Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

gastronomía

Recetas para triunfar en la piscina o en la playa

Con los niños de vacaciones y el mercurio alto, las piscinas son un plan para pasar el día, pero ¿qué comemos?

Ensalada de sandía con queso de rulo de cabra.
Ensalada de sandía con queso de rulo de cabra.
C. Ventura

Bañador, toalla, chancletas, el neceser, algún juego para que los niños se entretengan y... ¡la comida! Sobre todo, para aquellos que han renunciado a caprichos en beneficio de la operación biquini. Pero aunque se coma de tupper, se puede ser igual de 'cool' –guay– o incluso más que toda la 'pool' –piscina–. Quien dice piscina, también dice playa.

En ocasiones se dispone de poco tiempo para preparar la comida, pero hay recetas que con un poco de idea pueden resultar atractivas y sanas. "Las ensaladas son muy socorridas, como la de pasta o arroz", enumera Carolina Ventura, profesora de La Zarola, en Zaragoza. Sin embargo, esta cocinera propone otra receta para marcar tendencia en la zona de toallas. "Podemos hacer una ensalada de sandía con queso de cabra", propone. La elaboración es muy sencilla, tal y como explica la cocinera: "Se prepara un especie de tartar con rábano rallado, sal, pimienta y vinagre o yogur natural". Tan solo hay que mezclarlo con los trozos de sandía y rulo desmigado.

Este plato es más de tupper, pero para el segundo no será necesario nada de menaje: un rollito de pollo. "La noche de antes se deja macerando el pollo, recomiendo contramuslo, con yogur griego, diente de ajo picado, comino, curry, sal, pimienta y ralladura de naranja –explica Ventura–. Al día siguiente solo hay que hornearlo unos 10 minutos a 220 grados". Una vez asado, se trocea en tiras y se rellenan las tortitas de burrito con juliana de lechuga, queso feta y piña. "Esta es una buena opción, y muy tropical, para comer en la piscina o en la arena de la playa", aplaude Carolina Ventura.

Si creemos que nos podemos quedar con hambre, se puede hacer hueco en el capazo de la piscina o de la playa para un tabulé clásico. "Lo cocinamos según las indicaciones del producto y se deja enfriar un tiempo antes de añadirle tomate, pepino, perejil, cilantro, cebolla fresca y algunos frutos secos, como pueden ser las nueces", aconseja la profesora de La Zarola.

El postre –o almuerzo o merienda– más rápido para una jornada de playa o piscina es la fruta. "Recomiendo llevar la pieza entera o troceada, pero no como si fuera una macedonia, porque puede ser más incómodo de comer", matiza Carolina Ventura. Precisamente, los nutricionistas aconsejan la fruta de temporada para los días de altas temperaturas como los ya vividos. Para la lista de la compra apuntan la ya mencionada sandía, porque aporta 94.6 gramos de agua por cada 100 gramos, y también frutos rojos, como frambuesas o bayas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión