Nacional
Suscríbete

Las nuevas señales de tráfico que debes conocer para evitar 200 euros de multa

En la nueva normativa sobre marcas viales aparecen dos que ya han sido probadas en diversas carreteras españolas.

Operación salida en Zaragoza
Carretera a la salida de la ciudad de Zaragoza
Aránzazu Navarro

Los accidentes con víctimas mortales en la pasada Semana Santa se cobraron 34 víctimas en España, la cifra más alta en esta festividad de los últimos siete años. Más allá de la contundencia de este dato, lo cierto es que se ha observado un aumento en los incidentes fatales en vías convencionales, mientras que se registran menos casos en autovías y autopistas. A veces el mayor peligro está en lo cotidiano, y es ahí donde hay que extremar la precaución.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), a través de la Dirección General de Carreteras, elabora una nueva normativa sobre marcas viales en la que aparecerán dos que ya han sido probadas en diversas carreteras españolas: los dientes de dragón y las líneas quebradas. Se comenzó a experimentar con ellas en la travesía del pueblo burgalés de Nava de Roa hace año y medio, y recientemente se han llevado a zonas de mayor tránsito, como Alcobendas.

Qué son los dientes de dragón y las líneas quebradas

Se trata de una marca con triángulos que apuntan alternativamente al interior de la vía, lo que da una sensación de estrechamiento que conduce instintivamente a reducir la velocidad. Avisa de la llegada de un paso de cebra urbano en una zona visible. Junto a ellos se experimenta con las líneas de borde quebradas, que avisan de la llegada de un punto en el que se debe igualmente bajar la velocidad: un paso de peatones de gran confluencia, una zona próxima a un centro escolar o a una residencia de ancianos. Se trata, en definitiva, de cuidar a peatones más vulnerables.

Señal dientes de dragón
Señal dientes de dragón
Mitma

En estas zonas urbanas así señalizadas, la velocidad máxima es de 30 kilómetros por hora, mientras que en el resto de la ciudad se puede llegar a los 50 por hora. Si se supera y le caza un control, la multa es de 200 euros, muchas veces el elemento disuasorio más eficaz para evitar incumplimientos. Otro dato: para frenar a 50 por hora hasta detenerse hacen falta 63 metros recorridos, mientras que a 30 por hora solo son 30 metros.

Si se pasan los 50 por hora en zonas limitadas a 30, la multa es de 300 euros y se pierden dos puntos del carné de conducir.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión