Economía
Suscríbete

economía

Aerotermia, geotermia o paneles solares: el busque y compare para ahorrar en la factura de la luz

La escalada de precios de la electricidad ha hecho que se publiciten alternativas a los sistemas tradicionales, pero los expertos aconsejan estudiar cada caso para encontrar el más adecuado. 

Instalación de placas solares en una vivienda.
Instalación de placas solares para viviendas.
Creen Solar

El precio de la electricidad en el mercado mayorista vuelve a superar este miércoles los 200 euros el megavatio hora en los periodos más caros del día, según las previsiones de OMIE, el operador del mercado. Ante un escenario así, la preocupación para ahorrar energía aumenta y con ella, el interés por encontrar alternativas para buscar y comparar. La aerotermia, la geotermia y los paneles fotovoltaicos son algunas de las tecnologías alternativas que más empiezan a sonar.

En los hogares con sistemas de calefacción, la gran mayoría utiliza radiadores eléctricos, calderas de gasoil, de biomasa o de gas natural. En los últimos años se han empezado a colar nuevas tecnologías que requieren mayores inversiones, pero con una previsión de ahorro energético mayor. Los expertos aconsejan echar cuentas antes de decidirse por un cambio.

Aerotermia: el ahorro viene por el aire

Ilustración de una instalación de aerotermia en invierno y verano.
Ilustración de una instalación de aerotermia en invierno y verano.
Vaillant

Una de las tecnologías que más se empiezan a publicitar estos días como eficiente para ahorrar en la factura de la luz es la aerotermia. Este sistema es uno de los elegidos en algunos edificios pasivos que buscan reducir al máximo el consumo de energía, como las 36 VPO de "alta gama" en construcción en Zaragoza que se han presentado recientemente.

"Es una tecnología ya conocida porque se basa en los equipos de bomba de calor, usados ya normalmente para climatización en frío o calor", explica Rafael González Barriada, experto en instalaciones de edificios y miembro del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja. Lo que aporta a las bombas tradicionales es el servicio de agua caliente sanitaria. "Se puede enfriar y calentar la vivienda y da suministro de agua caliente", detalla. Solo hace falta una terraza o una cubierta que tenga contacto con el aire para instalar los equipos.

"Es una tecnología ya conocida porque se basa en los equipos de bomba de calor"

A la hora de ahorrar, la principal ventaja es que se tiene todo el suministro en un solo equipo y, por tanto, en un solo contrato. El mismo para la refrigeración, la calefacción y el agua caliente.  "Si en una bomba calor por cada kilovatio hora de electricidad consumido se pueden obtener 2,5 kilovatios térmicos, en este se consigue un mejor rendimiento energético", afirma. Se suelen combinar con sistemas de distribución de calefacción con suelo radiante.

Instalación de aerotermia.
Instalación de aerotermia.
Creen Solar

Un equipo de este tipo puede suponer un ahorro en la factura de la luz de en torno al 30%, calcula el ingeniero, comparado con una instalación típica de una vivienda de unos 15 años, con caldera de gas, radiadores para calefacción y un equipo de climatización de frío por conductos o equipos de pared. Eso sí, la inversión resulta un 50% más cara, "pero se puede amortizar esa diferencia de inversión en seis o siete años", estima.

El precio de estos equipos es más elevado que unos tradicionales. "Si una caldera de condensación convencional puede costar sobre 3.000 euros, instalación incluida, la de aerotermia puede rondar los 7.500 euros", pone como ejemplo José María Santa Eugenia, desde la empresa instaladora zaragozana Creen Solar. Reduce el plazo de amortización a tres años si se cuenta con ayudas como energía renovable, que pueden ser de unos 3.000 euros hasta 2023, y teniendo en cuenta que si se deja de gastar en gasoil esto representa un ahorro de unos 1.500 euros por campaña.

Geotermia: aprovechar el calor del suelo

Huerto y futura caseta equipada por geotermia
Huerto y futura caseta equipada por geotermia
Laura Uranga

La geotermia es una tecnología más cara y solo al alcance de aquellas personas que tengan una vivienda con jardín o  un terreno en el que hacer la instalación. "Con la geotermia tomamos calor y volcamos al subsuelo o generalmente a un flujo de agua que transcurre por el subsuelo", señala el ingeniero.

La instalación requiere un circuito cerrado de agua, instalado en el suelo en horizontal o vertical. "Son muchos metros de tubería para que se caliente o enfríe", apunta González Barriada, e impedirá que en esa parte del terreno se pueda perforar para otros usos. En vertical hará falta un permiso para hacer un pozo y tomar agua del subsuelo, por lo que se complica y encarece más la obra. "La geotermia es más cara que la aerotermia pero tiene un mejor rendimiento", indica.

Placas solares: descuento en el IBI en Zaragoza capital

Placas solares en una vivienda.
Placas solares en una vivienda.
Iasol

A la hora de recurrir a la energía del sol, González Barriada recomienda los paneles fotovoltaicos antes que las placas solares térmicas (solo agua caliente), cuyo mantenimiento es caro. Recuerda que en ambos casos, el problema es que no siempre se dispone de la energía cuando más se necesita. "La energía solar tiene el problema de que cuando no hay sol no hay", apunta. La solución puede venir por acumuladores, que encarecen la instalación.

La inversión para una instalación fotovoltaica en una vivienda unifamiliar de entre 5 y 7 kilovatios (sin baterías) puede rondar los 6.000 y 8.000 euros (más IVA), que se amortizarían entre 7 y 9 años, según los consumos, atendiendo a cálculos de empresas del sector como Iasol. En Zaragoza existe una bonificación en el IBI, que puede rebajar la amortización a 5 ó 6 años.

En algunos casos, la colocación de paneles solares puede hacerse como un primer paso antes de la aerotermia. "Si tenemos energía gratis y sobre todo en núcleos de población donde no hay red de distribución de gas, le ofrecemos al cliente que coloque aerotermia", explican desde Creen Solar. Afirma que se puede tener una casa climatizada en verano e invierno por 660 euros al año. "Lo normal es reducir una factura de la luz de 80 euros a 12 euros o 20 euros. En el caso de la calefacción, con la aerotermia, los 1.500 euros de gasoil se reducen a apenas 250 euros de luz", asegura.

Gonzalez Barriada aconseja estudiar bien cada caso para conocer el sistema que mejor se puede adaptar, teniendo en cuenta el ahorro, la inversión y el tiempo de amortización. Advierte que con la subida del precio de la luz y de algunos equipos por la crisis de suministro puede que se alarguen los periodos de amortización.

En este sentido, desde asociaciones de consumidores como OCU vienen aconsejando estudiar los consumos de cada hogar ya que desde un punto de vista medioambiental sistemas de energías renovables siempre son una mejor solución, pero dependerá principalmente del consumo de electricidad "no solo en cantidad, sino también en qué momento del día lo consumimos, para que económicamente sea realmente interesante".

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión