Despliega el menú
Nacional

coronavirus

El coronavirus saca el lado más solidario de las redes sociales

Varios jóvenes estudiantes se han ofrecido para cuidar a los niños cuyas clases están siendo suspendidas o hacer la compra a personas que no se quieran exponer al contagio.

Un cliente con mascarilla realiza la compra en un supermercado de Madrid.
Un cliente con mascarilla realiza la compra en un supermercado de Madrid.
Ep

La crisis del coronavirus ha desatado un gran estado de alarma y nerviosismo entre la población. En las últimas horas, las redes sociales se han plagado de decenas de imágenes de supermercados completamente arrasados. Una situación ante la que diferentes cadenas alimenticias han hecho un llamamiento a la calma, garantizando el abastecimiento de productos básicos.

En este tipo de situaciones es donde el ser humano es capaz de mostrar también su lado más solidario. Una muestra de ello es Twitter, acostumbrado a ser el protagonista de importantes revuelos digitales a golpe de 'RT'. Allí, en la red social del pájaro azul, un usuario se ha ofrecido para hacer la compra y llevársela hasta su domicilio a toda persona mayor o población de riesgo que, debido a la crisis del coronavirus, no quiera salir a la calle y exponerse al riesgo de contagio.

En concreto, en la zona de Diego de León, Manuel Becerra y Guindalera, en Madrid. Una iniciativa que rápidamente ha sido recogida por otros usuarios en la capital de España, que han ampliado los márgenes de actuación hasta Lavapiés y La Latina.

Pero esta no es la única cara amable que ha dejado la grave situación generada por la crisis del coronavirus. Además de voluntarios para comprar y trasladar la compra, varios jóvenes se han ofrecido también para el cuidado de niños en los hogares, en el caso de que se cierren los colegios y sus padres no sepan cómo solucionar la situación.

De hecho, un grupo de estudiantes en Vicálvaro (Madrid) han ido un paso más allá. Conscientes del grave problema que supone el cuidado de los menores, han creado un grupo de whatsapp en el que se organizan, a través de un documento Excel, para la atención de estos niños.

Esta iniciativa brotó tras la publicación de un tuit por Camila Piñeyro, una alumna de Relaciones Laborales de la Universidad Complutense de Madrid, que colgó un cartel en su edificio para que el resto de vecinos supieran que sus compañeras de piso y ella estaban disponibles para el cuidado de sus hijos de forma gratuita.

Etiquetas
Comentarios