Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

gastronomía

La ‘Guía Michelin’ 2020 sigue cicatera con Aragón y solo renueva las cinco estrellas

Cancook, La Prensa, Lillas Pastia, Tatau y El Batán siguen en la élite gastronómica. El Cenador de Amós entra por la puerta grande en la 'Guía Michelin'.

Los propietarios del restaurante zaragozano La Prensa -en el centro- y el personal brindan por la renovación de la estrella.
Los propietarios del restaurante zaragozano La Prensa -en el centro- y el personal brindan por la renovación de la estrella.
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Una vez más, la ‘Guía Michelin’, en este caso la edición 2020, pasó de largo por Aragón y dejó sin efecto cualquier expectativa de mejora en la escuálida lista de restaurantes con estrella, cinco en las tres provincias, número que viene siendo constante en los últimos años.

Lo único positivo de la gala que tuvo lugar este miércoles en Sevilla para dar a conocer la nueva lista de restaurantes galardonados en España y Portugal fue constatar que los cinco establecimientos de nuestra comunidad mantienen la estrella que ya tenían. Son Cancook y La Prensa en Zaragoza, Lillas Pastia y Tatau Bistro en Huesca, y El Batán en Tramacastilla (Teruel).

Como es lógico, en todos ellos reinó la satisfacción una vez se conoció el veredicto de los inspectores de la ‘guía roja’. David Pérez, de La Prensa, que gestiona el establecimiento con su esposa, la cocinera Marisa Barberán, comentó que aunque esperaban revalidar la estrella, porque "hemos mantenido el rumbo y el nivel de trabajo, hasta que no se da a conocer la lista oficial se mantiene la incertidumbre". Una vez se supo, hubo brindis con cava. 

Por su parte, Ramces González y Diego Millán, responsables de Cancook, recibieron la noticia con alegría, pero sin dejar de atender el trabajo que había en su restaurante. "Estamos muy contentos porque esta estrella nos ha dado mucho empuje y vamos a seguir trabajando con humildad, cada día, por revalidar el premio el año que viene", dijo González.

También en pleno trabajo pilló a María José Meda la noticia de que su restaurante, El Batán, en Tramacastilla, mantenía por sexto año consecutivo una estrella. Muy contenta por haber logrado revalidar la distinción, aseguró que perseguirá todavía con más ilusión su objetivo de "mejorar y hacer una comida diferente cada año apostando por nuestro territorio, al que queremos poner en escena cada vez más". Confesó que es "muy difícil" mantener la estrella. "Todo debe estar perfecto y tenemos que reinventarnos cada vez, y ello en una zona rural, que supone un esfuerzo añadido", dijo.

El chef Carmelo Bosque, propietario de Lillas Pastia, tuvo el privilegio de vivir la gala de Sevilla en directo y desde allí aseguró estar "muy feliz" por haber renovado un año más la estrella. El secreto está "en el trabajo, el esfuerzo, la dedicación y la humildad". Además, agradeció a los productores que sirven "un género excelente".

Pero al mismo tiempo, mostró su "tristeza" porque "desearía que vinieran muchas más estrellas para Aragón". Y puso el ejemplo del restaurante Callizo de Aínsa "porque está compitiendo por ello igual que otros establecimientos de nuestra provincia, aunque hay que continuar trabajando y luchando con ilusión".

El Cenador de Amós entra en el olimpo

La gastronomía española mantiene sus once restaurantes en el olimpo Michelin, ese donde solo entran aquellas casas que atesoran tres estrellas. El Cenador de Amós, la casona-palacio cántabra de Jesús Sánchez, logró la más alta distinción en sustitución de Dani García, que anunció el año pasado, tres semanas después de recibir la máxima categoría, que cerraba su restaurante marbellí. Es el único cambio en la lista de los triestrellados, en la que se mantienen Aponiente, ABaC, Arzak, Martín Berasategui, Akelarre, Azurmendi, El Celler de Can Roca, Quique Dacosta, DiverXo y Lasarte.

Más novedades hubo en la clase media: 28 restaurantes españoles, entre los que debutan cinco, pueden lucir dos estrellas. Son Angle (Barcelona), Noor de Paco Morales (Córdoba), Skina (Marbella), Bardal (Ronda, Málaga) y El Poblet (Valencia).

Los expertos de la ‘Guía Michelin’ resaltaron que "el abanico de locales de alta cocina resulta cada vez más extenso y variado". Una apreciación que se plasma en España en el aumento de las cocinas con una estrella Michelin: ya hay 174, con 19 nuevas propuestas. "Hemos asistido a la consolidación de Andalucía (Dama Juana del chef Juan Aceituno en Jaén o Mantúa, del chef Israel Ramos, en Jerez de la Frontera) y la Comunidad Valenciana (La Salita de la chef Begoña Rodrigo en Valencia y Tula, de Borja Susillo, en Jávea) como focos de atracción gastronómico con nombre propio2, destacó el director de la Guía Michelin España & Portugal, José Vallés. "También vemos un incremento de la alta cocina en las islas2, con Voro (Mallorca), Es Tragón (Ibiza) o La Aquarela de Arguineguín (Las Palmas).

Otras nuevas propuestas son Ola Martín Berasategui del hotel Tayko de Bilbao; María Gómez y su Magoga de Cartagena y La Biblioteca del hotel Alma de Pamplona. También el Taller, en la bodega Arzuaga en Quintanilla de Onésimo (Valladolid), Delirante (Salou, Tarragona) y el restaurante del hotel La Caminera, en Torrenueva (Ciudad Real).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión