Ocio y Cultura

Mercado medieval en zaragoza

El mercado medieval llega a Zaragoza en un fin de semana cargado de actividad política y cultural

Unos 200.000 visitantes acuden cada año a la feria, que ya comienza a montarse.

La feria del libro toca a su fin y algunas banderolas (aún tímidamente) comienzan a asomar por la plaza del Pilar de Zaragoza. Son el anticipo del montaje del mercado medieval –o de las tres culturas– que se inaugurará el viernes con su habitual desfile de faunos, juglares y caballeros en cota de malla.

Un mercado medieval con más rigor histórico

La cita se prolongará durante tres días y este año se ha puesto como objetivo ser un poco más fiel en lo referido a las recreaciones históricas y, también, en la ambientación general para que –por ejemplo– los vendedores llegados del siglo XII no estén todo el rato pendientes de su iPhone.

Hace unos años ya surgió la polémica sobre los ficticios blasones que "en lugar de una feria medieval hacen parecer la plaza un mercadillo de Eurodisney". Los concejales de CHA denunciaron que con la rica historia aragonesa se recurriera a "símbolos inventados y sonrojantes" (flor de lis incluida) y exigieron un mayor rigor histórico.

Desde entonces, los organizadores de la muestra –Zaragoza Eventos– se pusieron manos a la obra y contactaron con asociaciones recreacionistas para brindar espectáculos relacionados con la historia de la Comunidad. En los últimos años se han recreado escenas del Compromiso de Caspe, se ha escenificado la entrada de los Reyes Católicos en Borja y un pasacalles viajó a 1492 para recordar la figura de Juan de Coloma. Si el año pasado se evocó la entrada de Alfonso I ‘el Batallador’ en Saraqusta, quizá este 2019 se recuerde cómo Salillas de Jalón recibió su segunda carta puebla hace justo 700 años o quizá se tiendan puentes con la coronación del emperador Carlos I que se recrea todos los años en Tarazona.

Mientras en la Plaza del Pilar este lunes se procedía a la retirada de las casetas de la Feria del Libro, en los alrededores de la zona han comenzado a instalarse las banderas y banderolas que adornarán el Mercado Medieval que abrirá sus puertas este fin de semana en Zaragoza.

Para evitar anacronismos, desde hace unos años la feria cuenta con la asesoría de un antropólogo y también encarga sus espectáculos a compañías de reconocida trayectoria (Lobos Negros o Dandelion). Quienes deseen conocer –no obstante– algo más sobre la historia medieval real de la ciudad pueden acercarse también al Museo Alma Mater, donde esos días se relatará cómo la parte más antigua del palacio arzobispal era la residencia de los Reyes Católicos cuando venían a Zaragoza.

Reclamos conocidos

Al margen de los espectáculos, la feria volverá a contar con los mismos alicientes de todos los años como son unos 150 puestos artesanos y media docena de tabernas. El mercado se dividirá en tres zonas (judía, cristiana y musulmana) y los pendones y las guirnaldas llegarán hasta el balcón de San Lázaro y se extenderán también por la zona de Pabostria. Repetirán los consabidos talleres de forja, luthiers o vidrieras, y también los campamentos infantiles en los que los niños ponen a prueba su pericia lanzando globos de agua con una catapulta. Las últimas ediciones de la feria han venido marcadas por una mayor presencia de grupos de animación aragoneses (así lo reclama el pliego de condiciones) y por la prohibición también a los espectáculos con animales, por lo que las aves rapaces que antaño hacían sobrevolaban la plaza del Pilar a la orden de los cetreros continuarán vetadas.

Un fin de semana de intensa actividad política y cultural

El fin de semana que viene será movido en la plaza del Pilar, tanto fuera como dentro del Consistorio, donde está previsto que el sábado se constituya la nueva corporación municipal salida de las urnas el pasado 26 de mayo. Hace cuatro años la toma de posesión del nuevo alcalde también coincidió con el mercadillo medieval y recordadas son las imágenes, aún más lejanas, en las que Belloch nombraba caballero –espada en mano– al concejal Jerónimo Blasco. Al margen de la política, también se preparan más actividades en Zaragoza de cara al próximo fin de semana: el día 14 se cumplirán once años desde que abrió sus puertas la Expo del Agua y la plataforma del Legado de 2008 ultima estos días visitas y charlas por el recinto de Ranillas. Además, los vecinos de la Magdalena estarán inmersos en su Semana Cultural, que concluirá con la tradicional hoguera de San Juan en el parque Bruil. Lo que no se solapará este año con el mercado medieval es la ‘Noche en blanco’, cuya programación ya diseñan los museos de la ciudad de cara al próximo 22 de junio. En ediciones anteriores esta coincidencia ha hecho que lo que los horarios de los ‘shows’ de la feria de las Tres Culturas pudieran estirarse más allá de la medianoche.

Consulta la programación cultural en HERALDO OCIO.

Etiquetas
Comentarios