Despliega el menú
Economía

coronavirus

El testamento especial para epidemias vigente desde los tiempos del cólera

Las notarías están abiertas durante el estado de alarma, pero previa cita y solo para cuestiones de urgencia. Para hacer las últimas voluntades existe desde el siglo XIX un tipo de documento en el Código Civil para situaciones de pandemia como el coronavirus.

Los notarios y otros profesionales pueden asesorar sobre la mejor manera de hacer testamento.
Los notarios y otros profesionales pueden asesorar sobre la mejor manera de hacer testamento.
José Miguel Marco

Los abrumadores datos de afectados y muertos por la pandemia del covid-19 que en estos días inundan la información diaria recuerdan a otras épocas conocidas solo a través de la Historia y el cine. España sufrió una de las epidemias más mortales en el XIX, que golpeó especialmente Zaragoza. El cólera causó 28.000 muertos en 1865 en Aragón, 18.000 en la capital,  y en 1885 de nuevo la enfermedad castigó la ciudad con 13.000 víctimas. Con el precedente siglos antes que recoge el historiador de la Universidad de Zaragoza Francisco José Alfaro, autor del libro 'Zaragoza, 1564. El año de la peste'.

En este contexto se entiende que el vigente Código Civil, de 1889, se redactara incluyendo un tipo de testamento específico "en caso de epidemia". El artículo 701 recoge que en esta situación se puede otorgar un testamento especial, "sin intervención de Notario" y "ante tres testigos mayores de dieciséis años". "En el momento en que cese la epidemia, si en dos meses no se convierte en testamento normal pierde su eficacia", explica Dámaso Cruz, decano del Colegio Notarial de Aragón. Puede ser un documento escrito a mano. El notario destaca que un testamento es "el documento más personalísimo que una persona puede hacer".

Notarías abiertas

Las notarías permanecen abiertas estos días por su condición de servicio público de interés general, aunque la actividad reconoce que es "prácticamente inexistente". Además, trabajan "a puerta cerrada", apunta. En Aragón hay 106 notarías y unos 425 empleados, según los datos del Colegio. Solo se puede acudir si se ha solicitado cita previamente y esta solo se concede si se trata de un asunto realmente necesario. "Deben ser solo actuaciones urgentes" y aquellas que determine el Gobierno, explica.

No existe una lista cerrada de trabajos, pero advierte que "no debemos firmar nada que pueda servir como excusa para la prohibición de deambular", en relación a la situación de aislamiento decretada junto al estado de alarma, que previsiblemente se alargará hasta el 11 de abril. Entre las actuaciones de urgencia entraría la firma de líneas de financiación para empresas o supuestos como una compraventa de un piso con un contrato de arras previo, ya que el comprador perdería la señal entregada si no se registra ante notario en plazo.

En principio, los testamentos no se encuentran entre esas situaciones de urgencia como tampoco las firmas de herencias y donaciones "porque los plazos del pago del impuesto Sucesiones están interrumpidos", explica el notario oscense. Cualquier persona puede redactar a mano su propio testamento. "Puede hacer un testamento ológrafo, de su puño y letra, con el lugar, fecha y voluntad cierta de hacer testamento", detalla, sobre otro de los tipos que recoge el Código Civil. Se puede llevar cuando pase esta situación ante notario.

Testamentos en el hospital

Antes de decretarse el aislamiento de la población explica que autorizó una salida para hacer "un testamento de una persona con cáncer", porque le constaba la situación de urgencia. Y se han redactado testamentos al pie de una cama de hospital a afectados por coronavirus, que ahora no sería posible por haberse restringido los movimientos en el estado de alarma. En el caso de las personas sanas "en teoría deberían esperar a que pasara la situación".

Hacer un testamento ante notario cuesta unos 40 euros, IVA incluido. Resulta más caro redactar uno a mano y luego "adverarlo" ante notario porque requiere un perito calígrafo y la intervención de testigos. "Es más caro aunque no es raro. Todos tenemos varios a lo largo del año", afirma Cruz. Su coste puede rondar entre los 600-800 euros.

En Aragón el derecho foral regula también el testamento mancomunado, normalmente entre cónyuges. Lo pueden hacer dos aragoneses. Si lo redactan a mano "lo escribe solo uno y el otro tiene que dejar escrito al final que lo escrito por el otro es su testamento".

Qué se puede o no hacer durante el estado de alarma en el notario

En estos días, desde el colectivo de notarios también cuentan con un protocolo para tomar medidas de prevención frente al coronavirus, recogidas en una Instrucción de la dirección general de Seguridad Jurídica y Fe Pública, dependiente del Ministerio de Justicia, y emitida tras el decreto de estado de alarma.

1. No se puede acudir sin cita previa a la notaría. Para solicitarla habrá que contactar por teléfono o correo electrónico. Pueden localizarse todos en www.notariado.org.

2. El notario debe valorar si la actuación que se pide es urgente para poder citar en la oficina. Allí se seguirán las medidas de seguridad del gobierno para prevenir contagios por coronavirus. Así, la citada instrucción indica que "no se admitirá el acceso a la notaría a nadie distinto del propio interesado". Eso sí, se pueden llevar intérpretes y testigos.

3. El notario no puede salir de la oficina notarial y deberá completarse la actuación en el "tiempo imprescindible".

4. El cliente debe acudir con medios de protección a la cita en la notaría para garantizar la seguridad sanitaria.

5. En la notaría todo el personal adoptará las medidas de separación y alejamiento físico recomendadas por las autoridades.

En la instrucción está previsto también que se fijen turnos de trabajo y que el notario facilite a los empleados "un documento a modo salvoconducto que les permita justificar que acuden a su puesto de trabajo".

Última hora sobre el coronavirus.

Apúntante a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios