentarios