SD Huesca
Suscríbete por 1€

SD Huesca

Sandro deja la SD Huesca y marcha a Las Palmas

Las tres partes ya han hecho oficial un acuerdo que se terminó de perfilar durante el fin de semana y que manda al jugador azulgrana cedido a Las Palmas, que también se reserva una opción de compra.

Sandro trata de marcharse de Euse Monzó durante el entrenamiento del pasado viernes.
Sandro trata de marcharse de Euse Monzó durante el entrenamiento del pasado viernes.
SD Huesca

El final ha sido el que se esperaba y al que solo le faltaba poner fecha. La SD Huesca y la UD Las Palmas comunicaron este lunes la cesión hasta final de temporada de Sandro Ramírez al conjunto canario que además se reserva una opción de compra. El acuerdo entre las partes, después de que en los últimos días se hubiesen intensificado las conversaciones, se cerró durante el pasado fin de semana y de hecho el domingo ya era una realidad, aunque se prefirió dilatar en un día el anuncio.

El jugador, así, regresa al equipo en el que deseaba militar, al que considera su casa y en el que jugó hasta que en cadetes marchó al FC Barcelona, Las Palmas se hace con un refuerzo que consideraba importante y el Huesca logra liberar masa salarial para poder acometer los refuerzos que persigue antes de que cierre el mercado a finales de mes y que son necesarios como quedó patente en la derrota del domingo con el Cartagena (2-3). El primero de ellos ya ha llegado, el ariete José Ángel Carrillo, ex del Lugo.

Finalmente, las condiciones del acuerdo incluyen un primer pago al Huesca de 500.000 euros por el préstamo. La opción de compra, tasada en 350.000 euros, no es obligatoria, pero Las Palmas se ha comprometido con Sandro a hacerla efectiva y además deberá abonar un millón de euros más si logra el ascenso durante el tiempo que el atacante milite en sus filas. En caso de una venta posterior, los azulgranas, que han incluido una cláusula por la que no podrá ser alineado contra ellos, recibirían un 10% del traspaso.

Atrás queda un verano de tiras y aflojas entre las partes en el que en el seno del club azulgrana se ha hecho patente el malestar con el proceder de Sandro, que entrenó con sus compañeros con normalidad por última vez el 15 de julio y que se había mantenido al margen alegando unos problemas musculares. La situación, de hecho, se ha asemejado a la vivida hace un año y que tuvo una solución similar, la marcha del jugador a préstamo al Getafe, renovando, eso sí, primero hasta 2024.

En esa operación había participado el actual director deportivo del Huesca, Ángel Martín González, que entonces ejercía el cargo en el club madrileño. A su llegada a El Alcoraz confío en poder convencer al futbolista para que se quedase con la intención de que fuese una pieza angular de su proyecto. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Aunque el directivo, en sus comparecencias siguió manteniendo esa opción sobre la mesa, cada vez se fue haciendo más remota hasta el punto de declarar que casi no había contacto con el canario porque "duerme mal y le cuesta entrenar".

Lo cierto es que para entonces la mente de Sandro estaba puesta en Las Palmas desde tiempo atrás. Era una opción que ya manejaba durante la concentración que el Huesca llevo a cabo al inicio de la pretemporada en Benasque, en la que no obstante destacó sobre el césped.

Desde Las Palmas también han jugado sus bazas sabiendo que el tiempo corría a favor de la marcha de Sandro. Su propio presidente, Miguel Ángel Ramírez, afirmó hace dos semanas que su fichaje era complicado porque no podía "acceder" a las cantidades que se solicitaban desde El Alcoraz e incluso salió a la palestra el representante del futbolista para explicar que lo que él quería, más allá de una nueva cesión, era liberarse de cualquier ligazón con el Huesca.

Sandro, de 27 años, desembarcó en el club azulgrana en 2020 tras el segundo ascenso a Primera y después de que él hubiese quedado libre de su infructuoso paso por el Everton. A Inglaterra había llegado con la carta de presentación de haber sido una de las joyas de la cantera del Barça, en cuyo primer equipo militó, y con los 13 goles marcados con el Málaga como gran referencia. Después arrancó una sucesión de préstamos al Sevilla, la Real y el Valladolid. Con el Huesca logró seis dianas y fue importante en el tramo final de aquel curso, pero no evitó en descenso. Se negó a jugar en Segunda y esa seguía siendo su postura hasta que Las Palmas se cruzó en su camino.

EmilioRalla

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión