Despliega el menú
Economía

economía

Cómo afecta la rebaja fiscal de los planes de pensiones a los casi 280.000 aragoneses que tienen uno

El Gobierno reduce las ventajas fiscales de estos productos. Aragón es una de las comunidades donde más se contratan.

Contribuyentes haciendo la declaración de la Renta.
Contribuyentes haciendo la declaración de la Renta.
Archivo

En la recta final del año, cuando los bancos empiezan a lanzar sus campañas para vender planes de pensiones con el gancho de la desgravación fiscal en el Impuesto sobre la Renta (IRPF), el Gobierno ha anunciado, entre las medidas para recuperar ingresos por la pandemia de covid, que la rebaja fiscal será menor . El Gobierno sostiene que la medida afectará principalmente a la rentas más altas, que son las que pueden llegar a los límites actuales de ahorro.

Quienes dispongan de ahorro este año aún pueden aportar hasta el máximo de 8.000 euros vigente. Sin embargo, a partir de 2021, y una vez que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado en los que se incluye la medida, la aportación máxima a los planes de pensiones individuales con desgravación se ha anunciado que se rebaja a 2.000 euros al año. Por ello, la menor rebaja se notará al presentar la declaración de la Renta en 2022.

El 21% de los aragoneses tiene un plan de pensiones individual

Aragón es una de las comunidades en las que más se contrata y se ahorra para la jubilación a través de estos productos financieros. El importe total de ahorro alcanza los 3.625 millones de euros,  tras crecer un 13,4% en 2019, el mayor incremento del país, según los últimos datos de la patronal Inverco, que agrupa a las entidades de inversión. El 21% de los aragoneses tiene contratado un plan de pensiones individual, casi 280.000 (279.711 cuentas de partícipe). El porcentaje se eleva al 52% en el conjunto de planes, por encima del 40% de media en España.

La aportación media en la comunidad queda por debajo del límite fijado para desgravar ya que es de 1.912 euros, según los datos recogidos por la Agencia Tributaria de las declaraciones de la Renta de 2018, los últimos disponibles.

"Algunos partícipes ya han ido al banco a adelantar aportaciones este año, que se suelen dejar para diciembre", apunta Adolfo Aquilué, especialista en asesoramiento fiscal y mercantil y miembro de Colegio de Economistas de Aragón. El cambio ha obligado a muchas personas a volver a hacer cuentas sobre las ventajas de una de las pocas vías que quedan para rebajar la factura fiscal. "El que ponía menos de 2.000 euros al año no pierde nada", aclara.

"Algunos partícipes ya han ido al banco a adelantar aportaciones este año, que se suelen dejar para diciembre"

El asesor advierte de que para Hacienda, "la reducción es una medida a corto plazo", ya que si ahora se aporta menos por respetar el límite "cuando se vayan a recuperar los planes se tributará también menos dinero", señala, sobre el rescate de estos productos, por el que hay que declarar.

El Gobierno quiere incentivar los planes de empresa, para los que el límite se eleva a 10.000 euros anuales. Fija que el límite conjunto de reducción (aportaciones del partícipe y de la compañía) se amplíe de 8.000 euros a 10.000 euros. "Esta medida sigue las recomendaciones de la Airef (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) para aumentar la progresividad", ha explicado el Ministerio de Hacienda en la presentación esta semana de la propuesta de Presupuestos Generales del Estado.

Ejemplos de la bajada de beneficios fiscales 

"Todo se basa en el informe de la Airef de julio que era muy negativo con el actual sistema de planes español, en el que incluso decía que se estaba dando  una regresividad", ya que se indicaba que beneficiaba más a las rentas más altas, explica Aquilué.  Coincide en que "va a afectar a las rentas medias-altas, que son las que tienen más capacidad de ahorro", pero es un producto muy extendido entre todo tipo de contribuyentes. El asesor fiscal pone unos ejemplos de cómo puede afectar en el caso de un contribuyente sin hijos que haga la declaración de la Renta individual:

1. Contribuyentes con 30.000 euros al año de ingresos brutos. Si aportan 4.000 euros al plan de pensiones pierden unos 610 euros con el cambio en la desgravación en la declaración de la renta. Con el tope de 8.000 la diferencia llega a 1.800 euros menos.

2. Con ingresos de 50.000 euros al año. El contribuyente verá reducida su desgravación fiscal entre 750 y 2.250 euros. 

3. De 70.000 euros de ingresos. La desgravación fiscal baja entre 890 y 2.670 euros con la reforma.

Esta pérdida de atractivo fiscal puede hacer que algunas personas se replanteen cómo invierten en su jubilación. "Parte del ahorro se va a ir a otros productos", cree Paula Satrústegui, socia y directora del área de Planificación financiera y patrimonial de Abante Asesores. Para quienes llegaban a ese límite "si su situación no ha cambiado, el que ahorra 8.000 euros los sigue ahorrando. Ahora meterá 2.000 euros en el plan de pensiones y 6.000 en otro tipo de productos", cree. Entre ellos estarían los fondos de inversión. Coincide en que la ventaja fiscal era mayor para las rentas más altas porque en el caso de las bajas "si no tengo ahorro, por mucho que me interese aportar no puedo", pero afirma que "también hay rentas medias que hacen un esfuerzo por este tipo de ahorro".

Hay que elegir un plan de pensiones no solo por la rebaja fiscal, sino porque sea fruto de una planificación de la jubilación

Desde Abante Asesores se aconseja no elegir un plan de pensiones solo por la rebaja fiscal, sino porque sea fruto de una planificación de la jubilación. Satrústegui señala que hay que saber "qué renta queremos tener en el futuro y cuál es nuestro perfil de riesgo".

Reconoce que  "la cara B de la moneda es que el día que rescato el plan de pensiones en la jubilación (u otra de las causas tasadas) tributa como una renta del trabajo", según los ingresos y más alta que la del ahorro. Algo de lo que los titulares se suelen acordar solo a la hora de recuperar el dinero. "Yo les recuerdo que cuando aportaban Hacienda les devolvía", explica.

En los casos en los que "fiscalmente sea eficiente" invertir en planes de pensiones, recomienda optar por este producto "porque en el largo plazo puede que la fiscalidad vuelva a mejorar". Para lo que queda de ejercicio aconseja intentar "aprovechar la aportación que podamos y luego ir viendo cómo va evolucionando".

Estos productos financieros han perdido rentabilidad estos últimos años, pero la gestora afirma que "como en todos, depende de qué tipo de fondo y cómo esté gestionado".

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos. 

Etiquetas
Comentarios