Economía

automoción

La planta de PSA Zaragoza lleva ya fabricadas 264 unidades del nuevo Corsa y 54 son en versión eléctrica

Actualmente se hacen 11 coches al día, que serán 20 después del verano, y más de 1.050 diarios desde diciembre. Antes del lanzamiento, en octubre se harán aún un millar de preseries

El nuevo Corsa eléctrico que fabricará la planta zaragozana de PSA el próximo año
El nuevo Corsa eléctrico que fabricará la planta zaragozana de PSA el próximo año.

Con la primera fase del proyecto del nuevo Corsa superada. Así se va de vacaciones la factoría zaragozana de PSA, que no retomará la actividad hasta el 19 de agosto. Entonces se seguirán fabricando preseries, pero este julio se han evaluado los primeros vehículos –210 Corsas térmicos (gasolina y diésel) de un total de 818 preseries y 54 eléctricos de los 544 que restan– y se ha cumplido con los requisitos de calidad.

«La rapidez en la mejora continua y la resolución de los problemas era fundamental para pasar a la siguiente fase y conseguir producir vehículos vendibles», asegura Ignacio Lacuna, responsable del lanzamiento del nuevo Corsa. Así lo explica en el ‘Informa-T’ que la empresa repartió ayer entre los trabajadores, dos días antes del cese estival de actividad en la planta. La plantilla se marcha con la sexta generación del modelo en marcha. Ahora hacían unos 11 diarios y, a la vuelta del verano, producirán 20, con la intención de ir aumentando la velocidad para iniciar el lanzamiento en línea en octubre y que se pueda estar ya en diciembre superando los 1.050 diarios.

Fue en mayo cuando el presidente del grupo PSA, Carlos Tavares, vino a supervisar el proyecto en Opel Figueruelas pero no ha sido hasta el 19 de julio, hace una semana, cuando Dieter Metz, ingeniero jefe de Opel Vauxhall para el nuevo Corsa, ha revisado todos los parámetros de calidad de los vehículos fabricados y ha dado el visto bueno para poder pasar a una segunda fase. Un equipo de 150 personas, 112 españoles más franceses, alemanes y polacos, están liderando los preparativos de este lanzamiento, cuya diferencia frente a las anteriores generaciones del Corsa es que por primera vez integra la versión eléctrica del vehículo.

Aunque queda un millar de preseries todavía por hacer hasta el lanzamiento –608 de combustión tradicional y 500 del eléctrico– el comienzo, que es lo más duro, ya se ha evaluado con éxito, según reconoce la compañía en la información distribuida. «El lunes 13 de mayo es cuando se produjo el primer Corsa-e piloto y se hizo su primer casamiento de motor en línea durante horario productivo» y, más recientemente, el sábado 13 de julio, «se fabricaron seis coches eléctricos seguidos por primera vez», aunque para ello «han sido necesarios 54 Corsas-e de preseries para preparar las instalaciones y el personal».

Si bien hasta ahora Grupo PSA no ha cifrado el total de inversiones que ha acometido para ‘electrificar’ la factoría, una de las operaciones más costosas ha sido el cambio en el sistema del casamiento del chasis del motor. Es una nueva arquitectura la que ha habido que integrar en la planta y al ser multienergía –para que puedan pasar por la línea los vehículos de combustión tradicional y el Corsa eléctrico nuevo– ha supuesto una modificación importante. De hecho, antes de la parada de vacaciones, recoge el ‘Informa-T’, «se ha comprobado que el conveyor aéreo, que permite transportar los grandes conjuntos del vehículo, es capaz de gestionar un peso muy superior al de los vehículos térmicos». Algo que resulta fundamental, dado que el componente que más pesa en el coche eléctrico son las baterías.

El Corsa, que comenzará a ser fabricado en serie en la planta de Zaragoza este otoño, se comercializa ya en España desde los 16.300 euros el de combustión tradicional hasta los 29.900 del Corsa-e, que se ensamblará en 2020. 

Etiquetas
Comentarios