Despliega el menú
Economía
Suscríbete

renta 2020

Declaración de la Renta en 2021: así deben tributar los autónomos y pymes tras las ayudas por el coronavirus

Algunas de esas medidas generan tributo, y hay que hacer previsión y provisión de fondos para afrontar los posibles pagos

Fila para hacer la declaración de la renta en la anterior campaña en Zaragoza
Fila para hacer la declaración de la renta en la anterior campaña en Zaragoza
José Miguel Marco

De la veintena de medidas puestas en marcha por el Gobierno de España para el colectivo de trabajadores autónomos desde el inicio del estado de alarma, las más destacadas son las líneas de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO), los aplazamientos de impuestos sin intereses de demora o las diversas prestaciones por cese o reducción significativa de actividad. La recuperación total o parcial del volumen de negocio lleva aparejada una mayor tributación a Hacienda por algunas de esas ayudas recibidas.

Ayudas por cese de actividad

En lo referente a las ayudas por cese o reducción significativa de actividad, que han amparado a más de la mitad de los trabajadores autónomos, tributarán como rendimientos de trabajo, con diferentes tipos en función del tramo al que corresponda el trabajador. Hay que integrarlas con el resto de ingresos para calcular la base imponible final. Los primeros 2.000 euros de ayuda por este concepto no están sujetos a retención, ya que hay una exención por rendimientos de trabajo.

Exoneraciones de la cuota

No tributan al no haber circulado de manera efectiva ese dinero. Otra cosa es que sí se haya pagado la cuota y el importe se haya devuelto al trabajador, lo que sería un ingreso efectivo cuando éste haya deducido el gasto de la cuota inicialmente pagada; por tanto, sí tributaría.

Fiscalidad de los préstamos del ICO

El importe que reciben los autónomos por un préstamo no tributa, sea o no del ICO. A nivel fiscal no se considera un ingreso porque no incrementa el capital del contribuyente, ya que más adelante tendrá que devolverlo. Los intereses sí pueden ser deducibles, así como los gastos de apertura y constitución.

Subvenciones y ayudas autonómicas

Las subvenciones y otras ayudas de las comunidades autónomas tributan como rendimientos de actividades económicas. La excepción en estos casos se da si se ha indicado previamente que esa ayuda está exenta de tributar.

Últimas noticias sobre la declaración de la Renta 2020.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión