Nacional

RESULTADOS ELECCIONES GENERALES 28-A

Unidas Podemos celebra el triunfo progresista y tiende el guante a Sánchez

Pablo Iglesias cree que será posible construir un gobierno de izquierdas y queda con el líder socialista en reunirse pronto para iniciar una negociación "discreta".

El cabeza de lista de la coalición en Zaragoza, Pablo Echenique, junto al secretario general.
El cabeza de lista de la coalición en Zaragoza, Pablo Echenique, junto al secretario general.
EFE/J. P. Gandul

Unidas Podemos y sus confluencias han pasado de ser el tercer al cuarto partido de ámbito nacional tras las elecciones de este domingo, en las que han logrado 42 escaños, 25 menos que en la anterior legislatura. Sin embargo, pese a su caída en votos, porcentaje y escaños, la coalición liderada por Pablo Iglesias podría ser determinante para que el socialista Pedro Sánchez forme gobierno si Ciudadanos cumple su promesa de no pactar con el PSOE. Sus 42 escaños serían imprescindibles si el líder socialista optase por explorar la creación de un gobierno de izquierdas apoyado por formaciones nacionalistas o independentistas.

Durante su comparecencia en la noche de este domingo en el teatro Goya de Madrid, acompañado del líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, el secretario general de Podemos reconoció haber telefoneado ya a Pedro Sánchez para felicitarle por su victoria, lo que aprovechó para tenderle un guante de cara a construir un gobierno progresista. Para Iglesias, dos han sido las claves de estos comicios. "La primera, el peso parlamentario del bloque progresista supera al del trío de Colón", dijo, en alusión a Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Cs) y Santiago Abascal (Vox). "La segunda clave para entender el resultado electoral es que España es plurinacional y basta ver los resultados de Euskadi y Cataluña para comprobarlo", añadió.

El líder de la coalición –que ha perdido en torno a 200.000 votos con respecto a la última cita electoral a nivel nacional y unos 38.000, en Aragón– reconoció que les hubiera gustado obtener un resultado mejor. "Pero es el suficiente para cumplir nuestros dos objetivos en esta campaña: frenar a la derecha y construir un gobierno de izquierdas", insistió.

Lo que también dejó anoche patente Iglesias es su cambio de actitud, porque si antes pedía luz y taquígrafos para cualquier negociación, ahora advierte que construir un gobierno requerirá de tiempo y discreción.

"Le he transmitido a Pedro Sánchez nuestra voluntad de trabajar juntos para conformar un gobierno de coalición y hemos que quedado en reunirnos con brevedad", manifestó. "Pero llevará tiempo y espero que sean pacientes. Las reuniones para organizar un gobierno requieren de cierta discreción", apostilló.

El secretario general de Podemos dijo que "toca trabajar mucho" para hacer un programa de gobierno y "cumplir el mandato" de los votantes. Pablo Iglesias también hizo autocrítica: "Uno de los problemas fundamentales de Unidas Podemos en los últimos tiempos ha sido dar una imagen de nuestra situación interna que no ha estado a la altura de nuestro votantes. Tomamos nota para que no vuelva a ocurrir".

Además de por la subida general del PSOE en toda España, la candidatura liderada por Iglesias se ha visto especialmente perjudicada por la caída de En Común Podem, su confluencia catalana, que fue la candidatura más votada en Cataluña tanto en 2015 como en 2016. Este domingo, en Comú Podem cayó hasta la tercera plaza, por detrás de ERC y el PSC, quedándose con 7 escaños, cinco menos de los que sumó en la anteriores generales. En concreto, se ha dejado en el camino más de 334.000 votos y su porcentaje de apoyos ha pasado del 24,53% al 14,89%.

Etiquetas
Comentarios