Despliega el menú
Nacional

coronavirus

Así son los velatorios y entierros en la fase 3 de la desescalada

Una de las pruebas más duras de la pandemia ha sido la imposibilidad de despedirse de los seres queridos que han muerto durante el estado de alarma por la covid-19.

El día a día del cementerio de Torrero durante la pandemia del coronavirus.
El día a día del cementerio de Torrero durante la pandemia del coronavirus.
José Miguel Marco

Con la entrada a la fase 3, uno de los trances más amargos de la vida de cualquier persona se verá ligeramente alterado; dar el último adiós a un familiar o allegado ha sido en estas últimas semanas un imposible para muchísimas personas, dadas las restricciones de aforo en los velatorios y entierros cuando la persona fallecida había contraído el coronavirus. En la fase 3 se amplían los porcentajes útiles de aforo de los recintos y la cantidad de personas que pueden asistir a las ceremonias, aunque seguirán estando prohibidas las reuniones multitudinarias por este motivo. Seguirá tratándose de un acto más bien íntimo, en el que apenas familiares y allegados más cercanos puedan despedir a su ser querido.

En esta fase, los velatorios podrán realizarse en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, con un límite máximo, en cada momento, de 50 personas en espacios al aire libre o de 25 personas en espacios cerrados, sean o no convivientes. Por otro lado, la participación en la comitiva para el enterramiento o despedida para cremación de la persona fallecida se restringe a un máximo de 50 personas, y se deberán mantener en todo momento las disposiciones ya habituales de distancia social de dos metros entre los presentes, higiene exhaustiva de manos y mascarilla, medida que lógicamente se extiende al oficiante de la ceremonia de turno o a los trabajadores de la funeraria y el cementerio.  

Última hora de la desescalada.

Etiquetas
Comentarios