Despliega el menú
Internacional

Así es la controvertida vuelta física al cole en la desescalada en otros países europeos

Cada lugar tiene su propia receta para el regreso a las aulas. En Europa prima el escalonamiento y la limitación del número de alumnos. Además, preocupa que se puedan mantener las medidas de seguridad e higiene y las decisiones de los Gobiernos siembran la polémica.

France's President Emmanuel Macron wears a protective face mask with a blue-white-red coloured ribbon as he speaks with schoolchildren during a visit to the Pierre de Ronsard elementary school in Poissy, France, May 5, 2020, as France readies to face an ease in the coronavirus lockdown measures. Ian Langsdon/Pool via REUTERS [[[REUTERS VOCENTO]]] HEALTH-CORONAVIRUS/FRANCE-SCHOOL
El presidente francés Emmanuel Macron, con mascarilla, durante la visita de este martes a la escuela de Poissy, a la que asisten los hijos de sanitarios y personal que lucha contra el coronavirus. 
Reuters

La vuelta al cole, o no, antes del verano se ha convertido en un quebradero de cabeza para los Gobiernos de los países afectados por la covid-19, las familias y los profesores. Cada país aplica su fórmula y su calendario en la desescalada, pero todos coinciden en extremar las medidas de seguridad e higiene, mientras colectivos de profesores y familias ponen en duda que a la hora de la verdad se puedan cumplir. Muchos han optado por limitar el número de alumnos por aula y 15 parece ser la cifra que nadie quiere superar. Una reapertura lectiva marcada por una extraña normalidad que, al igual que ocurre en España, también está sembrando la polémica. 

Francia, 15 alumnos por clase y mascarilla en Secundaria

Mientras se acerca ese 11 de mayo en el que las escuelas francesas tienen previsto volver a abrir sus puertas, el presidente Emmanuel Macron intenta calmar unas aguas muy revueltas. Los sindicatos de enseñanza amenazan con llamar a la huelga, no están conformes con la responsabilidad sanitaria que les va a tocar jugar, y piden que la reapertura se aplace hasta septiembre. Hay alcaldes que temen la responsabilidad jurídica que les salpicará en caso de que se declare un brote en los centros. Los padres temen por sus hijos y los hay que prefieren mantenerlos en casa.

La reapertura será progresiva, voluntaria para los padres y sujeta a la situación sanitaria local. Si se mantienen los planes previstos, los docentes se incorporarán el 11 de mayo y los más pequeños volverán a clase a partir del día siguiente con un máximo de 10 niños por aula en las guarderías y de 15 en los parvularios, escuelas primarias y el resto de centros educativos que vayan abriendo. Los que se queden en casa deberán seguir obligatoriamente con la educación a distancia.

La reapertura de los institutos se hará a partir del 18 de mayo en función de la circulación del virus en cada departamento pero solo para los estudiantes de 6º y 5º grado (que en España se corresponde con 6º de Primaria y 1º de ESO). Como los grupos están limitados a 15 chicos, cada centro decidirá el tipo de turnos que establece. La puesta en marcha o no de los comedores es decisión del alcalde. Los institutos y centros profesionales para chicos a partir de 14 años no abrirán antes del 2 de junio y a finales de mayo se tiene que dar a conocer un calendario más preciso.

La cuestión de las mascarillas también tiene sus matices y suscita preocupación. Estará prohibido que la lleven los niños de parvulario y no se recomienda para primaria, pero es obligatoria para todos los maestros y personal de los centros y para los estudiantes a partir de secundaria. 

En Suiza también se prevé el retorno a las aulas de alumnos de primaria y secundaria el próximo lunes 11 de mayo. El del resto de niveles, incluidas las universidades, se anuncia para el 8 de junio.

Portugal, alumnos de 16 y 17 años, mascarilla y sin salir a los pasillos

Portugal ha elaborado una guía práctica que regulará la vuelta física al colegio marcada para el 18 de mayo, día en el que regresarán los estudiantes de 11º y 12º curso (16 y 17 años). Mientras, el resto de alumnos continuarán con las clases que se imparten desde hace un mes a través de la televisión para que todos tengan acceso a los contenidos. El 18 de mayo también abrirán las guarderías, aunque los padres que lo prefieran podrán mantener a sus hijos pequeños en casa durante las primeras dos semanas con el apoyo económico que reciben actualmente. El 1 de junio será el turno de los centros de preescolar y los de actividades de tiempo libre.

Las normas que deben seguir los estudiantes de 16 y 17 años pasan por guardar distancia entre pupitres, no mirar de frente a los compañeros y portar mascarilla (no obligatoria para los menores en las guarderías). Los alumnos, según la guía, no podrán salir a los pasillos entre clase y clase y se aconseja que el espacio de tiempo en el intercambio sea lo más rápido posible.

Los profesores tendrán la opción de dividir las aulas en dos grupos para evitar masificaciones y los alumnos no podrán permanecer en los espacios comunes. Los servicios de administración serán virtuales y se cerrarán dependencias como cafeterías o salas de apoyo. Cada aula será desinfectada una vez que el grupo la abandone y entre otro, mientras que el resto de dependencias serán desinfectadas de forma constante. Además, los centros tendrán que definir los circuitos del interior del centro por donde pasarán profesores y alumnos manteniendo la distancia social adecuada.

Examen final escuela de secundaria en Hungría durante la pandemia
Examen final de secundaria en un instituto de Hungría celebrado el pasado martes. Profesores y estudiantes llevan mascarillas, solo hay 10 alumnos por aula como máximo y las ventanas permanecen abiertas durante todo el ejercicio.
EFE

Bélgica, solo 10 alumnos por aula y mascarilla a partir de 12 años

La vuelta a los colegios en Bélgica debe esperar hasta el próximo día 18 de mayo, con variaciones según la zona. Los niños de Flandes (zona norte del país de habla neerlandesa) tendrán una primera experiencia de contacto el día 15. Lo que más llama la atención es que no habrá más de 10 alumnos por clase con el objetivo de respetar la distancia de 4 metros cuadrados por alumno y 8 para el profesor. En los últimos días se han escuchado voces que cuestionan los problemas de organización que supone esta limitación y demandan que se permitan hasta 14 para poder dividir la clase en dos grupos e impartir clases mañana y tarde.

Las aulas deberán ser desinfectadas cada vez que sean ocupadas por un grupo de estudiantes, quienes deberán sentarse todos los días el mismo pupitre. No habrá clases prácticas de materias como biología, química o educación física y no se servirán comidas calientes en los comedores.

Los alumnos de más de 12 años deberán llevar mascarilla –al igual que en el transporte público- así como los profesores. Todavía no se ha tomado ninguna decisión sobre la vuelta a las clases de las escuela de infantil. El Ejecutivo federal puede introducir cambios en esta estrategia según como evolucione la pandemia

Dinamarca y Noruega, constantes lavados de mano

Dinamarca y Noruega han sido de los primeros países europeos en reabrir los colegios con una nueva normalidad que se caracteriza por los constantes lavados de manos, al menos cada dos horas. Noruega vivió una primera vuelta al cole el pasado 15 de abril de los niños de hasta 12 años. Solo abrieron la mitad de las escuelas del país y el 35% de las de Copenhague, la capital. El Gobierno danés también permitió entonces que acudieran a las aulas los alumnos de último curso de bachillerato y de estudios sanitarios. El próximo lunes, al igual que Francia, se espera que estén operativos todos los colegios e institutos.

Las Kindergarten noruegas reabrieron entre el 20 y 27 de abril. Los cursos de primaria de uno a 4 años y las actividades extraescolares se reanudaron el 27 de abril. Mientras, los chavales de cinco a diez años siguen recibiendo clase a distancia. También retomaron la actividad los alumnos del segundo y tercer curso de secundaria.

En Dinamarca niños y profesores deben lavarse las manos como mínimo cada dos horas, y se desinfectan dos veces al día juguetes y puntos de contacto como grifos, inodoros, mesas, pomos y barandillas.Para evitar aglomeraciones muchas escuelas han fijado horarios de entrega escalonados de los niños a las puertas de los centros. Los alumnos se han dividido en grupos pequeños manteniendo la distancia de seguridad y la actividad se desarrollará en el exterior tanto tiempo como sea posible. Además, en el caso de Noruega el aforo suele ser de no más de 15 niños por aula y hay dos adultos con ellos.

27 April 2020, Hessen, Frankfurt: A teacher sprays hand disinfectant on the hands of the students before entering the school as particular pupils are back in school after a six-week break. Photo: Arne Dedert/dpa27/04/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN [[[EP]]] 27 April 2020, Hessen, Frankfurt: A teacher sprays hand disinfectant on the hands of the students before entering the school as particular pupils are back in school after a six-week break. Photo: Arne Dedert/dpa
Un profesor rocía con gel desinfectante las manos de los alumnos de un colegio privado de Frankfurt (Alemania) antes de volver a clase el pasado 27 de abril.
DPA

Alemania, grupos reducidos y por turnos al recreo

En Alemania los centros de secundaria retomaron su actividad a finales de abril para que los estudiantes pudieran preparar los exámenes finales. A partir del pasado 4 de mayo las escuelas empezaron a recibir de forma gradual a los alumnos en aquellos lánder que mantienen una baja incidencia de la covid-19. En general, en las escuelas las clases se han dividido en grupos más pequeños. Aunque no hay una ratio general establecida, cada Estado federal decide cómo se lleva a cabo la reapertura, en colegios de Berlín no se superaban los 11 niños por clase. En algunos centros los pupitres que no se ocupan se señalan con una cruz aislante para que nadie se siente en ellos.

En Berlín por ejemplo, este pasado lunes podían volver los alumnos de último curso de primaria y del penúltimo de bachillerato. Los alumnos y profesores deberán mantener al menos una distancia de metro y medio tanto en las clases como en el recreo o durante el almuerzo. Al patio se tiene que salir por turnos y las clases de educación física se llevan a cabo al aire libre. En algunos sitios incluso se vigila que los chavales accedan de uno en uno al baño. El  Gobierno federal y los lander tienen que avanzar esta semana en el resto de la ruta escolar.

Italia, adiós hasta septiembre pero con actividades en verano

La actividad docente presencial en los colegios italianos no se retomará hasta septiembre por motivos de seguridad. Lo que sí ha adelantado la ministra de Educación, Lucia Azzolina, es que cabe la posibilidad de que los patios y jardines puedan acoger este verano campamentos para niños mayores de 3 años y hasta los 14 gestionados por personal externo a las plantillas docentes. De momento es una propuesta que se está estudiando con los representantes de las regiones, provincias y municipios para ver su viabilidad. 

Lo que sí ya adelantó este miércoles Azzolina es que de cara al regreso a las aulas tras el verano se está estudiando un modelo mixto, similar al que se ha planteado en España, en el que la mitad de alumnos asista a las clases presenciales y la otra mitad siga las lecciones 'online'. No es una decisión tomada, es una hipótesis sobre la mesa", dijo este miércoles la ministra en una comparecencia parlamentaria, ante el revuelo que ha generado su sugerencia entre partidos políticos y sindicatos.

Las lecciones se desarrollarían al mismo tiempo para ambos grupos, para garantizar que todos los estudiantes reciben los mismos aprendizajes, pero unos las seguirán en el colegio y otros de forma telemática desde ordenadores en sus casas. Además, ha abogado porque que se establezca un plan con entradas y salidas escalonadas a intervalos regulares de tiempo para evitar reuniones, que se desarrollen las actividades al aire libre siempre y cuando sea posible, que se reduzca el número de alumnos por aula y que se contraten más profesores, si bien no ha dicho cuántos. Ya este junio, ha avanzado, los estudiantes podrán realizar el examen de acceso a la universidad de forma presencial, en espacios grandes y con ciertos protocolos de seguridad.

Bulgaria es el otro país europeo que ya ha anunciado que seguirá cerrado hasta septiembre y que el curso terminará en julio con clases a distancia. Los exámenes de bachillerato se celebrarán en junio en medio de máximas medidas de seguridad sanitaria.

Reino Unido, a la espera del inicio del desconfinamiento

Los colegios y universidades del Reino Unido permanecen cerrados desde que el Gobierno de Boris Johnson impusiera las medidas generales de confinamiento. El próximo lunes se podrían empezar a relajar gradualmente algunas de las actuales restricciones para frenar la pandemia, adelantó este miércoles su primer ministro. El fin de semana Johnson anunciará sus proyectos para intentar ir volviendo a la normalidad. Algunos diarios ya han adelantado que el Gobierno estudia que las escuelas de primaria retomen las clases a principios de junio.

Última hora del coronavirus.

Coronavirus en Aragón.

Coronavirus en España.

Suscríbete al boletín de Heraldo.es sobre la covid-19.

Etiquetas
Comentarios