Despliega el menú
Economía

Antonio Cobo: “O nos adaptamos al nuevo mundo o vamos a desaparecer”

El director general de Opel España apela a la industria del automóvil y al Gobierno a hacer una transición ordenada hacia la movilidad del futuro que pasa por el coche eléctrico, limpio, conectado y autónomo.

El director general de Opel España, Antonio Cobo, en la apertura del VIII Encuentro internacional de Arex.
El director general de Opel España, Antonio Cobo, en la apertura del VIII Encuentro internacional de Arex.
Guillermo Mestre

Liberar las fábricas de rigideces, ser capaces de fabricar vehículos 100% eléctricos en 2020 y tener una flexibilidad total para poder producir los distintos modelos es lo que ha pedido Antonio Cobo, director general de Opel España, en la apertura del VIII Encuentro internacional de Arex que se celebra este miércoles y  jueves en el hotel Hiberus de Zaragoza. A su juicio, la industria de la automoción no ha dado todavía el salto a esa cuarta revolución digital, ya instalada ampliamente en otros sectores de la sociedad, y se corre el riesgo de que si no se hace, un tercero, en este caso China, el único fabricante de baterías eléctricas, junto con Corea, y dueño de las materias primas necesarias, tome el control de este negocio.

“¿Queremos que el coche del futuro se fabrique en Aragón, en España y en Europa”? Es la interpelación que ha lanzado ante un centenar de empresarios, muchos de ellos relacionados con la industria auxiliar. Y la respuesta que el mismo se ha dado es que “tendremos que adaptarnos”. Si algo “nos caracteriza”, ha precisado, “a los que nos dedicamos al mundo de los coches, es la velocidad y el cambio radical”. Pues eso, ha explicado, es lo que toca.

Eso sí, ha añadido Cobo, hay que hacerlo de manera ordenada y no con imposiciones, en referencia a la nueva normativa sobre el diésel y “peleándolo entre todos” porque “los fabricantes o compañías no pueden hacerlo solos sino que necesitan el apoyo de la Administración para dotar de infraestructuras eléctricas las ciudades“. ¿Quién va a pagar la factura de esa transición?”. Ahí está, ha dicho, una de las claves para conseguir que el cambio de modelo hacia un ecosistema de movilidad sostenible sea eficaz.

Respecto a las fábricas de coches, ha dicho, que mucho tienen que cambiar, que no se puede seguir anclado a la forma de producir de las plantas de los años 70 u 80 sino que hay que evolucionar hacia la inmediatez y la flexibilidad que se demanda porque si no, ha advertido, “podemos perder la partida”. En este sentido, ha recordado que hay cuatro plantas, tres de ellas se están levantando en el norte de África actualmente, que van a producir coches más baratos y competitivos.

Por otra parte, el directivo ha avanzado el "buen año" que representa 2008 para la planta de Opel en Zaragoza. "Está en mejor situación de la que ha estado en muchos años" y en este ejercicio volverá a volúmenes máximos, si bien será en 2019 cuando se alcancen esos récords de producción de los que se lleva hablando mucho en los tres o cuatro últimos años.

Por otra parte, confirmó que la planta ya ha contratado a 210 personas para cubrir el incremento de producción por la alta demanda del modelo Corsa, una cifra que ascenderá hasta las 250 contrataciones antes de que concluya 2018. Las nuevas incorporaciones serán para el turno de noche en la línea 2, la del Corsa, esta semana en fase de entrenamiento y ya a partir del 8 de octubre como fecha oficial. Cobo no descartó en una segunda fase, a partir de enero del año que viene, tener que contratar a más personal.

Antonio Cobo también ha adelantado que ya a principios de 2019 se comenzarán a ver por la fábrica los primeros prototipos del Corsa eléctrico, un modelo 100% sostenible que se empezará a fabricar en serie en el año 2020, lo que situará a Figueruelas como la primera planta de Opel en lanzar un coche totalmente eléctrico.

"Estamos reinventando la movilidad del futuro", ha asegurado Cobo, quien ha reclamado la colaboración de las administraciones aragonesa, española y europea para dotar a los ciudadanos de las electrolineras y las condiciones necesarias para el uso masivo de estos coches.

El compromiso de Opel-PSA pasa por conseguir que en el año 2020, el 50% de sus vehículos tengan una oferta híbrida o eléctrica, mientras que en el año 2025 todos sus modelos presenten esta alternativa.

Por último, Cobo se ha referido a la necesidad de conectar los corredores Cantábrico y Mediterráneo. "Sería esencial y estratégico para nosotros porque nuestra salida natural son los puertos de Valencia y Pajares pero por dificultades varias estamos utilizando otros puertos alternativos.

Ha elogiado también el máximo responsable de la fábrica de Opel Figueruelas que Zaragoza sea la ciudad que albergue los encuentros nacionales del sector aprovechando la iniciativa "Mobility City" que la Fundación Ibercaja ha puesto en marcha en el Pabellón Puente de la Expo.

 

Etiquetas
Comentarios