Despliega el menú
Motor

salud

10 claves de la OCU para ahorrar gasolina estas vacaciones

En 2018, el consumo medio en combustible fue de 826 euros, un 12,6% más que el año anterior.

Un hombre en una gasolinera de Zaragoza.
Un hombre en una gasolinera de Zaragoza.
Raquel Labodía

El combustible es el factor que más desembolso económico supone a la hora de mantener un coche, por detrás de otros aspectos tan importantes como es el seguro o el mantenimiento. Tener un coche en propiedad puede suponer un coste anual de hasta 2.000 euros en los casos que ya está pagado y de hasta 5.000 si está sujeto a financiación, por lo que todo consejo que ayude a ahorrar unos euros al volante nunca está de más.

Así, con respecto al combustible, desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerdan diez claves para ahorrar cada vez que se inicie un viaje: 

1. Busca la gasolinera más barata. Conocer los premios de las diferentes marcas y estaciones de servicio que hay cerca del lugar en el que estamos así como recurrir a 'apps' que indiquen donde se encuentra la gasolinera más barata del entorno siempre permiten ahorrar a la hora de llenar el depósito. 

2. Utiliza el combustible adecuado. Si los fabricantes establecen que tipo de carburante debe llevar un vehículo es por algo. Por ejemplo, si el motor está diseñado para 98 pero se le echa 95, el coche puede gastar más de la cuenta además de funcionar peor. 

3. Respeta los límites de velocidad. No solo se evitan accidentes y garantizan la seguridad al volante, sino que disminuyen el consumo del vehículo. A más velocidad, más gasto. 

4. Conduce con suavidad. Tirones, acelerones y cambios bruscos con el embrague también aumentan el consumo. Lo mejor es circular con el motor a bajas revoluciones. 

5. Olvídate de productos milagrosos. Los imanes en el motor, aditivos y demás productos que anuncian una reducción del consumo suelen ser poco o nada eficaces, por lo que de nada sirve invertir en ellos con la esperanza de no tener que repostar en mucho tiempo. 

6. Apaga el motor.  Un coche parado en punto muerto consume entre 0,5 y 1 litro de combustible por hora, por lo que si se está en un atasco o en una parada prolongada lo mejor es apagar el motor para reducir el consumo. 

7. Revisa los neumáticos. Hasta un 20% de los conductores circula con los neumáticos en mal estado, una cuestión que no solo afecta a la seguridad vial sino también al bolsillo: circular con menor presión a la recomendada aumenta el consumo en un 1% por cada 0,1 bares de presión menor. 

8. Controla el peso. A más peso en el coche, mayor consumo, sobre todo si este se carga de elementos externos como portabicis o bacas. Si se circula con las ventanillas del coche bajadas el consumo también aumenta, ya que la resistencia al aire de nuestro coche hace que consumamos más energía. Eso sí, para que usar el aire condicionado no suponga otro desembolso mayor debido a la potencia que necesita para enfriar, la temperatura deberá estar en torno a los 23 grados. 

9. Apuesta por los híbridos. Si vas a renovar el coche próximamente (hasta un 50% de los españoles afirma que lo hará en el próximo año), no hay que olvidar que el combustible es más baratos que los tradicionales en los modelos híbridos y eléctricos. 

10. Ten en cuenta la potencia. A mayor potencia, más elevado el precio de compra y mayor consumo de combustible. Tener en cuenta la potencia que se adapte a las necesidades de la conducción es fundamental para no gastar más de la cuenta.

Etiquetas
Comentarios