Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CASO PÚNICA

Bárcenas afirma que en el PP de Madrid se recaudaban 400.000 euros en donaciones para elecciones

El extesorero del Partido Popular sostiene ante el juez García Castellón que la mayor parte de ese dinero era de empresarios de la construcción. 

Foto de archivo de Luis Bárcenas
Foto de archivo de Luis Bárcenas
Efe

El extesorero del PP Luis Bárcenas aseguró ante el juez del caso Púnica Manuel García Castellón que el Partido Popular regional podía llegar a recaudar para una campaña electoral autonómica en torno a 400.000 euros en donativos "en efectivo", procedente la mayor parte, dijo, de empresarios de la construcción.

Según el audio de su comparecencia como testigo en el caso Púnica, al que ha tenido acceso Efe, esta fue una de las revelaciones que hizo Bárcenas el pasado 24 de febrero tras prestarse a colaborar en todas las causas que afecten al PP.

A preguntas del fiscal, Bárcenas sostuvo que siempre se superaba el límite legal permitido para las campañas electorales y esos gastos adicionales se financiaban con las donaciones que recibía el partido, si bien no supo precisar si esas donaciones se hacían a cambio de adjudicaciones públicas.

"Hemos recibido donativos de constructores que querían que se aplicasen los fondos a la campaña electoral de Madrid", aseguró, y en ese contexto habló de la entrega de un sobre "marroncito" a la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre con 60.000 euros que, según él, el propietario de la empresa Ploder, Luis Gálvez, que ya había hecho donaciones al PP nacional, pidió "expresamente" que ese dinero se destinase a "la campaña de Aguirre".

Acciones por falso testimonio

Afirmó que él acompañaba al fallecido Álvaro Lapuerta, quien le precedió en la Tesorería del partido, cuando se lo entregó en presencia del exconsejero madrileño Francisco Granados, manifestación por la que este y Aguirre (ambos imputados en Púnica) anunciaron después que emprendían acciones contra él por falso testimonio.

Respecto a la intención que pudiera haber detrás de esa donación, Bárcenas señaló: "El altruismo en el donante en esas cantidades no existe". El tercero de los brotes está relacionado con un viaje a Brasil y hay dos casos afectados.

"Si luego tuvo correspondencia o no lo desconozco, y desconozco si Aguirre y Granados llamaron para darle las gracias", precisó. "Hemos recibido aportaciones permanentemente (...) y el 98% de las cantidades que se aportaban eran empresas constructoras", afirmó, a la vez que indicó que tanto él como Lapuerta consideraban todas esas donaciones "como un concepto de relaciones publicas para esas empresas".

EL donante, añadió, lo que pretendía era tener una "interlocución" con personas "que les podrían abrir puertas y muy elegantemente, en el momento de hacer la donación" pedían a Lapuerta que "les recibiese".

Un donante habitual del PP, dijo también, era el expresidente de OHL Juan Miguel Villar Mir, "tanto en la sede central, como regional".

Dos anotaciones

Las campañas electorales a nivel del PP madrileño se financiaban por tanto, según Bárcenas, a través de donativos y en ese sentido habló de dos anotaciones, que dijo tener "documentadas", sobre una entrega de 232.000 euros por parte del gerente regional Beltrán Gutiérrez, imputado en Púnica, procedente de donaciones al partido en Madrid.

Según explicó, Gutiérrez, al que prácticamente dijo que fue él quién le colocó en el cargo de gerente, hacía esas entregas en efectivo para que el partido se lo devolviera por medio de transferencias a sus cuentas. Era "un auxilio que nos pedía para tener fondos en cuenta y no verse obligado a pagar en efectivo".

Otro medio de financiación añadió fue Fundescam, que, según su versión, se creó en 2003 con el único objetivo de captar esos fondos, después de que, a petición del PP madrileño, se dirigieran a la patronal de empresarios CEOE para captar donaciones en ese ámbito para la campaña electoral

"A efectos de CEOE tenía que ser la sede central la que captara la ayuda por eso se me encarga a mi entrevistarme con el directivo financiero para instrumentar la forma de entregar los donativos", y, siempre según su versión, le respondieron que preferían hacerlo a través de una fundación.

Ante la falta de pruebas que exhibió en su declaración, el fiscal le preguntó si, "más allá" de la "credibilidad" que se le pudiera dar a su palabra, tenía algún tipo de "testifical de referencia" o "de corroboración periférica más allá de hablara categóricamente.

"Mi palabra vale como la de cualquier otro testigo", respondió, además de manifestar si lo relatado en cuestión al presunto sobre entregado a Aguirre no era suficiente "testimonio directo".

Tres cajas

También aludió a tres cajas con documentación que no afecta ese procedimiento y que, según él, las guarda una tercera persona.

El extesorero sembró además dudas sobre la financiación de las obras de la sede regional de Madrid, situada en la primera planta del edificio de la calle Génova, y que, según él, las hizo el PP madrileño pagando 200.000 euros, mientras que ellos por la reforma de cada planta que ocupa el partido regional pagaron "un millón cien", cantidad que ahora se está juzgando si se pagó con dinero de la caja b.

"No sé quién aportó el dinero y puedo afirmar que costó más de esa cantidad", aseguró, afirmando que las cuentas "no cuadran".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión