Economía
Suscríbete por 1€

La producción de las plantas de cogeneración en Aragón cae un 70% por el precio del gas

La patronal del sector habla de "una degradación industrial sin precedentes" y pide acciones urgentes.

Planta de Saica en El Burgo de Ebro.
Planta de Saica en El Burgo de Ebro.
Toni Galán

"Lo que está ocurriendo en los últimos meses es una degradación industrial sin precedentes". De esta manera definió este jueves a HERALDO  Javier Rodríguez, director general de la Asociación Española de Cogeneración (Acogen), la situación que viven las empresas que dependen de la producción propia de esta energía para sus procesos de fabricación, como ocurre con el grupo aragonés Saica y otras compañías.

Los disparados precios del gas, con un incremento de hasta el 300% en los últimos ocho meses, y la falta de medidas paliativas por parte del Gobierno central (como las que reciben los ciclos combinados) les está haciendo perder competitividad, lo que se traduce –advierten– en una amenaza al mantenimiento de miles de puestos de trabajo.

Casi dos tercios de las 600 plantas de cogeneración existentes en España están paradas por las pérdidas que provoca el empleo del gas al precio actual, entre ellas tres de las cuatro que tiene Saica, las ubicadas en El Burgo de Ebro (de momento solo mantiene activa una en Zaragoza). Según datos actualizados de Acogen, la caída de la producción de las 54 instalaciones existentes en Aragón, que suman 504 MW de potencia instalada, se eleva a fecha de hoy ya a un 70%, después de haber retrocedido un 57% en agosto, un 45% en julio y un 47% en junio. 

Estos descensos de producción han tenido lugar como consecuencia del creciente número de compañías de los sectores más afectados (papelero, alimentación, químico, tableros y automoción, entre otros) que han decidido parar sus plantas de cogeneración (entre ellas las doce de Teruel y el 77% de las 26 de Zaragoza).

El portavoz de Acogen, como hiciera el pasado miércoles Enrique de Yraolagoitia, director general del grupo Saica, reclaman ante esta tesitura que el Gobierno central dé a las plantas de cogeneración el mismo tratamiento que el de los ciclos combinados. En el decreto ley que aprobó en mayo pasado el Ejecutivo que encabeza Pedro Sánchez y que fijaba un tope al precio del gas, recuerdan, se incluían bonificaciones de las que se excluyó a las plantas de cogeneración (en Portugal, en cambio, estas sí fueron incluidas). "Pedimos las mismas condiciones que por ley corresponden", indicó ayer Javier Rodríguez.

Loading...

La cogeneración es una tecnología de alta eficiencia energética que ha sido muy útil durante años a empresas que necesitan grandes cantidades de calor para materializar sus procesos productivos, lo que les ha llevado a instalar plantas propias que generan electricidad y calor a la vez, aprovechando así de modo más eficiente el combustible que consumen, gas principalmente.

En Aragón, Saica es la empresa que más trabaja con instalaciones de estas características (sus plantas representan cerca de un tercio de la capacidad total de la Comunidad), pero también están otras firmas papeleras como La Montañesa (Torraspapel) en Zaragoza, o DS Smith, en Alcolea de Cinca, así como compañías del sector del almidón (Tereos), del agroalimentario o del ámbito químico (Nurel, Brilén), entre otras.

El representante de Acogen, así como otras fuentes empresariales, valoraron el anuncio de este jueves del presidente Pedro Sánchez de rebajar el IVA del gas del 21%al 5%, pero indicaron que esta medida "parcial" beneficiará mucho a los pequeños consumidores y muy poco a la industria. Desde Saica y desde Tereos, con plantas de cogeneración, incidieron en esta realidad y recalcaron que la pérdida de competitividad que tienen hoy exige de acciones más audaces –como un plan de contingencia– por parte del Ministerio de Transición Ecológica.

Foto de archivo de la empresa Tereos
Foto de archivo de la empresa Tereos
Aránzazu Navarro /Archivo HERALDO

Tereos mantiene su instalación en marcha

Tereos, que tiene una fábrica en El Picarral de Zaragoza (la antigua Campo Ebro) que produce almidón, glucosa y dextrosa para el sector papelero, el de la alimentación y el farmacéutico, mantiene activa sus instalaciones de cogeneración, a pesar de que el coste de la energía es "brutal", según reconoció este jueves Javier Pemán, director general de la compañía.

"El precio del gas se no ha multiplicado por cuatro y de momento la planta que tenemos sigue produciendo gracias a las condiciones del contrato de suministro que tenemos, pero no sabemos lo que ocurrirá en los próximos meses", precisó Pemán. "Hoy todavía podemos mantenerla en marcha, pero estamos pidiendo al Gobierno, a través de Acogen, que nos representa, que tome medidas", indicó antes de subrayar que "nuestra competitividad se basa en nuestras cogeneraciones".

Tereos ha podido repercutir a sus clientes el incremento de costes de producción causado por el aumento del precio de la energía, pero eso tiene un límite. A la cogeneraciones de otros países europeos –insistió– sus gobiernos les tratan mejor.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión