TURISMO

El argentino que vio el filón de la Evau y lleva a 3.000 jóvenes aragoneses a Salou este año

Ariel Grau aprovechó el vacío en viajes organizados para estudiantes y fundó Fun Tour en 2012. Solo el sábado pasado fletó 22 autobuses desde Zaragoza.

Ariel Grau, fundador de Fun Tour, la empresa de Salou que organiza viajes de estudiantes de la Evau.
Ariel Grau, fundador de Fun Tour, la empresa de Salou que organiza viajes de estudiantes de la Evau, el pasado viernes tras recibir a un grupo de aragoneses que pasan esta semana allí.
H. A.

Ariel Grau cuenta que trabaja todo el año para preparar los 45 intensos días que comienzan esta semana. Con su empresa de viajes para estudiantes Fun Tour, con sede en Salou, calcula que esta temporada ha vendido sus paquetes turísticos a 5.000 jóvenes de varias comunidades, unos 3.000 aragoneses, para ir a esta localidad de la Costa Dorada. En los últimos años se ha convertido en el destino elegido por los estudiantes que quieren celebrar el fin de los exámenes de la Evau (la antigua selectividad) y la empresa, en la más popular entre los que buscan un 'pack' para no complicarse, aunque también hay quien va por libre. Este fin de semana comenzaron a llegar los primeros grupos, por lo que su trabajo se traslada de la oficina a la puerta de los apartamentos para recibir a algunos. Solo el sábado organizó la llegada de unos 1.200 estudiantes en 22 autobuses que salieron del pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza.

"Nuestros viajes organizados empiezan con un 'pack' base y luego le puedes añadir lo que quieras", cuenta este argentino de 47 años, que echó raíces en Salou hace 20. "Junio es de los estudiantes, históricamente", afirma en la puerta de uno de los apartamento de Rentalmar, la inmobiliaria con la que firma acuerdos para poner en contacto a los jóvenes con los alojamientos. El precio medio por semana calcula que son 200 euros que incluye estancia en apartamento turístico, autobús, entradas y pulsera con ventajas y descuentos en varios establecimientos de la localidad, los que lucen una vistosa bandera surfera en la puerta con su logo. La posibilidad de acudir a una fiesta en un barco suele ser un reclamo al que se apuntan muchos. 

"Una clase entera coge seis apartamentos en el mismo edificio para estar juntos", pone como ejemplo de las facilidades que ofrece para atraer a los jóvenes. El precio va subiendo en función de las actividades de ocio, según el número de discotecas que se vayan a visitar o si se acude a Port Aventura, a un parque acuático o atracciones naúticas en la playa, entre otras salidas. "Tenemos  descuentos en bares y restaurantes, donde hemos detectado que se mueven por el día", cuenta. 

De camarero a emprendedor

En uno de esos bares del municipio comenzó él como camarero hace dos décadas. Venía de pasar dos años en Mallorca de intercambio y después ganándose la vida. "En Salou trabajaba de guía turístico y de camarero los fines de semana. Mientras tanto estudiaba, pero vi que allí había potencial. En junio venían grupos, pero no organizados, no los traía nadie", cuenta sobre cómo se le ocurrió especializarse en organizar viajes para este colectivo tan concreto. "Uní los dos mundos que conocía, el del turismo y el del ocio, inspirándome en los viajes de fin de curso", relata sobre cómo fue tejiendo la idea de lo que desde hace 12 es Fun Tour. Durante todo el año emplea a cinco personas y estas semanas refuerza con personal muy joven que prepara el recibimiento de los estudiantes al bajar de los autobuses en la puerta de los pisos.

Parte del equipo de Fun Tour que recibe a los estudiantes a las puertas de los apartamentos en Salou.
Parte del equipo de Fun Tour que recibe a los estudiantes a las puertas de los apartamentos en Salou.
H. A.

Desde los inicios tuvo claro que sería un negocio rentable "por volumen" y no por precio, debido al tipo de cliente, todavía sin ingresos propios. "Una familia puede pagar un viaje de 200 euros por una semana, pero 1.000, no", pone como ejemplo. En 2012 cuando se constituyó como sociedad, el momento no era el mejor para montar un negocio. Fue uno de los años más duros de la crisis económica e inmobiliaria iniciada en 2007. "En esa época nos decían qué íbamos a hacer con esa crisis", recuerda. Echando la vista atrás reconoce que "fue arriesgado, no era abrir un bar o restaurante".

Pese a ello, cuando se empezó a ver que los jóvenes respondían, asegura que por parte de otras empresas "hubo muchos intentos de entrar en el mercado de viajes de fin de curso de Salou". Pese a ello, no llegaron a cuajar, entre las razones, cree que porque el margen no es muy elevado. Parte de su secreto es que cuentan con "alianzas estratégicas con proveedores locales", afirma, y porque asegura que están muy pendientes de los jóvenes.

En la práctica son viajes de ocio, como indica el nombre de la empresa, ('fun' es diversión en inglés) más que de estudios, pero tienen que estar muy pendientes del curso académico. "Dependemos de la fecha de la Evau en cada lugar", reconoce, y del momento en que se viaje. "El aragonés hace el examen y viaja y se entera aquí de las notas y el vasco por lo general espera y según le fue bien viaja o no", pone como ejemplo de las diferencias entre comunidades. En el último caso, se encuentran con cancelaciones si hay suspensos o llamadas de padres y madres que se enteran del viaje a última hora. Si aún no han cumplido los 18 años necesitan una autorización. Los estudiantes aragoneses que llevan de fiesta desde el fin de semana no conocerán las notas hasta este miércoles, 12 de junio.

"No es turismo de borrachera"

El desembarco de los miles de estudiantes anima la hostelería para unos en la pretemporada veraniega y supone casi una invasión para otros. Grau asegura que es turismo "sostenible", lejos del mal sabor de boca que dejó en el municipio la llamada Salou Fest que atraía a grandes grupos de jóvenes europeos con el único objetivo de emborracharse.  "Salou ha cambiado mucho, para bien", asegura el emprendedor.  "No es turismo de borrachera", afirma. "Son jóvenes, algunos se emborrachan, pero esto es muchísimo más blanco. Si los ves aquí son un amor. Estamos encantados. Es un público que se comporta mejor de lo que la gente se puede imaginar", afirma. 

Muchos jóvenes comienzan a preparar el viaje con el inicio del curso en septiembre de su último año en el instituto. "Es la ilusión del último año de bachiller, el primer viaje solos sin sus padres, con amigos, que tiene una carga experiencial", explica sobre lo que hace especiales a estos viajes. Además, resalta el "componente nostálgico de la despedida del instituto y de la adolescencia".  

Esta semana las reservas han sido masivamente de zaragozanos y de algún grupo de oscenses, desde que acabara el último examen de la Evau el 6 de junio. "Este sábado 15 vienen 950 de Teruel", explica sobre los siguientes en tomar el relevo. "Vamos de más a menos", dice sobre las previsiones de cada año. Así, la última semana solo tienen 120 clientes previstos.  Aragón encabeza el lugar de procedencia de los estudiantes, con el 40% de los paquetes vendidos, pero hay también clientes de Navarra, La Rioja, País Vasco o Soria. 

Este año tienen incluso un grupo de 74 jóvenes de Sevilla, que no suele ser lo habitual. "De Madrid vienen 200 o 300", calcula, aunque en esta zona asegura que la tradición es ir a Mallorca, en estancias mucho más caras y en hotel. 

Los 45 días de trabajo terminarán el domingo 21 de julio, cuando se vayan los últimos grupos. La Evau tiene su 'repesca' la primera semana del mes que viene. En septiembre, con el inicio del curso volverán también a recibir las primeras llamadas de jóvenes para informarse y todo volverá a empezar. "En la industria turística hay peces muy gordos, pero hay huecos para entrar emprendedores, si se cuidan bien", resume.

Unos 3.500 aragoneses desembarcan durante este fin de semana en Salou. "La playa de Zaragoza" es el destino de referencia donde los estudiantes de la Comunidad celebran el fin de la etapa de bachiller y los exámenes de la Evau.
Unos 3.500 aragoneses desembarcan estas semanas en Salou. "La playa de Zaragoza" es el destino de referencia donde los estudiantes de la Comunidad celebran el fin de la etapa de bachiller y los exámenes de la Evau.
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión