Despliega el menú
Motor

Coches

El Corsa eléctrico tendrá 330 km de autonomía y el 80% de su batería se cargará en 30 minutos

El coche, que se ensamblará en serie en Zaragoza desde 2020, tendrá varias opciones de carga

El Corsa eléctrico que se fabricará en serie en la planta de Figueruelas desde 2020, versión a baterías que saldrá unos meses después del nuevo modelo con motor de combustión –que se ensamblará desde este otoño en la factoría aragonesa–, tendrá una autonomía de 330 kilómetros (cifra provisional según el protocolo de emisiones WLTP). La batería de 50 kWh podrá cargarse de forma rápida hasta el 80% de su capacidad en 30 minutos. El coche estará preparado para todas las opciones de carga –cable, punto de carga de pared o carga de alta velocidad– y la batería estará cubierta por una garantía de ocho años.

Todos estos datos fueron facilitados ayer por la compañía alemana, integrada en el grupo francés PSA desde agosto de 2017, un día después de la filtración de las primeras imágenes de la sexta generación del Corsa, que se ensambla en la planta de Zaragoza desde 1982, año en el que inició su andadura y que será presentado de forma oficial en la sede central de Opel de Rüsselsheim (Alemania) la primera semana de junio. El sistema de pedidos de la nueva edición del utilitario se abrirá en unas semanas, empezando por la versión eléctrica y seguida después de las de diésel y gasolina.

"Opel ha elegido el modelo más popular de la marca para sacar definitivamente la movilidad eléctrica de su limitada parcela", proclamaron fuentes de la compañía tras recordar que del Corsa se han fabricado hasta ahora más de 13,6 millones de unidades, la inmensa mayoría de ellas en Figueruelas (el éxito del modelo obligó a la marca del rayo a adjudicar también producción a la planta alemana de Eisenach, si bien esta no producirá ya la sexta generación, ya que se centrará en el Grandland X).

El estado de la carga del primer Opel/Vauxhall 100% eléctrico podrá verificarse con la aplicación myOpel’, lo que permitirá, señalaron desde la marca, "optimizar en todo momento los tiempos de carga y los costes". Además, añadieron, el conductor estará en condiciones de adaptar la autonomía, ya que podrá elegir entre tres modos de conducción, Normal, Eco y Sport. "El modo Sport aumenta la capacidad de respuesta y la dinámica de conducción, con una pérdida moderada de autonomía; en el modo Eco, el Corsa-e se convierte en un corredor de fondo, con un aumento significativo de la autonomía que apenas afecta al confort", precisaron.

Entre otros datos técnicos del Corsa eléctrico, la marca apuntó que "gracias a la potencia de 136 CV (100 kW) y al par instantáneo máximo de 260 Nm, destacan la capacidad de respuesta, la agilidad y el comportamiento dinjámico". El coche necesitará 2,8 segundos para acelerar de 0 a 50 kilómetros por hora y 8,1 segundos para hacerlo de 0 a 100 km/h, «lo que le sitúa a la altura de los coches deportivos». La longitud del vehículo es de 4,06 metros, la línea del techo es tipo coupé, 48 mm más baja que la de sus predecesores y el conductor se sienta 28 mm más bajo. El puesto de conducción está completamente digitalizado.

Opel no ha informado cuál será el precio de este coche, aunque ya el director general de la planta de Figueruelas y máximo responsable del Clúster Ibérico de PSA, Juan Muñoz Codina, adelantó la semana pasada en Zaragoza que costará el doble que el de combustión interna. Es decir, que en principio su precio no bajará de los 30.000 euros.

Etiquetas
Comentarios