Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

vinos de aragón

Tres variedades bien integradas en Redoble

La añada 2018 de este vino de Bodegas Ignacio Guallart tiene buena acidez y taninos agradables.

n
Botella de tinto Redoble, de Bodegas Ignacio Guallart
CMG

De Bodegas Ignacio Guallart de Viala, empresa ubicada en Alcañiz y adscrita a la Indicación Geográfica Protegida Vinos de la Tierra del Bajo Aragón, sale este vino, Redoble, que rinde homenaje a una tierra en la que el toque de tambor forma parte del ADN de sus pobladores.

Se trata de un vino criado durante tres meses en barricas de roble que en esta añada de 2018 conjuga las variedades tempranillo, cabernet y merlot, que se integran muy bien en el conjunto, resultando un producto con un buen tanino y con un abanico aromático caracterizado por sus aromas de frutas maduras con un fondo sutil de madera que ayuda a armar el cuerpo y la estructura del tinto.

Cuando disfruto de vinos como Redoble lo hago por partida doble. Primero, porque es un vino que me agrada en el paladar y puede ser un buen compañero de platos en los que tengan protagonismo las carnes, por ejemplo, dada la potencia de su paso por la boca, en la que destaca la presencia de una acidez muy agradable.

Y también porque conozco al bodeguero y me consta la ilusión y la fe con la que trabaja esta empresa familiar, constatando que han conseguido un producto que se ha ganado por méritos propios un lugar en el competitivo mercado actual.

Este tinto tiene una graduación alcohólica del 14,5% y su precio de venta al público en la tienda 'online' de la bodega es de 10 euros la botella.

Etiquetas
Comentarios