Despliega el menú
Ocio y Cultura

ocio y cultura

O’Carolan publica su ‘Caleidoscopio’ más luminoso

El grupo aragonés, que cumple 26 años, sacará a la venta el 7 de julio su quinto álbum, con once versiones libres de música tradicional aragonesa y el 'bonus track' de 'Memoria de Marboré'

O'Carolan.
El quinteto de O'Carolan en la foto promocional de su nuevo álbum: 'Caleidoscopio'.
Ana Felipe/Julián Ansuátegui.

O’Carolan, que cumple ahora 26 años de existencia, toma su nombre de Turlough Carolan, un músico ciego y ambulante que tocaba el arpa y cantaba; para muchos es el último bardo irlandés, y tal vez el mejor de todos. O’Carolan es uno de los grandes conjuntos de música popular, que mezcla la tradición aragonesa con algunos sonidos celtas. Publicará el próximo 7 de julio su nuevo álbum, el quinto, mediante el sistema de crowfunding: ‘Caleidoscopio’, de once temas y un ‘bonus track’ que es ‘Memoria de Marboré’, vinculado al corazón de la tierra, a la geología y a las melodías ocultas del agua. ‘Memoria de Marboré’ es una composición propia en seis movimientos y una obertura que se basa en un trabajo geológico-musical de Lope Ezquerro y José Luis Simón, de la facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza.

Miguel Ángel Fraile (gaitero, flautista y animador cultural y musical indesmayable) y Pilar Gonzalo (arpista, ante todo, pero también multiinstrumentista) forman el grupo con Susana Arregui (violín, viola y nickelharpa), Ernesto Cossío (guitarra española y acústica) y Julián Ansuátegui (percusiones). Pilar y Miguel explican las claves del álbum a HERALDO.ES; “Nuestro último disco de estudio, antes del que grabamos en directo, era ‘Nota de paso’, que quizá fuese un disco más otoñal, invernal, melancólico, intimista. Y este es otra cosa: más optimista”, dice Miguel Ángel Fraile. Pilar matiza: “Es cierto. Pasamos de la melancolía al optimismo. Es un álbum más luminoso y primaveral, y está basado en la música aragonesa, pero a nuestro modo, con nuestro sello: alargamos aquí o allá, le damos otros ritmos, otras armonías, creamos ambientes, hay recreación. Hacemos versiones libres de melodías tradicionales”.

Miguel Ángel Fraile dice que para elegir un tema popular, del folclore aragonés “debe tener algo especial. Que nos conmueva, que nos atraiga, y a partir de ahí empezamos. En este álbum hemos invertido alrededor de un año y medio”. Ambos explican que en esta ocasión, en contra de la costumbre, no han elegido un tema de Carolan.

O'Carolan.
El quinteto de música popular y celta, con ecos de música antigua y del renacimiento: Julián Ansuátegui, Ernesto Cossío, Miguel Ángel Fraile, Pilar Gonzalvo y Susana Arregui..
Ana Felipe/Julián Ansuátegui.

“Es verdad. Pero yo creo que está su espíritu. Si en el disco anterior lo hacíamos con un tema como ‘La taberna del holandés’, aquí también nos hemos acercado a algo semejante, a una jiga irlandesa en ‘Aurora vieja’, que tiene algo de jiga irlandesa”, dice Pilar Gonzalvo, y Fraile añade que es una adaptación de un canto antiguo, al son de la gaita, de Sariñena y Zaragoza. “Los temas nos llegan de maneras muy distintas. Hay muchas piezas bailables que proceden de la memoria musical o del cancionero y del abanico del dance de aromas monegrinos. Gracias a los cancioneros y al experto Alberto Turón, supimos de la existencia de la pieza ‘El Pericón’ de Urrea de Gaén, y de ahí salió ‘La hora azul’, que es como un suspiro, una perla, un instante mágico de poco más de un minuto”.

En ‘Caleidoscopio’ -título también del corte 11 final, que integra dances de Alagón, la zona del Moncayo y el barrio de Garrapinillos- se recoge por completo la filosofía del grupo: investigación, selección, adaptación y transformación una gran riqueza instrumental. Pilar Gonzalvo dice: “Aquí hay muchos estilos: tango, bolero, mazurca, albadas, auroras, y unas piezas nos llevaban a otras”. Y así, en ese itinerario tan libre y caprichoso, como quien sigue el vuelo y el canto (o arrullo) de la tórtola, O’Carolan recoge piezas de Monegrillo en ‘La otra mirada’, se va a Sinués, con la albada ‘Compás 26’, recorre Quinto para desarrollar ‘La sirena vieja’, escucha sones de gaita de Sariñena en ‘Aurora vieja’ e ingresa en Jorcas para componer ‘A la campana’, etc.

“Creo que hay que decir una cosa: los músicos se han desdoblado por completo. Han tocado varios instrumentos, y no solo eso: hemos contado con algunas colaboraciones: el pianista David Marco, que también es nuestro técnico de sonido y grabación, toca en ‘Memoria de Marboré’ y programa sonidos; y el Cuarteto Concuerda (Noelia Gracia, violín; Cecilia Grilló, viola; Antonio Uriel, contrabajo, y Jorge Marco, violoncheclo) ha colaborado en tres temas: ‘Compás 26’, ‘La sirena de piedra’ y ‘El abrigo del agua’. Alba Fresno colabora en ‘Caleidoscopio’ con su viola de gamba”, recuerda Fraile.

O'Carolan.
Detalle de la portada del disco, diseñada por José Prieto 'Flip'.
Ana Felipe/Julián Ansuátegui.

El gaitero recuerda que el título no es caprichoso. El álbum es como un caleidoscopio de instrumentos, de melodías, de procedencias, de ritmos: “Nos gusta mucho el diseño de la carpeta que ha hecho José Prieto ‘Flip’. Es muy sugerente”. Pilar Gonzalvo: “A mí también me lo parece: creo que da una idea de mar, el oleaje, la cubierta, el mástil… Estamos muy contentos de este año y medio de trabajo. Hemos ido despacio, pero sin parar”. Miguel Ángel apostilla: “Sin parar, claro que sí. La vida gira y gira, y dentro de nuestra música se mueve la vida”.

Etiquetas
Comentarios