Aragón
Suscríbete

encuesta A+m

Casi el 42% de los aragoneses confiesa pasar privaciones para pagar la luz

El 52% toma medidas de ahorro como bajar la calefacción o controlar el horario de los electrodomésticos.

Es importante ahorrar en calefacción, pero sin pasar frío en casa
Es importante ahorrar en calefacción, pero sin pasar frío en casa
Antonio García

La escalada del precio de la luz se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los ciudadanos tras los últimos meses de subidas hasta superar los 200 euros el megavatio hora. El 46% de los aragoneses confiesa que le afecta "mucho" o "bastante" la subida del coste de la electricidad y el de los carburantes, según la encuesta llevada a cabo por la empresa demoscópica A+M. Un 28% añade que también ha notado el incremento que ha experimentado de precio del gasóleo de calefacción a la hora del primer encendido de la temporada. Las entrevistas se llevaron a cabo entre el 22 y 26 de octubres pasados, cuando la luz ha estado batiendo alguno de sus máximos históricos impulsada por los precios del gas y el aumento de la demanda, entre otros factores.

Cerca del 42% de los encuestados confiesa que ya pasa "privaciones" para poder pagar el recibo eléctrico. En este grupo, un un 26,8% afirma afrontar "algunas" y un 15% sufrirlas de forma "muy severa". En el caso de los gastos de carburantes, se reduce a la mitad los que afirman pasar privaciones. En el caso del gasóleo para calefacción, la mayoría (63%) no ha restringido su uso en el inicio de la temporada de frío.

En lo que coincide la mayoría es en la percepción del incremento. Entre las preguntas de la encuesta se incluía una valoración del actual coste de la electricidad, que casi todos los encuestados, un 95,5%, señalan en que es muy alto, sumado el 70,9% de quienes lo ven "muy elevado" y el 24,6% de respuestas "elevado".

A la hora de analizar las decisiones del Gobierno central para paliar los efectos de la crisis energética, el 71% de las personas encuestadas ha calificado la gestión pública de "ineficaz" (40,3%) o "muy ineficaz" (30,8%). Solo un 24% asegura que ha sido «eficaz» (19,2%) o «muy eficaz» (4,8%) a la hora de adoptar medidas para contener los precios.

25 euros más al mes

De media, los encuestados calculan que el aumento de los precios ha supuesto un incremento medio de 25,4 euros en la factura de la luz (un 23,6%), de 19,8 euros en el gasto en carburante (25,2%) y han tenido que pagar 20,4 euros más para llenar los depósitos de gasóleo de las calefacciones.

La energía dentro de los presupuestos familiares supone 96,7 euros de gasto en luz, 67 euros en gasolina o gasoil y 90 euros en gasóleo, según las respuestas de las 900 entrevistas telefónicas hechas en Aragón.

Cambio de hábitos

Todo ello ha hecho que algo más de la mitad de los encuestados asegure que está tomando o piensa tomar alguna medida para ahorrar energía. Un 52,5% responde de forma afirmativa, aunque un 46% reconoce que pese a la preocupación y el incremento de precios no tiene previsto incorporar a su hogar ninguna modificación para ganar en eficiencia energética y tratar de reducir su gasto.

Entre las decisiones más repetidas destaca "bajar la temperatura de la calefacción", a la que han recurrido el 42% de quienes han comenzado a hacer algo para intentar contener el incremento. Un 27,4% ha cambiado hábitos para intentar adaptar su consumo a las horas más baratas y asegura que controla el horario de los electrodomésticos. Le sigue el grupo de quienes tenían contratada la antigua tarifa nocturna (16,5%), ahora diluida en el sistema de horas punta, valle y llano. En la lista de mejoras en los hogares para ahorrar energía se suma la colocación de elementos aislantes (13,6%), la compra de bombillas de bajo consumo (12,8%) y el uso de menos habitaciones de la casa (4,3%).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión