Despliega el menú
Ocio y Cultura

El Roto rinde homenaje a la "intensidad y humanidad" de Goya  

El historietista  expone una muestra de 36 dibujos en el Claustro de los Jeróminos. 

La muestra de dibujos de Goya en el Museo del Prado puede visitarse hasta el 16 de febrero
La muestra de dibujos de Goya en el Museo del Prado titulada 'Dibujos de Goya. Solo la voluntad me sobra' 
David Fernández/Efe

El dibujante e historietista Andrés Rábago, conocido como El Roto, rinde "homenaje" a la "intensidad y humanidad" de Francisco de Goya con la muestra 'No se puede mirar', una colección de dibujos que podrá verse en el Claustro de los Jerónimos hasta el 16 de febrero.

El Roto, que dedica uno de estos dibujos a la tauromaquia, se ha preguntado este lunes durante la presentación de la muestra acerca de las "corridas goyescas". "No sé si se le ha pedido permiso a Goya para este tratamiento", ha dicho durante su intervención.

El comisario de la muestra, José Manuel Matilla, ha señalado que la exposición, compuesta por 36 dibujos, toma por título el de un dibujo que se puede ver actualmente en la muestra 'Dibujos de Goya. Solo la voluntad me sobra', que forma parte del Cuaderno C del artista, en el que vuelca algunas de sus reflexiones sobre la condición humana.

Matilla ha retado a ver de qué dibujo de Goya ha partido cada dibujo de El Roto y, al igual que ocurre con la obra de Goya, ha destacado que las 36 ilustraciones que componen esta muestra son "36 puñetazos", que "parten de la forma" del pintor y que llegan "al fondo" de sus obras.

Entre otras reflexiones de actualidad, ha destacado temas que aluden a la violencia contra la mujer, sobre la que este lunes se conmemora su lucha, o sobre la tauromaquia. En este sentido, ha destacado que Goya también ilustró la visión "antitaurina", un asunto sobre el que la exposición ha recibido "críticas del sector taurino", tal y como ha indicado Matilla.  

En palabras de El Roto, ha tardado 20 años en llevar a cabo este proyecto porque, según ha explicado, tiene "dificultad" en llevar a cabo las tareas que otros le proponen, aunque en esta ocasión, según ha bromeado, ha tardado demasiado tiempo.

El dibujante e historietista ha señalado que esta muestra que presenta en el Prado es una "reverberación del terremoto tan intenso del trabajo que realizó Goya". "Es un vestigio de su inmenso talento actual e intenso", ha dicho El Roto, quien con esta muestra rinde "homenaje" a un artista que trabajó "hasta el final de sus días", tal y como él espera para sí mismo, "con intensidad y humanidad".

El Roto ha señalado que descubrió su conexión con Goya paseando por las salas del Prado. Preguntado acerca de cómo dotar de su personalidad a los dibujos que expone ahora el museo y huir de una mera copia de lo que Goya hizo hace cien años, el dibujante ha explicado que no ha dedicado especial atención a esto, sino que ha estado más pendiente de lo que surgía.

Tal y como ha señalado, El Roto ha frecuentado la obra del artista desde su infancia, especialmente los domingos antes de pasear por el Retiro, por lo que "siempre ha estado presente". "Nunca decido qué hacer sino simplemente trabajo sobre lo que quiere ser dicho", ha señalado.

Al contemplar la obra de Goya, veía aspectos que querían "ser dichos" y se ha limitado a trasladarlas al papel. "No pienso cómo hacer y qué hacer, no me lo planteo. Lo que surge es lo que se hace, no hay mayor complejidad en la manera de enfocar este asunto", ha dicho.

El comisario de 'No se puede mirar' ha destacado que el Prado sigue siendo un "museo actual" y "sigue suscitando la creación contemporánea", como es el caso de esta muestra del El Roto.

Etiquetas
Comentarios