Despliega el menú
Nacional

El Gobierno se plantea franjas horarias diferentes para niños, mayores y deportistas

Pedro Sánchez presenta este martes su plan para la desescalada progresiva, con el temor de los expertos a una recaída.

Antes de correr es recomendable realizarse unas pruebas mínimas para evitar problemas de tipo cardiaco.
Antes de correr es recomendable realizarse unas pruebas mínimas para evitar problemas de tipo cardiaco.
Pixabay

El Gobierno estaba en la noche de este lunes abierto a introducir cambios de ultimísima hora en su plan de desescalada, tras las quejas de las comunidades autónomas por las imágenes de aglomeraciones el domingo tras la autorización de salida de los niños. En concreto, el Ministerio de Sanidadvaloraba la posibilidad de establecer diferentes franjas horarias para la salida de menores, deportistas y mayores a partir del próximo sábado, a fin de que no puedan coincidir (o al menos no todo el tiempo), un proyecto que ha estado desde el principio encima de la mesa con diferentes variantes.

El titular de Sanidad, Salvador Illa, en el Consejo Interterritorial celebrado este lunes, pidió a los consejeros que les hicieran llegar por escrito sus propuestas para decidir si luego se introducirían contrarreloj en el documento que Pedro Sánchez presenta este martes.

Un plan que, más allá de los cambios sobre la marcha por los problemas que ha provocado la primera medida de alivio (la de los niños), nace con otras muchas dudas. La inicial reside en que no todos los epidemiólogos que asesoran a Moncloa están convencidos de que sea ya el momento de afrontar un alivio de este calado, que podría provocar un recaída en caso de precipitación.

En principio, la primera de las medidas de desescalada como tal, la de permitir el ejercicio físico y los paseos, estaba prevista para el lunes 11 de mayo. Para entonces se podría haber valorado con más datos los efectos de la vuelta al trabajo, tras el parón de la Semana Santa, de los centenares de miles de trabajadores que se quedaron en casa con la aprobación del permiso obligatorio retribuido.

También genera incertidumbre entre los especialistas que el 2 de mayo se dé el pistoletazo de salida del desconfinamiento con los deportistas y los paseos, menos de una semana después de permitir la salida de los menores. Y ello sin haber podido comprobar, siquiera mínimamente, el efecto que esta medida está teniendo en la epidemia, sobre todo vistas las imágenes que revelaban que bastantes pequeños y mayores no guardaban la distancia social.

Y es que la propia autorización generalizada de salida de los menores de catorce años en sí (sin establecer diferencias entre zonas) ya había provocado debate entre los expertos del equipo de Simón, en cuanto la situación de la epidemia es muy diferentes entre comunidades autónomas y no se estableció ninguna diferenciación entre ellas. Recuerdan los expertos que Madrid tiene 248 veces más casos acumulados que Murcia y, sin embargo, las medidas puestas en marcha hasta ahora y cuyas repercusiones se desconocen todavía (trabajadores no esenciales y niños) fueron idénticas.

Crea también vértigo el hecho de que Italia, que epidemiológicamente siempre ha vivido una semana o diez días antes que España esta pandemia, vaya a comenzar sus planes de desescalada dos días después, el 4 de mayo. Italia ha anunciado que va a empezar el alivio con una incidencia acumulada en las últimas dos semanas de 68,35 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 85,19 que hay en España de media nacional.

Control "sin los efectos deseados"

El Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) publicó la semana pasada, con fecha del 23 de abril, un informe en el que aseguraba que en cinco países europeos, entre ellos España, "las medidas de control implementadas puede que no hayan mostrado los efectos deseados". La agencia europea constataba que en esos días la tasa de incidencia en España -casos acumulados por 100.000 habitantes notificados en los últimos 14 días- estaba por encima de 100, y aunque este lunes bajó a 88,49, todavía supera la centena en varias comunidades autónomas, como Madrid, donde está en 184; Cataluña, en 169, o La Rioja, en 168. "En estas circunstancias", certifica el documento, "las posibilidades de infección de covid-19 siguen siendo muy altas".

La Moncloa mantiene un total hermetismo, más allá de las medidas ya anunciadas de permitir realizar deporte y pequeños paseos. El Ejecutivo pretende hacer una desescalada asimétrica, pero de "reglas homogéneas". Esto es, el desconfinamiento se hará a diferentes velocidades según los territorios, aunque siguiendo las mismas directrices y etapas en todo el país. Los técnicos han decidido que el área principal a considerar va a ser la "provincia", aunque también puede haber zonas de menor extensión, como algunas islas.

Los detalles del programa que presentará este martes Sánchez tras el Consejo de Ministros se guardan con celo, pero fuentes del Gobierno avanzan que la idea sobre la que pivota todo el proyecto es la de ir permitiendo la apertura durante mayo del pequeño comercio, y la vuelta a cierta normalidad en la industria ese mes, como antesala del regreso a parte de la actividad de la hostelería (y muy limitada) a partir de junio.

La idea del Ejecutivo es intentar seguir promocionando al máximo el teletrabajo, al menos hasta junio, a fin de mantener en la medida de lo posible seguir manteniendo una baja proporción de pasajeros en los servicios de transporte públicos.

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios