Despliega el menú
Economía

previsiones económicas

Aragón cerrará 2019 con un crecimiento de entre el 2,3% y el 2,5%, según el Colegio de Economistas de Aragón

La catedrática de Finanzas de la Universidad de Zaragoza y miembro de la Junta de Gobierno de la entidad, Natividad Blasco, anticipa que la desaceleración llegaría a finales de 2020 porque si "Europa se daña, ese daño repercutirá en nosotros, al ser una economía tan internacionalizada" 
 

Zaragoza
Imagen de archivo de una de las empresas en Aragón, Dana Zaragoza, que trabaja en el sector de la automoción
Aránzazu Navarro

Pese a la incertidumbre dominante tanto política como económica, la catedrática de Finanzas de la Universidad de Zaragoza y miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Economistas de Aragón, Natividad Blasco, mantiene que Aragón crecerá este año entre el 2,3% y el 2,5%, más que España, para la que se espera un crecimiento del 2%, y la desaceleración no le llegará, seguramente hasta finales de 2020 en función de lo que ocurra en Europa. "Si Europa se daña, nosotros también nos vamos a dañar porque tenemos una economía muy internacionalizada", ha avanzado. 

En la presentación del balance de las Encuestas de coyuntura realizadas en la última década, ya que el Colegio de Economistas de Aragón va a fusionarse con el Colegio de Titulados Mercantiles y la encuesta pasará a ser semestral, Natividad Blasco ha destacado que "siempre, ya durante la crisis hemos valorado la situación de la economía aragonesa mejor que la de España y peor que la de Europa" y esta tendencia sigue. "Aún en en el más pesimista de los escenarios, si el crecimiento fuera del 2,3% en Aragón continuaría siendo un crecimiento sostenible", ha indicado esta experta, que ha estado acompañada del decano en funciones del Colegio, Javier Nieto, por ahora único candidato a presidir la nueva institución colegial que saldrá de la fusión y que integrará entre 1.700 y 1.800 profesionales". El plazo para la presentación de las candidaturas termina hoy aunque será el 8 de noviembre cuando se produzcan las elecciones ya para la nueva estructura colegial que salga de la integración.

Al hacer repaso de estos diez años, Blasco ha constatado que "siempre hemos sido capaces de adelantarnos" a lo que iba ocurriendo en la economía y que ya en 2013 supieron ver el punto de inflexión de salida de la crisis, si bien no fue hasta 2015 cuando ya llegó la recuperación a España y Europa, y también al haber puesto el acento en el paro como principal problema de la economía en nuestro país, concindiendo con el barómetro del CIS, "¿Donde está entonces nuestro valor añadido?", ha reflexionado, y la respuesta, ha constatado, está en las recomendaciones del Colegio de Economistas. "Siempre hemos dicho que el mercado laboral español necesitaba más flexibilidad y que no había que derogar la reforma de 2012 y si bien, hay discrepancia entre los propios economistas entre si son más las ventajas o los inconvenientes después de tantos años, es muy difícil que haya ningún cambio radical" en este marco normativo, ha señalado.  Otra de las recomendaciones en la que siempre insistimos es en la necesidad de "adecuar la formación del capital humano al empleo" y de que no se produzca un endurecimiento del sistema impositivo para las empresas pese al elevado nivel de deuda y déficit que todavía tiene España. 

En otra de las recomendaciones que ha insistido el Colegio de Economistas durante siete de estos diez años es en que había que mejorar la intermediación financiera para que el crédito llegase más a las empresas y en la necesidad de clarificar las competencias entre el Estado y las Comunidades Autónomas para que no se produjesen duplicidades y pérdida de recursos. "La mayoría han sido atendidas, otras no como la subida del IVA", ha reconocido Natividad Blasco, aludiendo a que algunas preocupaciones como "la inadecuada dimensión de la empresa aragonesa, el déficit de infraestructuras y comunicaciones y el sentido de dependencia de algunos sectores en Aragón", siguen sin solucionarse. 

Respecto a la situación del mercado laboral aquejado de una elevada temporalidad y precariedad, Blasco ha indicado que "siempre hay margen de mejora" ya que es posible tomar medidas para corregir la rebaja salarial y el deterioro de la negociación colectiva, así como la falta de estabilidad en la contratación que ha propiciado la reforma laboral. En cuanto a otro de los consejos que siempre dan, y es adecuar el capital humano al empleo que va a venir, Blasco ha dicho que lo primero que tendrían que hacer los agentes implicados, empresas, universidades y gobiernos es reunirse y ponerse de acuerdo en lo que hay que hacer antes de que sea demasiado tarde

Etiquetas
Comentarios