Despliega el menú
Economía
Suscríbete

El teletrabajo reduce las bajas laborales, pero incrementa el absentismo

Casi uno de cada cuatro empleados presenciales estuvieron de baja en 2020, un porcentaje que disminuye hasta el 16% entre quienes trabajaron desde casa.

Crear un espacio óptimo de trabajo en casa es fácil siguiendo una serie de características.
Crear un espacio óptimo de trabajo en casa es fácil siguiendo una serie de características.
Pixabay

La covid-19 ha golpeado sin piedad el mercado laboral español y lo ha transformado. Además de la oleada de despidos y la avalancha de trabajadores en ERTE, hay que sumar las numerosas personas que han tenido que ausentarse del trabajo por enfermedad. Nunca en la historia ha habido tantas bajas laborales como en el último año: más de 2,8 millones, de las cuales 864.512 fueron por infección y casi dos millones por aislamiento.

Significa esto que uno de cada cinco empleados mayores de 16 años tuvo que ausentarse del trabajo en 2020 mediante una baja laboral, mientras que un 24% lo hizo pero sin cogerse la baja, según una encuesta del último informe de absentismo publicado por InfoJobs.

Estos porcentajes son fruto tanto del propio impacto de la enfermedad como de las complicadas circunstancias en términos de conciliación y cuidados que ha tenido un año tan excepcional como 2020. Sin embargo, las cifras podrían haber sido peores si no se hubiera implantado el teletrabajo, puesto que, a la hora de ausentarse del puesto, existen notables diferencias entre los que teletrabajan y los que no.

Así, las personas que no teletrabajaron durante el último año cogieron más bajas (23%) que aquellas que sí teletrabajaron (16%). Además, su duración es significativamente mayor entre quienes no trabajan en remoto y quienes sí lo hacen. Concretamente, entre el primer grupo las bajas duran, de media, 41,4 días, y entre las personas que teletrabajan tienen una duración media de 26 días, según un informe publicado este miércoles por Infoempleo.

Sin embargo, pese a que cogen menos bajas y son más cortas, entre quienes teletrabajan sí se producen con mayor frecuencia las ausencias sin necesidad de solicitar una baja (28%), mientras que entre los no teletrabajadores este dato fue seis puntos porcentuales más bajo.

La edad influye

Por rango de edad, los trabajadores de entre 25 y 44 años son los que, en proporción, se han ausentado más sin coger la baja. Concretamente, el 25% ha tenido que solicitar una baja laboral durante 2020. Sin embargo, cuando se trata de ausencias con necesidad de pedir una baja médica, el colectivo de mayor edad, de 55 a 65 años, lo hizo en un porcentaje más elevado que el resto (24%).

Las bajas médicas más cortas se producen en mayor medida entre los más jóvenes. Por ejemplo, entre los 16 y los 24 años la mitad de las bajas no duran más de cinco días. Por tanto, a mayor edad, más elevada es la duración de estos permisos por enfermedad: un 26% de las bajas en el tramo de edad de 45 a 54 años dura más de un mes, un porcentaje que sube al 30% en la horquilla de 55 a 65 años.

Absentismo por conciliación

Las responsabilidades familiares a causa de las restricciones o la covid-19 se erigen como el segundo mayor motivo de absentismo laboral, por detrás de contraer el virus o la cuarentena por posible contagio. 

Aunque solo un 16% de las empresas señalan que notaron un incremento del absentismo (mientras que un 31% considera que se redujo), la causa principal es clara: contraer el virus o tener que realizar una cuarentena por un posible contagio. De hecho, es el motivo principal que señalan las empresas en el 68% de los casos. 

Pero el segundo y tercer motivo más frecuente también están relacionados con la pandemia de manera directa o indirecta: tener que responsabilizarse de terceras personas a causa de las restricciones o de la covid (37%) y las enfermedades psicológicas y mentales relacionadas con la situación (21%).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión