Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

sector agrario

El porcino, el cereal y la fruta impulsan la facturación agraria de Aragón hasta los 4.581 millones de euros

La cifra de 2020 Supone un incremento del 7,26% respecto al año anterior a pesar de las impacto de la pandemia en los mercados. La renta se situa en 2.016 millones de euros, un 5,33% por encima de la de 2019. 

Ejemplares de una ganadería de porcino situada en la Comunidad aragonesa.
Ejemplares de una ganadería de porcino situada en la Comunidad aragonesa.
Heraldo.

Con el potente sector porcino a la cabeza, pero también con una cosecha récord de cereal y unos buenos precios en la fruta, la Producción Final Agraria (la facturación del sectores agrícolas y ganaderos) se ha incrementado en Aragón hasta los 4.581 millones de euros.

La cifra supone un incremento del 5,33% respecto a la conseguida en 2019, pero aumenta un 19% si se compara con la de 2016. Y lo ha hecho en un año, el 2020, marcado por la crisis provocada por la covid que también ha dejado destacadas pérdidas en aquellos sectores, sobre todo ganaderos, más orientados al canal horeca.

Lo recoge el informe de macromagnitudes del sector presentado este viernes por el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, y el director general de Desarrollo Rural, Jesús Nogués, en el que se evidencia que los sectores ganaderos, que suponen el 66% de la PFA, han sido los grandes protagonistas. A la cabeza se ha situado el porcino, cuyo incremento de la producción (8%) y un ligero repunte de los precios (en el entorno del 0,8%) le ha convertido en el motor del crecimiento, ya que su contribución a la facturación agraria se sitúa en el 45%. Pero también han jugado papel destacado la producción de huevos, cuyo valor ha crecido un 37% respecto al año anterior gracias al incremento de su producción y a unos precios que se han disparado un 27%, así como la producción láctea, que también ha mejorado en producción y cotizaciones.

La otra cara de la moneda la protagonizan especialmente el vacuno y el ovino, pero también los pollos y los conejos, que han cerrado 2020 con un descenso de su facturación de entre un 3% y un 11%.

Mucho más han crecido la Producción Final Agrícola, que representa el 34% del valor total de las producciones agrarias. Su facturación se ha incrementado en un 13%. Se lo debe a una cosecha récord de cereal y una producción frutícola que a pesar de haber sufrido una caída del 7% en volumen ganó un 20% en precios.

“El incremento de la PFA no solo pone de manifiesto la fortaleza del sector agrario aragonés sino también su importante contribución al crecimiento de la economía de la Comunidad”, ha señalado Olona.

Los ingresos de los agricultores

También la renta agraria, es decir, el flujo económico con el que los agricultores ven retribuido su trabajo, ha arrojado cifras positivas durante el complicado año de la pandemia. En 2020, este índice (facturación menos costes) se elevó hasta los 2.016 millones de euros. Supone un 5,33% respecto al año anterior, pero es un 15% más elevada que la percibida hace cinco años.

“Posiblemente esta cifra no les cuadre a los agricultores y tienen razón, porque este incremento es cada vez más imputable a las grandes corporaciones empresariales”, ha reconocido Olona, que ha insistido que aunque la renta agraria crezca eso no quiere decir que lo haga la renta que reciben los agricultores. Una situación ante la que, ha reiterado, se hace cada vez más necesaria una reforma de la PAC que contribuya a mejorar este índice y una ley de Agricultura Familiar, que priorice las ayudas hacia estas estructuras, en la que Aragón está poniendo “todo su empeño”, ha señalado el consejero. El Departamento ya ha elaborado un anteproyecto de Ley que en breve será trasladado al Consejo de Gobierno para su conocimiento.

Olona ha dejado claro, sin embargo, que eso no significa que el Ejecutivo esté en contra o vea con malos ojos la agricultura corporativa, pero ha recordado que este modelo “es por si mismo competitivo en los mercados globales”, mientras que la agricultura familiar “requiere de un apoyo público suficiente para mantener su vigencia”.

El titular de Agricultura se ha mostrado confiando en que el crecimiento que ha mantenido el sector durante los últimos años prosiga en un futuro, porque la agricultura y la ganadería aragonesa “cuentan con elementos y herramientas” para continuar impulsando al alza su facturación. Esta confianza, ha dicho el consejero, está muy ligada también a la capacidad inversora que ha mostrado el sector en las diferentes convocatorias de ayudas lanzadas por la consejería. Unas inversiones, ha dicho, que se tienen que traducir en un incremento de la producción final agraria.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión