Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

vinos de aragón

Vinos de finca en el corazón del Matarraña

En un enclave excepcional para el cultivo de la vid se encuentra la Bodega Mas de Torubio.

Bonita vista del viñedo de Mas de Torubio.
Bonita vista del viñedo de Mas de Torubio.
Mas de Torubio

A 600 metros de altitud y entre el dominio de los vientos mediterráneos y el cierzo del interior crecen viñedos que expresan en el vino el auténtico carácter de la tierra en la que se levanta la Bodega Mas de Torubio, en el corazón del Matarraña. 

Esta empresa toma el nombre de la finca familiar y sabe dar valor añadido a la garnacha peluda, una variedad aragonesa antaño denostada y que ahora toma vigor gracias a la reivindicación de lo autóctono y a la cuidada elaboración de los vinos que salen de allí.

En la bodega también saben trabajar de maravilla la garnacha blanca, variedad con la que se elabora su Xado Blanco, en el que esta variedad aragonesa se complementa con un pequeño porcentaje de sauvignon blanc que le da potencia aromática y viveza. Tiene una breve crianza con sus lías finas con ‘batonaje’ semanal y el grado alcohólico es del 13,6%. Precio: 8 euros.

Botella de Xado Blanco 2019.
Botella de Xado Blanco 2019.
Mas de Torubio

El potencial y el carácter del terruño se extraen, sobre todo, con la garnacha peluda, un tesoro en peligro de extinción que casi se dio por desaparecido hasta que los hermanos Monreal lo recuperaron para sus vinos tintos, siendo su buque insignia el Clota Paraje Excepcional, un vino original y auténtico en el que esta uva autóctona se complementa con merlot y cabernet sauvignon, ensamblados después de su crianza por separado en barricas de roble. Crianza de 10 meses en barricas de roble francés y americano. Grado alcohólico: 14,5%. Precio: 13 euros.

Botella de La Clota 2018.
Botella de La Clota 2018.
Mas de Torubio

La garnacha peluda es también la base de su rosado Nueve Rosas, en donde la merlot también tiene una destacada presencia para conseguir un vino muy fresco, frutal y floral. Es un rosado de lágrima, con un prensado de las uvas muy ligero y con un grado alcohólico del 14,2%. Precio: 7,50 euros.

En Mas de Torubio practican una viticultura orgánica y manual que también es un valor añadido en estos tiempos, más si se trabaja en una tierra, el Matarraña, cuya biodiversidad ejerce de polo de atracción para visitantes de todo el mundo. 

Allí, la calidad de sus establecimientos turísticos se compagina con la oferta cultural y gastronómica, a la que la Bodega Mas de Torubio se ha sumado con sus visitas guiadas. Enoturismo para visitar la finca y la bodega, situada en el corazón de Cretas, y donde además de catar sus vinos se puede descubrir la historia y tradiciones de este pueblo medieval. Mas de Torubio tiene tienda ‘online’ con servicio de entrega a domicilio en un plazo de 48 horas.

Etiquetas
Comentarios