Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

setas

¿Cuánto tardan en salir los rebollones después de llover?

El suelo húmedo, las temperaturas y el tipo de tierra son factores clave en la formación y desarrollo de esta especie micológica.

Rebollones.
Rebollones.
Ayuntamiento de Mosqueruela

Desde hace más de un mes, Aragón se encuentra en plena temporada micológica, una actividad cuyo turismo está creciendo en la Comunidad. La búsqueda de setas, más concretamente, de rebollones, continúa siendo uno de los planes otoñales por excelencia. Y cuando la campaña es buena y los bosques se nutren de estas especies, la afluencia de recolectores y rutas dirigidas todavía es mayor. 

En España, el rebollón es la especie micológica más consumida, con diferentes variantes comestibles como la lactarius deliciosus, sanguifluus, entre otras. Abundante en nuestros bosques y pinares, también podemos encontrarla con frecuencia en los mercados: su textura, sabor y versatilidad como ingrediente en recetas de cocina la posicionan como uno de los productos estrellas de la estación otoñal.

La humedad del suelo, las temperaturas y el tipo de tierra son variables de las que depende el crecimiento de los rebollones. Aunque su presencia es anual, su época de mayor nacimiento es el periodo otoñal, cuando el sol calienta el suelo tras las lluvias y el suelo se mantiene húmedo. Y es que una intensa precipitación es la llave maestra para el desarrollo de esta especie. Por eso, la diferencia entre buena y una mala temporada se puede prever desde finales de agosto.

Con el objetivo de determinar el crecimiento de las especies micológicas, hay que tener en cuenta que siempre se cumple un ciclo comprendido entre 12 y 15 días para la aparición de los primeros carpóforos tras las precipitaciones. En el caso de los rebollones, la seta aparece aproximadamente a los 30 o 40 días, y su abundancia depende directamente de la intensidad de las lluvias previas. Otro tipo de precipitaciones como el granizo también son muy beneficiosas

Además, los primordios de los rebollones comienzan a formarse en invierno, bajo tierra, y su desarrollo hasta el momento de esplendor puede incluir una etapa que alcance los dos años de duración. Por tanto, una buena temporada augura para el futuro campañas mucho mejores. El Pirineo y la Sierra de Albarracín son grandes fuentes de rebollones en el territorio aragonés, aunque su extensión está repartida. 

Descubre donde encontrar con más frecuencia rebollones en Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión