Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

vinos de aragón

Yañoria: crianza de garnacha con un perfil muy juvenil

De Bodegas del Señorío, en la D. O. Cariñena, sale este tinto de la añada 2014 con una personalidad muy definida.

Botella de Yañoria Crianza 2014.
Botella de Yañoria Crianza 2014.
HA

Que la garnacha es una uva versátil donde las haya es algo bien conocido. Como monovarietal, es capaz de ofrecer los más variados perfiles en función de las zonas y suelos donde se crían las uvas y de los métodos y técnicas utilizados para su elaboración. No digamos ya si se combina con vinos de otras variedades, pues tiene la virtud de complementarse muy bien con la mayoría de uvas que se cultivan por estas latitudes.

Hoy catamos este vino que ratifica esta versatilidad de la garnacha aragonesa. Se trata de un crianza, Yañoria 2014, que sale de Bodegas del Señorío, perteneciente a la Denominación de Origen Cariñena y ubicada en Almonacid de la Sierra. Está elaborado en base a un ‘coupage’ de garnachas viejas con cabernet sauvignon y tempranillo.

Llama la atención que para ser un crianza, que ha pasado varios meses en barricas de roble, exhibe un perfil aromático y gustativo muy juvenil, con un ímpetu muy destacado a la hora de envolver el paladar, gracias a su acidez y referencias frutales.

Es un perfil que se ve reflejado en la etiqueta de la botella de este crianza de una bodega que tiene, sin duda, una clara vocación exportadora. A pesar de esa cara moderna, el vino mantiene algunos rasgos de cierto clasicismo que lo identifica con la zona de la que procede.

En la copa presenta un bonito color burdeos y los rasgos aromáticos van desde notas de frutas rojas a matices minerales y vegetales como el regaliz. Tiene un grado alcohólico del 14% y su precio de venta al público recomendado está en 13 euros. En la mesa, combina tanto con pescado grasos como guisos y asados.

Etiquetas
Comentarios