Economía
Suscríbete

Heraldo del Campo

agroalimentación

La industria alimentaria de Aragón dispondrá de una ayuda de 53 millones para inversiones

El Gobierno de Aragón publica este miércoles la primera convocatoria de subvenciones, dotada con 22,2 millones de euros, con las que pretende impulsar el incremento de las ventas y el empleo en el sector agroindustrial.

La industria alimentaria aragonesa cuenta con ayudas para impulsar sus inversiones.
La industria alimentaria aragonesa cuenta con ayudas para impulsar sus inversiones.
DGA

No es la primera vez que tanto el sector agroindustrial como la consejería de Agricultura insisten en que el objetivo de este tejido empresarial es duplicar la facturación y el empleo en los próximos cuatro años. Este miércoles, el consejero Joaquín Olona y la directora general de Innovación y Promoción Agroalimentaria, Carmen Urbano, han vuelto a hacer referencia a esta pretensión a la que el Ejecutivo de la Comunidad también quiere contribuir.

Para ello, la industria alimentaria dispondrá de un total de 53 millones de euros que servirán para auxiliar inversiones realizadas por este sector durante los próximo cuatro años. Los fondos proceden de la prórroga del Plan de Desarrollo Rural para el periodo transitorio de la PAC, que se han reforzado con fondos europeos Next Generation.

La primera convocatoria, publicada hoy en el BOA, está dotada con 22,2 millones de euros y a ella pueden concurrir, desde mañana y hasta el próximo 12 enero, proyectos empresariales que tengan la mirada puesta en el mercado, en la innovación, en el respeto al medio ambiente, en la transformación digital y tecnológica, en la cooperación y la integración, en la calidad diferenciada, en los objetivos de desarrollo sostenible o el Pacto Verde europeo. Pero, sobre todo, aquellas que contribuyan a incrementar las ventas, especialmente a través de la internacionalización. Porque el fin último, ha señalado Olona, es que los 5.000 millones que ahora factura la industria alimentaria se dupliquen hasta los 10.000 millones en 2023 y que también se multiplique por dos el empleo actual generado por el sector hasta contar con 20.000 trabajadores. Un empleo, ha señalado el consejero, con gran impacto en el medio rural dada la vinculación de la agroalimentación con el territorio.

Eso explica que una de las principales novedades de esta convocatoria, que se resolverá mediante el proceso de concurrencia competitiva, es su orientación comercial y de marketing en un doble sentido. “Se puntúa de manera notable el incremento de ventas nacionales e internacionales soportado por una planificación de marketing y comercial que deberán de realizar las empresas”, ha señalado la directora general. Y además, ha explicado, “se valora positivamente la alineación del mencionado plan de marketing y ventas con la estrategia institucional de promoción agroalimentaria llevada a cabo por el Gobierno de Aragón”.

La inversión mínima para optar a las ayudas se establece en 100.000 euros y la cuantía máxima de inversión alcanzará el millón de euros, pero el porcentaje subvencionable variará entre el 10% y el 30% dependiendo no solo del proyecto sino también si la empresa se encuentra en una zona considerada menos favorecida o si trata de pequeñas empresas y microempresas. Hay otra novedad. Esta convocatoria incluye pagos anticipados de las ayudas para que las industrias puedan ir financiando sus proyectos, que tendrán que estar ejecutado antes del 15 de septiembre de 2023.

Serán gastos subvencionables las infraestructuras y la nueva maquinaria necesaria para mejorar y ampliar la producción, pero también los proyectos de ingeniería y consultoría, los programas informáticos, la adquisición de tecnología TIC y las patentes y marcas. Y conseguirán mayor puntuación aquellas iniciativas que apuestas por acuerdos estables de cooperación, que garantizan una estructura de comercialización en la que se integran los distintos eslabones de la cadena, las que propician una transformación de productos de calidad diferenciada, y, especialmente, todos aquellos proyectos alineados a los ODS y el Pacto Verde Europeo.

Urbano ha detallado que está previsto que el próximo año se publique una segunda orden de ayudas por valor de 30,8 millones de euros para proyectos que se ejecuten hasta septiembre de 2025.

“Esta es la línea de ayudas que tiene mayor efecto multiplicador”, ha señalado el consejero, que ha explicado que los 53 millones en ayudas podrían llegar a movilizar como mínimo una inversión de alrededor de 300 millones de euros. Olona se ha mostrado convencido de que “va a haber mucha demanda, lo que refleja la buena salud de la industria alimentaria aragonesa”. Incluso ha reconocido que a buen seguro los proyectos que concurran a esta primera convocatoria superarán el presupuesto disponible. Por eso y “porque se trata de expedientes complejos”, tanto Olona como Urbano se han mostrado cautos a la hora de fechar el momento en que podría resuelto el proceso, pero han insistido en que será “lo antes posible”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión