Despliega el menú
Blog

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

O'Carolan, galanura maño-irlandesa

Insólito grupo: cinco zaragozanos haciendo música irlandesa, algo así como un japonés cantando flamenco. Lo que no quita para que, como ocurre con algunos nipones rajando cante jondo, a estos cinco zaragozanos, llamados O'Carolan, lo hagan muy bien y les queden unos discos niquelados y sumamente atractivos.

Fue el multiinstrumentista Miguel Ángel Fraile, o cuando menos bajo su inspiración, cuando a finales de los noventa formó el grupo con el objetivo de tocar música irlandesa del arpista del siglo XVIII, Turlough O´Carolan. En 1997 editó su primer álbum, 'Alrededor de una vela', al que le siguieron 'La llave de los sueños' (2004) y 'El reloj secreto' (2007).

Ahora, a través de la distribuidora Tecnosaga, ha llegado el cuarto, 'Nota de paso', tan hermoso como los tres anteriores, pero con una particularidad significativa: ya no hay música alguna de Turlough O´Carolan, ahora las piezas son propias y sobre todo basadas en temas recogidos del folclore tradicional de Huesca, Aragües del Puerto, Monegrillo, Torralbilla, La Codoñera, La Muela, La Cañada de Verich, Castejón de Monegros, Jorcas y El Cuervo.

Nadie diría que esta bellísima música proceda de estas tierras, no porque sea tan bella, sino porque ningún timbre, ningún sonido, la emparenta con las típicas estampas musicales aragonesas, la jota incluida, por supuesto. Es esta una música que, trenzada con arpas, acordeones, violines, violas, bodhran, gaitas o whistle,  suena tan delicada, tan exquisita, con tanta galanura y serenidad que ni Chieftains ni Planxty, adalides de la música tradicional irlandesa, ofrecieron nunca en una sola remesa. Música que parece venida de un palacio medieval inglés, de una refinadísima fiesta cortesana.

O'Carolan ha dado con este disco una vuelta de tuerca al folk aragonés, amalgamando aires irlandeses con cierzo y sol maños. Para ello ha contado también con la colaboración de un exquisito cuarteto de cuerda. Talento a raudales. Una "caricia en el tiempo", dicen ellos, a la que el pasado sábado le otorgué cinco estrellas en la sección de discos de Heraldo, como no podía ser menos.

Y más curiosidades. Cuando Fraile fundó O'Carolan, era también alma mater de Cornamusa, grupo notabilísimo del folk aragonés contemporáneo y con una hermosa discografía, amén de premios nacionales. Parecía pues que O'Carolan sería más divertimento que proyecto  de larga trayectoria, pero no ha sido así. Cornamusa duerme desde su 'Aragonautas', de 2003, mientras que O'Carolan, ya se ve, sigue activo. El martes presentó su nuevo disco en el Teatro Principal y promete seguir dando guerra maño-irlandesa. Esta tierra, crisol de las más variadas músicas y experimentos, es Aragón, que diría Labordeta.

Lástima que no encuentre en youtube pieza alguna del último álbum. Dejo al menos este apunte de su anterior disco.

http://www.youtube.com/watch?v=p2j6zRc9yHs

Etiquetas
Comentarios